Análisis Guacamelee! 2

Después de las aventuras del Guacamelee! original y tras derrotar al malvado Calaca , Juan Aguacate vive feliz, retirado y venido a menos con su familia en su pueblo natal, Pueblucho. Juan se verá obligado a volver a vestir su máscara para viajar y salvar un universo paralelo donde su otro yo ha sido derrotado por Calaca, y Calaca a su vez, por el luchador Salvador, que en su deseo de poder es dominado por la oscuridad. Prepárate para volver a vestir tu máscara de luchador en Guacamelee! 2 ¡Y salva el Mexiverso!

Guacamelee! 2, como el juego original, es un juego al más puro estilo Metroid, una aventura de scroll lateral donde, según avanzamos, conseguiremos poderes especiales que nos abrirán nuevos caminos y obligarán a explorar al máximo el mapeado. A diferencia de los Metroid, nuestro protagonista Juan Aguacate es luchador y lo resuelve todo, básicamente, a golpes cuerpo a cuerpo, por tanto deja los lúgubres planetas que explora Samus a un lado para basar su universo en una colorida México, la cual ve reflejada su idiosincrasia con un apartado artístico único.

Estamos ante una entrega continuista respecto al juego original, el cual es a mi parecer uno de los mejores juegos del año 2013, año de su salida. Al estar en un universo paralelo, tenemos un mapa totalmente nuevo, dividido nuevamente en zona viva y zona muerta, con distintos niveles interconectados a explorar y nuevos pueblos, donde con más tranquilidad podemos encontrar gente con la que charlar y resolver algunas misiones secundarias.

Otras novedades respecto al original son detalles como el modo cooperativo local, también añadido en la edición “Super Turbo Championship Edition” de Guacamelee!, que nos permite repartir leñazos con hasta cuatro jugadores haciendo más apasionada la aventura que nos espera. Además, en Guacamelee! 2 encontramos algunos nuevos golpes y un mayor protagonismo de la transformación en pollo que dará delirantes escenas (sobretodo cuando uno coge una pluma).

Aunque Guacamalee! 2 sigue gozando de mucha originalidad y desparpajo, si es verdad que la fórmula es muy parecida a la primera parte. Para mí esto ha sido todo un gozo, pero entiendo que no gustará a todo el mundo, ya que donde veíamos apartados muy originales en el artístico y sonoro, ahora son más de lo mismo, aunque el humor, los homenajes y los chascarrillos siguen ahí para hacernos disfrutar al máximo.

El apartado técnico de Guacamelee! 2 es impecable. El arte es excepcional, la definición de personajes y escenarios perfecta y todo destila un carisma fuera de duda. Por supuesto, el juego se mueve perfectamente sin atisbo de ralentización alguna. Por otro lado, la banda sonora de la primera parte es de las que uno escucha en cualquier momento por su calidad, y en esta segunda parte quizás no impacta tanto, aunque mantienen un nivel notable y algunas melodías se engancharán a nuestro mente.

Pese a la saturación de “metroidvanias” en estos últimos tiempos, Guacamelee! 2 sigue dejando huella gracias a las bases de su primera parte, donde Drinkbox Studios se coronó con un título impactante, original y divertido. Esta segunda parte se me ha hecho quizás más fácil, sobretodo la parte final (eso sí, jugando en modo normal), aunque siempre quedan misiones secundarias que hacer realmente desafiantes y algunos misterios para seguir explorando zonas ya recorridas. El modo cooperativo siempre es un gran añadido para enseñar a tus amigos el carisma de Guacamelee! y disfrutarlo con alguien le da puntos de diversión a un juego de por sí magnífico.

Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora intento transmitir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. También amo la tecnología. Seguidme en Twitter y sabréis de qué hablo.
Sígueme en

Entradas relacionadas: