25 años de Game boy

25_años_de_gameboy

Un poco de historia

Game Boy es considerada como la primera consola portátil de la historia, después de las Game & Watch, también de Nintendo, las cuáles solamente portaban un juego en su interior. Ayunpei-yokoi partir de la salida de Game Boy ese 21 de Abril de 1989 la forma de ver los videojuegos fuera de una televisión cambió. Fue el gran Gumpei Yokoi el encargado de diseñar tan gran consola con el beneplácito de Hiroshi Yamauchi, y Game Boy creció gracias a un sólido catálogo que creció y perduró durante 11 años, pese a tener cierta competencia con Game Gear y otras portátiles más minoritarias. Nintendo tenía el monopolio portátil, consiguiendo salvar los números de Nintendo año tras año respecto a sus hermanas en sobremesa. Esa supremacía la sigue sosteniendo en gran medida gracias al sello de calidad que inició con Game Boy, y continuó con Game Boy Pocket, una versión con un diseño más pequeño pero conservando las mejores características de la consola, Game Boy Color, retrocompatible con todo el catálogo de Game Boy y aportando por primera vez color a una portátil de Nintendo, y terminando con Game Boy Advance/SP, dotada con una mayor potencia.

Como sabéis, después de todo eso Nintendo aparcó en 2004 la marca Game Boy para crear Nintendo DS, primeramente como un experimento que, a ojos de Nintendo “Iba a funcionar en paralelo con la marca Game Boy”, curándose un poco en salud si no lograban del producto un éxito. Nintendo DS logró un éxito sin precedentes y la marca Game Boy quedó enterrada en nuestra memoria ¿Quién sabe si algún día volverá?

Mi experiencia con Game Boy

En 1994, más o menos, fue cuando mirando la revista de artículos de segunda mano “Primeramà” me encontré con una Game boy con Kirby Dreamland, The Legend of Zelda: Link’s Awakening y Wario Land por 11.000 pesetas. Nunca olvidaré los días que le martilleé a mi padre para que la comprase. Como cualquier niño repelente, y aunque no considero que haya sido un niño caprichoso, esa vez lo hice, viendo que mi hermana mayor le había funcionado siempre. Mi padre me compró esa Game boy, seguramente la portátil a la que más he jugado nunca. Y es esa Game boy la que cumple hoy 25 años desde su salida en Japón.

Llevamos haciendo homenajes de máquinas con 25 años de todo tipo, y por fin una que tuve, disfruté, y sobretodo, recuerdo bien! Game boy fue la primera que me hizo disfrutar del videojuego sin tener que depender de una televisión, cosa que no olvidaré jamás. Podían mis padres estar viendo la tele y yo tirado en el sofá pegándole horas a la consola hasta apurar las pilas.

Kirby Dreamland, por lo facilón, fue el primer juego que pasé. Después llegó Wario Land, que te hacía explorar como nunca sus escenarios para encontrar secretos y las joyas, para hacer el mejor final, donde según el dinero que hubieses recaudado te daban una pocilga, una casita o una mansión. Además, era “Super Mario Land 3”, por primera vez un “Super Mario” no tenía de protagonista a Mario, sino a su desconocido hasta entonces, antagonista Wario. Una jugabilidad muy diferente para un juego genial. The Legend of Zelda: Link’s Awakening fue el que más tiempo me duró, pues se hacía más difícil por el idioma, además de ser largo y tener unas geniales mazmorras, grandes puzzles y sorprendentes compañeros de viaje.

Claro está, no fueron los únicos juegos que tuve o jugué. En Gameboy nació la moda “Tetris”, el “Super vicio masivo” antes que Angry Birds, Candy Crush o Flappy bird. Un juego que le gustaba a todo el mundo, más o menos, pero a todo el mundo le enganchaba un buen rato hasta dominar la habilidad de alinear constantemente los bloques que nos caían. También, claro está, fueron llegando sagas y juegazos de consolas mayores. Los Super Mario Land, mágico sobretodo en su segunda parte, con una jugabilidad más lenta pero curiosa e igualmente divertida. También recuerdo tener en mis manos un multicartucho con un montón de juegos rarunos, en el que siempre encontrabas alguna joya. Hace poco me dijeron el nombre, por ejemplo, de uno donde eras un cerdo que iba subiendo un castillo rodeándolo, con un efecto 3D muy chulo, pero ahora no recuerdo el nombre.

Vinieron muchos juegos más, Gargoyle’s Quest, el primer Pokémon (El cuál ya jugó mi hermano pequeño porque le había vendido la consola por 1000 y pico pesetas ahorrando para comprarme algún juego en Nintendo 64), Turok (Desarrollado por los españoles Bit managers, un excelente juego del que se me ocurrió hasta dibujar sus mapeados en una libreta, en aquella época no había “Walkthroughs”), los Donkey Kong Land que exprimían la potencia de la consola hasta límites nunca pensados y muchos más, que espero que os encarguéis de recordar en los comentarios y en Twitter con el hashtag “recuerdosGameboy”.

También comenzó la moda de los accesorios, linterna (Gameboy no tenía pantalla retroiluminada, lo cual comportaba que si no había luz, no veías nada), fundas, lupas, la Gameboy Camera, la Gameboy Printer… un sinfín de artilugios megacuriosos que alargaron la leyenda de esta pequeña gran consola.

¿Qué grandes recuerdos tienes tu de Game boy? Iremos poniendo aquí vuestros mejores tweets del hashtag “recuerdosGameboy”. Úsalo para agradecer la diversión que nos brindó esta gran consola.


Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora, y desde 2011, intento transcribir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. Además de este mundillo también amo el de la tecnología, seguidme en Twitter y sabréis de que hablo.
Sígueme en

Latest posts by Museboy (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas: