Análisis Valiant Hearts: The Great War

La guerra, la guerra nunca cambia, como reza cierto videojuego, y Valiant Hearts: The Great War aterriza un mes antes del 100 aniversario de La Primera Guerra Mundial para recordar los horrores del conflicto. Este es el relato de 4 personajes ficticios que representan a todas aquellas personas que se vieron arrastradas a una guerra que no habían elegido.

valiant_hearts_the_great_war

Valiant Hearts está inspirado en las cartas escritas durante la Primera Guerra Mundial y tiene como protagonistas cuatro valientes que deben hacer frente al conflicto con la esperanza de sobrevivir y reunirse con sus seres queridos. El primer personaje que conocemos es Emile, un granjero de mediana edad que es llamado a filas y debe abandonar su tranquila vida junto a su hija y nieto. También tenemos a Freddie, que se apunta voluntariamente en la legión para vengarse de los alemanes por arrebatarle su felicidad. Un poco más adelante conoceremos a Karl, el yerno de Emile, que se ve arrastrado a la guerra en el bando alemán, y por último Anna, una valerosa joven que emprende un viaje para salvar a su padre de las garras alemanas. No obstante, también disfrutaremos de un fiel compañero canino llamado Walt, un dóberman que será de gran ayuda en el campo de batalla.

valiant_hearts_the_great_war_2

¿Y como demostrarán su valía nuestros protagonistas? Valiant Hearts es una aventura bidimensional, con una jugabilidad que recuerda bastante a “The Cave“. Los obstáculos que deberán superar los personajes vienen representados a modo de puzles. Con el control sobre uno o dos personajes, tendremos que utilizar lo que nos ofrece el entorno (interactuando con palancas, intercambiando objetos, etc) para seguir avanzando, pero no se trata solo de llegar al otro lado, por el camino también encontraremos víctimas del conflicto que necesitan nuestra ayuda, y enemigos que deberemos evitar con algo de sigilo. Una mezcla que funciona muy bien, mostrando una variada jugabilidad con algunos minijuegos al estilo de juego musical, o con fases en las que nos tocará huir en un vehículo y esquivar todo los que se nos venga encima.

valiant_hearts_the_great_war_personajes

A lo largo del juego, iremos desbloqueando cartas con una fuerte carga emotiva del grupo y sus familias, donde irán narrando sucesos destacados de sus vidas y de la contienda de forma cronológica. Durante los 4 años que dura la Primera Guerra Mundial, recorreremos escenarios significativos del conflicto y desbloquearemos contenido histórico adicional que quedará recogido en el menú “Hechos históricos“, donde a través de fotografías impactantes e información en colaboración con Mission Centenaire 14-18 y Apocalypse World War I, nos situará de forma magistral en la época. Para complementar esta lección de historia, tenemos los objetos coleccionables repartidos por el juego con información sobre su origen y utilización. Una gran fuente de información histórica esencial para entender hasta que punto la guerra fue devastadora.

valiant_hearts_the_great_war_4

Artísticamente Valiant Hearts es una delicia, estamos ante una novela gráfica hecha videojuego. En un primer momento uno imagina que el estilo cómic debería rebajar de crudeza de la historia, pero no es así y los sentimientos de esos personajes de diseño irregular, líneas gruesas y sin ojos traspasan la pantalla y te hacen ponerte en su pellejo a través de las situaciones en que se ven envueltos. Al apartado gráfico impecable se le une una banda sonora perfecta: marchas militares, solos de piano, y una selección de canciones del período en las escenas cruciales.

valiant_hearts_the_great_war_3

Jugar a Valiant Hearts fue como rememorar mis clases de Historia del Mundo Contemporáneo en bachillerato. Tengo que decir que nunca me había interesado la historia, es más, la aborrecía después de sufrirla en secundaria, pero en bachillerato tenía un profesor de historia apasionado que contagiaba su entusiasmo. Explicaba el desarrollo de los conflictos bélicos de forma amena, con curiosidades, videos y fotos de sus viajes por los países involucrados en la contienda, siempre con su particular sentido del humor. La forma de contar los hechos de Valiant Hearts me ha recordado por unas horas a mi época de estudiante.

Valiant Hearts demuestra que los juegos a parte de entretener también pueden enseñar, y este es sin duda el vivo ejemplo. Sería estupendo que los medios de comunicación dedicaran unos minutos a hablar de este título aprovechando el cercano 100 aniversario de la Primera Guerra Mundial y así demostrar a los incrédulos el arte del videojuego. Valiant Hearts es un juego muy humano que muestra de cerca los horrores de la guerra, pero sobre todo es una lección de historia para que recordemos lo que nunca se debe volver a repetir. Un imprescindible que no debes dejar pasar.

Arashi
Sígueme en

Arashi

Aparte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.
Arashi
Sígueme en

Latest posts by Arashi (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest7Email this to someone

Entradas relacionadas: