GOTY y FOTY 2015 de los redactores

El último día del año no podía faltar nuestra entrada anual de los mejores juegos y decepciones. Este año ha sido especialmente difícil pero aquí están los elegidos por cada uno de los redactores habituales.

goty-juego-del-año

Heko

GOTY:

Hace justo doce meses nos lamentábamos que en general había sido un año bastante decepcionante. 2014 tuvo un panorama un poco desolador, en cuanto a falta de títulos potentes que demostraran su valía, y el fiasco generalizado de los que se suponía iban a ser los juegos importantes. 2015, en cambio, se presumía interesante por la batería de grandes juegos que se vislumbraba en el horizonte, y la verdad es que el año ha cumplido con creces. En términos vinícolas, 2015 ha tenido una gran cosecha. Y eso que al gran triunfador del año, The Witcher 3, reconozco que (aún) no le he hincado el diente. Hay muchas posibilidades que pudiera ser mi opción de GOTY, pero por dicho motivo queda descartado. Hay menciones honorables; Fallout 4 es muy disfrutable, pero me decepciona tanta pérdida de su esencia rolera en esta entrega. Metal Gear Solid V me encantó a nivel de jugabilidad, pero es un producto inacabado y con demasiadas malas decisiones detrás. Arkham Knight también me gustó muchísimo, ports polémicos aparte. Y a nivel de indies hemos disfrutado de verdaderas joyas como Undertale, Ori and The Blind Forest, o Nuclear Throne, por mencionar sólo algunos. En un año de muy buenos juegos me ha costado tener que elegir, y prácticamente el método ha sido por descarte. Así que mi “Juego Del Año 2015” va a ser para uno concreto que he disfrutado, estoy disfrutando, y que, aunque tenga defectillos como comentamos en su análisis del podcast, no ha pinchado por decisiones extrañas de la compañía, o porque haya tenido polémicas que lo hayan lastrado. Además, es un señor juegazo que hace que nos frotemos los ojos al ver que una Wii U es capaz de mover semejante obra titánica. Mi voto es para Xenoblade Chronicles X. El imprescindible de la consola, y el nuevo y colosal referente del género. No sé explicar qué clase de pactos oscuros maneja Monolith Soft para crear estas obras de arte y exprimir las consolas de la manera que lo hace.

FOTY: 

El FOTY, la decepción del año, se lo suele llevar ese juego en el que las esperanzas depositadas en él son tan altas que luego cuesta horrores digerir la cruda realidad. Suelen ser aquellos juegos que, como se suele decir, mueren de “hype”. No es que sean malos -puede que algunos sí, sin atenuantes-, es que simplemente no han sabido, o no han podido, contentar a esa legión de fans que lo esperaban con ansia desbocada. The Order 1886 entraría en esa categoría, aunque debo decir que al igual que con The Witcher 3, no lo he jugado. Sin embargo, en este caso en dos tardes lo he podido ver entero por internet y entiendo la decepción de los usuarios de PS4, a pesar de la maravilla técnica y visual que es. Como juego sería otra historia… Pero centrándonos en lo que sí he jugado este año, me decepcionó mucho el segundo acto de Broken Age. Tim Schaffer y su equipo nos prometieron un regreso a las aventuras clásicas, y hay que reconocer que eso lo cumplieron. Aunque uno se pregunta si todo ese dinero que ganaron, en una de las campañas más exitosas de la historia de la plataforma Kickstarter, se empleó correctamente a la hora de finalizar correctamente esta aventura, simpática, pero bastante irregular en su segundo acto. El acto 1 fue bastante correcto, y auguraba un desenlace más interesante que el que nos ofrece este acto final. El acto 2 se demoró bastante más de lo previsto, narrativamente se desinfla a pasos agigantados, y los puzles son algo pesados y adolecen de falta de inspiración. No es mal juego… Pero dista mucho de lo esperado para un equipo del talento de la gente de Double Fine. Al menos en mi humilde opinión.

 

Oplatan

GOTY:

The Witcher 3 ha sido sin duda mi sorpresa del año y más teniendo en cuenta mi experiencia con las anteriores entregas, mentiría si no dijese que era un poco escéptico al tenerlo por primera vez en mis manos, pero tras haberle dedicado un par de horas acabé completamente enamorado de su mundo y conforme iba avanzando y explorando más me gustaba. CD Projeckt Red ha hecho un excelente trabajo manteniendo aquello que funcionaba como su excelente narrativa junto con la profundidad de sus personajes y mejorando aquellos aspectos en los que flojeaban más sus anteriores juegos como el combate, todo ello mezclado en uno de los mundos abiertos más impresionantes que he visto en los últimos años con una gran cantidad de zonas de exploración secretas e infinidad de misiones secundarias que se enlazan muy bien con la historia principal hacen que te entren más ganas de seguir jugándolo hasta acabarlo. En definitiva un mundo libre con una gran cantidad de opciones y formas de jugarlas que junto con la excelente narrativa que siempre ha caracterizado a la desarrolladora hacen que este juego se merezca el GOTY de 2015 a pesar de la fuerte competencia de este año.

FOTY:

2015 es sin duda el año de Star Wars, y no es de extrañar que las empresas quieran aprovechar para lanzar juegos temáticos y así sacar partido de todo este hype que se ha generado, pero por desgracia Battlefront para mí ha sido un jarro de agua fría más que una alegría a pesar de que los desarrolladores hayan podido plasmar el universo de Star Wars de forma tan espectacular. El hecho de que no tenga campaña ya le quita parte del atractivo al juego, pero es perdonable si en compensación nos hubieran brindado un modo multijugador con muchísimas opciones en las que invertir horas y horas al juego, pero por desgracia no ha sido así, han cometido el error de lanzarlo con una escasez de mapas alarmante, y el hecho de que el juego “completo” con pase de temporada llegue a costar 130€ hace más evidente que el juego ha sido pensado para aprovechar el tirón de la nueva película más que para ofrecer un buen juego a los fans, esto ha hecho que varias de las listas de juego sean injugables a las pocas semanas de su lanzamiento debido a la escasez de jugadores, algo muy triste ya que en compañía es bastante divertido, pero tras un rato jugando se hace muy repetitivo y el tener que pasar por caja para ampliar la experiencia de juego no me parece la mejor de las soluciones.

 

Razor

GOTY:

Ha sido un año difícil para decidir El mejor juego del año, no solo por el gran numero de opcionados (que a final no son tantos como creíamos el año pasado) sino por la calidad en los dos referentes del 2015: Pillars of Eternity y The Witcher 3. Ambos pertenecientes al genero de rol en los videojuegos pero con notorias diferencias. La calidad de ambos es superlativa pero al final solo podía quedar uno y quizá con una notoria diferencia a nivel de favoritismos, el juego de Obsidian se lleva el titulo con orgullo tras una exitosa campaña de Kickstarter.

Pillars of Eternity quizá no es el mejor RPG de estilo Old School salido de la fragua de kickstarter (personalmente Divinity Original Sin se lleva ese premio) pero es el estandarte que este 2015 el genero ha expuesto con orgullo y donde, por segundo año consecutivo, vemos un renacer de ideales, historias y mecanicas que parecían muertas o desaparecidas desde hace diez años, con esto quiero describir la naturaleza del juego de Obsidian. Pillars of Eternity no es un juego fácil, acostumbrarse a sus mecánicas sin conocer a los referentes históricos del genero puede ser un denso ejercicio de paciencia que está al nivel de unos pocos jugadores. Sin embargo, si se accede a él y se está dispuesto a jugar con sus reglas, estamos ante el juego mejor escrito y fundamentado del año. Una obra maestra que repite Obsidian y donde hace gala de su inequívoco talento a la hora de crear mundos con bases raciales y argumentales justificadas y ricas en contenido. El jugador rara vez se va a aburrir de la inmensa capacidad que tiene este RPG de sorprender y denotar valentía, valentía al momento de enganchar al jugador pese a ser lo suficientemente clásico como para espantar a los mas ajenos al genero. Claro, Pillars tiene sus falencias de diseño pero son menores si aceptamos que estamos ante una producción que pone mas énfasis en lo que quiere contar a como contarlo. Como añadido me encanta reconocer que Obsidian ha logrado poner en boca de todos un titulo de estas características en pleno 2015. Siendo uno de los mejor criticados del año,, el publico ha sabido entender que tras la difícil percepción que puede dar, Pillars es un juego con alma y corazón que se zafa de los inconvenientes para darle cien o mas horas de juego a aquel jugador que corresponda a su deseo de aventura.

Quizá con el tiempo valoraremos mas este titulo, incluso podría ir mas lejos y asegurar que es Pillars un clásico instantáneo, un nuevo referente dentro de su genero que bebe de Icewind dale en forma para dar una fresca y compleja (mas no complicada) trama épica y cargada de amor hacia su propia naturaleza. Pillars of Eternity es, bajo mi humilde criterio, el mejor juego del 2015 por méritos propios.

FOTY:

Tendría que hacer una aclaración dado que soy un jugador de PC y la mayoría de fallos se han concentrado en la plataforma, sin embargo creo que los acontecimientos sucedidos con Batman Arkham Knight mancharon y acabaron por enterrar el que podía ser un fuerte contendiente a la categoría de mejor juego del año en el compendio final de criticas y percepciones tanto de los medios como los jugadores.

Es inaudito, perezoso, descarado y poco ético todo el trato que Rocksteady y Warner Brothers dieron a la comunidad de PC. Un desastroso y horripilante modo de llevar un juego de plataformas a PC por medio de la tan precaria y casi abusiva sub contratación de terceros. Batman Arkham Knight a día de hoy sigue siendo injugable en muchos ordenadores, incluso tras meses y meses de parches el titulo sigue siendo un suplicio en optimización para equipos de gama media o alta y no solo eso, las funciones gráficas vienen limitadas a los designios de las precarias videoconsolas y en general es un desastre total, un horror esperpéntico que sintetiza años y años de abuso hacia el consumidor de PC que tiene que aguantar los designios desganados de una desarrolladora y eso en la plataforma de videojuegos que mas dinero produce al sector es indigno y rastrero.

Sin embargo, con la posibilidad de aplicar a un reembolso en Steam, una cantidad inmensa de jugadores pidió devolución del titulo en las primeras 48 horas y obligando a una distribuidora asustada y perdiendo dinero a retirar el juego de la plataforma y prometer una pronta solución, algo que nunca llegó y que con el ultimo parche en un vergonzoso comunicado de prensa daba pro hecho que el titulo seria injugable para muchos equipos de manera indefinida. La desarrolladora no había logrado (por alguna sospechosa razón) arreglar el titulo y no solo eso, Warner relanzó el juego en Steam con la promesa de haber solucionado los fallos en un lamentable intento por engañar a los jugadores. Afortunadamente la política de Steam sumada a un escarmiento popular hacia las partes involucradas en el desarrollo del titulo, obligó a Warner a permitir reembolsos de manera indefinida, es decir, incluso tras lograr terminar el titulo se puede aplicar al reembolso, eliminando de manera justa la limitación a dos horas.

Ciertamente me siento orgulloso de la comunidad de PC, ha respondido de manera excepcional y sin miramientos a una de las catástrofes mas horrendas que hemos tenido en cuanto a trato al consumidor pero es odioso y lamentable que un titulo con tantas posibilidades haya caído en el olvido por culpa de su desarrolladora y distribuidora que trató de correr un tupido velo tras lo sucedido y dejar claro que fue un desastre y merecidamente, el fracaso del año.

 

Juansas

GOTY:

La saga literaria del polaco Andrzej Sapkowski ha vuelto a tener un juego a su altura, con la adaptación parte de los también polacos, CD Projekt Red que denotan mimo y amor por su propia cultura, además, posiblemente la mejor compañía en cuidar al jugador. The Witcher 3 ha sido el boom del 2015, donde se ha innovado, ya no tanto en la vertiente RPG, sino en lo que es la narrativa dentro de un videojuego, apostando nuevamente por una temática de fantasía oscura y temas adultos llevado de forma natural. Posee un sandbox que realmente se ve orgánico, con un mapeado inmenso de cientos puntos de interés aportando cada uno parte de historia.
Para remate, una expansión, Hearts of Stone, como las de antes, con al menos 10 horas de juego de tanta calidad como si fuera un juego propio.
Es el tipo de juego que merece el precio que vale ya que sus cientos de horas son puro arte.

FOTY:

Electronics Arts son el mal, no hay duda, su política de sacar el máximo beneficio en sus producciones impide al equipo de desarrollo que sea lo más creativo posible. El ejemplo claro es esta nueva entrega de Battlefront desarrollada por DICE, que hace alarde de un apartado técnico brutal, pero el título está centrado exclusivamente en sus modos online, dejando de lado un modo campaña en condiciones, batallas espaciales y fases inspiradas en la nueva cinta ‘Star Wars: El Despertar de la Fuerza’. Jugar a este SW: Battlefront es un “podía haber sido más” y constantemente se ve que le falta algo, un algo como un sólido modo campaña de por ejemplo las tres películas de la trilogía original con cooperativo ¿chulo eh?.
Por todo esto se ha querido hacer una clara apuesta para conseguir dinero de forma rápida, haciendo un producto a mitad y encarado a público que juegue de forma online, cargándose una gran IP que podría haber contentado a todos los fans. La bajada de precio de casi la mitad estos días, es una clara bajada de pantalones.

 

Museboy

GOTY:
Compré Xenoblade Chronicles en Wii sin esperar demasiado de el, sin saber quién lo hacía, ni tampoco saber más que parecía un buen RPG para la consola, y que llegaba muy tapado por ser para dicha consola. El juego me alucinó por su mundo mega-abierto, posibilidades y sistema dinámico de batallas, así que, además de convertirse en uno de mis juegos favoritos, también me hicieron soñar con un título similar para una consola superior. Entonces se anunció Xenoblade Chronicles X en Wii U, y tras años de espera, por fin ha llegado y puedo decir, que, siendo distinto en desarrollo al título de Wii, el juego es asombroso, conservando detalles como el modo de combate, creando un mundo más amplio y vivo, y llevando las capacidades de Wii U al máximo, cosa que me hacen flipar, pese a tener en todo caso algunos defectos (como la densidad de opciones sin explicación de como y para que utilizarlos), no deja de ser mi mejor juego del año, habiendo jugado a unos cuantos. Como recomendación especial, quiero remarcar que este año ha sido un increíble en cuanto a títulos A++, y recomendaría The Witcher 3 a todo el mundo, porque es mi GOTY de reserva, menos duro que Xenoblade y más “para todos los gustos”.

 

FOTY:
The Order 1886 no es un mal juego si sabes a lo que te atienes, pero debo decir que yo esperaba algo muy superior a lo jugado. Compré Playstation 4 con este juego pensando que este título era técnicamente de nueva generación, desgraciadamente, a parte de eso y de sus bondadosas bandas negras, el título me pareció muy poco jugable, y las cinemáticas y escenas de transición lenta me llevaron a dejar el juego a medias. No es que sea un mal juego, es que esperaba mucho más del título y me da mucha lástima pensar en lo que podía haber sido y lo que fue, un juego en el que pegas tiros por cuatro pasillos distintos, observas largas cinemáticas y caminas a un lento paso durante escenas jugables aburridas.

 

Arashi

GOTY:

Lo he comentado en varias ocasiones pero lo diré una vez más: el brujo me ha conquistado. Y curiosamente no lo hizo en sus dos primeras partes, pero esta secuela es sin duda una obra maestra para los sentidos, sabiendo captar la atención del jugador con su narrativa desde el minuto uno hasta el final. El mundo abierto y la ambientación son una gozada, donde el simple paseo con nuestro corcel Sandinilla por los parajes se convierte es una experiencia alucinante. Por otro lado, están los numerosos pueblos, algo que me fijo especialmente en los RPG, y en The Witcher 3 han cumplido más que de sobras, y algunos tienen grandes sorpresas a nuestra llegada. La ciudad más fastuosa es Novigrado, con una gran cantidad de viviendas visitables que puede llegar a abrumar, igual que sus misiones principales, secundarias y eventos. Podría hablaros de los personajes, de la banda sonora y otras características que lo hacen el mejor juego del año, pero dejaré que lo descubráis vosotros.

Aprovecho estas líneas para nombrar otro RPG, este algo más clásico, que me ha fascinado en 2015 y merece una mención aquí: Pillars of Eternity.

FOTY: 

Decir que Bloodborne es una decepción puede acarrearte descalificaciones variadas, pero el último trabajo de From Software me ha parecido un juego que comienza bien pero a medida que avanza se vuelve tediosamente repetitivo y vacío. La influencia de Dark Souls es muy fuerte, y aunque tenga algunas innovaciones interesantes, es imposible no echar de menos Demon’s Souls y Dark Souls después de varias horas de juego. Por otro lado, los diversos problemas técnicos de lanzamiento y del online no ayudaron. El marketing ha hecho más por este juego que el propio estudio. Habrá que esperar a Dark Souls 3.

Cito rápidamente otra decepción: Sword Coast Legends.

 

El año que viene más y mejor.

¡Feliz año, viciados!

LeChuck

LeChuck

Desde las profundidades del Caribe vigilo los mares.
LeChuck

Latest posts by LeChuck (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas: