GOTY y FOTY 2020 de la redacción

El cataclismo ha marcado sin lugar a dudas el año 2020. Muchos juegos no han podido desembarcar por múltiples problemas relacionados con la pandemia pero, aún así, este año que hoy acaba nos ha dejado múltiples propuestas a destacar. Y otras que no tanto. Os presentamos nuestra gala de GOTY y FOTY en el podcast y ahora es el momento de hacerlo por escrito. Estos son los GOTYs y FOTYs de la redacción de La Fortaleza de LeChuck.

 

Arashi

GOTY

A diferencia de otros años, no he tenido ninguna duda con mi GOTY 2020, y ese es Demon’s Souls. Cada día se vuelve más difícil encontrar juegos que hagan despertar dentro de mí sensaciones nuevas, retos increíbles y, en definitiva, una aventura que deje huella. Demon’s Souls fue mi hallazgo en PS3. Un juego con mecánicas experimentales que más tarde se afinarían en Dark Souls, pero en su imperfección estaba su grandeza. Una experiencia formidable por Boletaria a través de sus mazmorras infernales que me envolvieron en su atmósfera opresiva. Allí se encuentra uno de los mejores niveles y al que más cariño puso Miyazaki a la hora de construirlo, la Torre de Latria. Además, en sus oscuras estancias también se halla su jefe favorito – y uno de los míos-, original y divertido. El fantástico remake de Bluepoint no ha hecho más que transportar aquellas viejas sensaciones hasta la nueva generación.

FOTY

Cyberpunk. Las razones son obvias. Fechas poco realistas + explotación laboral= juego defectuoso. Esta es una prueba más que demuestra que cuando un desarrollo no es el adecuado los juegos se publican en condiciones técnicas lamentables. Hoy toca castigar a Cyberpunk con el fin de que en el futuro los directivos sean formados para gestionar desarrollos a gran escala. Y que no importe el cuándo, sino el cómo.

 

Museboy

GOTY

Ha llegado «el último», y no exento de polémica, Cyberpunk 2077 necesitaba más tiempo de cocina, sobretodo esos meses vitales de tests y arreglar pequeños bugs en las versiones mayores, y mucho más cariño en las versiones de PS5 y Xbox One base. La verdad es que es una lástima, sobretodo por esa gente que no lo ha podido disfrutar como debería, porque yo lo gozo y sigo gozando desde el lanzamiento como un enano (con sus pequeños y a veces alocados bugs que no me lastran la experiencia). Una ciudad mastódontica en vertical, una ambientación sin igual, personajes que sientes desde el primero minuto, una jugabilidad genial también como shooter, una historia cautivadora y el mejor doblaje al español de un videojuego de la historia junto a una sincronización labial excelente. Todo eso, en primera persona, te hace VIVIR en «Night City» con la máxima inmersión posible, y por eso las sensaciones y el disfrute no ha sido igualado en ningún otro juego de este año, sin duda es el juego que más he disfrutado en 2020, el «Perfect Dark» que no veo capaz de darme a «The Initiative».

FOTY

El nombre de «The Last of Us» tiene un gran peso para mí, ya que lo considero el mejor juego de PS3 y de Naughty Dog. Con The Last of Us Parte II tengo sensaciones encontradas, porque pude disfrutar a tope del videojuego, que no deja de ser alucinante en muchos aspectos. Sin embargo, me siento bastante «traicionado» respecto a mis expectativas hacia el título, y es que considero «maltratados» «nuestros» personajes de la primera parte en todos los aspectos. Me encanta el nuevo personaje, y sin ninguna duda estoy en su equipo, pero me habría gustado que me lo pusieran más difícil en este aspecto, que el juego fuera más corto pero más directo en su intención. La jugabilidad también me la esperaba más evolucionada, me gusta la parte abierta pero jamás se repite y me deja con ganas de más. El regusto al final es amargo, y por eso es mi «fail» personal del año, un gran juego al que personalmente le pedía más riesgo jugable que narrativo. Ahora solo me queda esperar el modo multijugador online, que seguro endulzará mis sensaciones generales.

 

Oplatan

Dada la situación actual no he podido jugar todos los lanzamientos que me hubiera gustado este año, y es posible que mi GOTY/FOTY hubiera cambiado visto la cantidad de juegazos que han salido este año, pero de lo que he podido probar me quedo sin ninguna duda con The Last of Us, para ambas categorías.

Motivos del FOTY: Las primeras sensaciones del juego son muy bonitas, te presentan una tendencia que promete ser muy interesante con mapas semiabiertos, misiones secundarias, localizaciones secretas, etc. Cosas que distan mucho del primer título, pero al final esas mecánicas se quedan en nada y acabamos en un juego lineal donde todo se traduce en cinemática seguida de 4 horas de matar decenas de enemigos constantemente, el sigilo se ha quedado un poco apartado al ser casi imposible pasar sin matar a nadie, los cambios de ritmo me han sacado muchas veces del ambiente y he tenido que dejar de jugar más de una vez debido lo pesado que se me hacía que todo estuviese tan lejos y lleno de enemigos repetitivos, en ese aspecto el juego me ha decepcionado bastante.

Motivos del GOTY: independientemente de las cosas que no han llegado a funcionar lo que sí que funciona lo hace muy, pero que muy bien. La narrativa es algo que me ha gustado mucho, sí que es cierto que no inventa nada nuevo, pero casi siempre me he quedado con ganas de saber más y seguir avanzando (salvo en los trechos excesivamente largos), otro punto a favor es la gran variedad de formas de completar ciertos escenarios, no solo por las herramientas del entorno si no por tu forma de jugar, el juego se adapta a tu estilo y eso es de agradecer.
Los personajes son el gran triunfador de la noche, la profundidad, sus motivaciones, las decisiones que toman… Son cosas que les dan una gran personalidad, y muchos a pesar de ser simples secundarios o figurantes tienen más chicha que muchos protagonistas de otros juegos, esto hace que puedas empatizar con ellos, elegir un bando y hacer que la narrativa sea más especial aún.

En definitiva me ha parecido un juego sobresaliente con unos cuantos fallos bastante importantes pero que hace muy bien lo suyo, no es que invente nada pero sabe cómo contar una historia, a pesar de toda la polémica (por motivos muy absurdos) es un grandísimo juego.

 

Ferretja

GOTY

El año 2020 será recordado por muchas razones, algunas de ellas tristemente obvias. En mi caso, sin embargo, también lo será por haber jugado a un título del que todos esperaban la excelencia y que, en mi humilde opinión, la ha alcanzado. The Last of Us Parte II no es perfecto, si es que eso es algo que pueda decirse de manera objetiva al hablar de un videojuego, pero es valiente, y eso, en un momento como el que vivimos, es mucho más importante. No le ha temblado el pulso a Naughty Dog a la hora de desarrollar la historia que ellos han elegido. Y no hay una manera más correcta de hacerlo, pues siempre deben ser los creadores quienes decidan qué es lo mejor para su obra. Han ignorado las expectativas del público y el legado de una primera parte que ya forma parte del Olimpo de los videojuegos y, simplemente, han contado la historia que querían contar.

The Last of Us Parte II ha conseguido generar más pasiones y debates que ningún otro título de este año, con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva. Sin embargo, existe un factor común entre los que lo han amado y los que se han sentido decepcionados: lo quieran o no, la historia de Ellie les acompañará durante mucho tiempo.

FOTY

Mucho tiempo ha transcurrido desde que un teaser protagonizado por las cuchillas que asomaban de los brazos de una chica arrodillada nos hiciera la boca agua. Cyberpunk 2077 ha sido, seguramente, el juego más esperado en cada uno de los años que siguieron a ese vídeo. Tenía todos los ingredientes para ser el juego del año indiscutible: una ambientación no demasiado novedosa pero cuidada hasta el más mínimo detalle, una historia adulta y repleta de decisiones que tomar y un apartado técnico que asombraba desde la primera imagen. Entonces llegó el lanzamiento y con él una pesadilla que estoy seguro que la gente de CD PROJEKT RED ya esperaba. El título más ambicioso del estudio polaco ha sido desarrollado para cinco plataformas diferentes. Solo en una de ellas el resultado se acerca a lo que podría imaginarse de un videojuego de tales características. Es triste que un producto en el que centenares de personas han volcado su talento y hasta su salud no pueda ser juzgado por lo que incluye, sino por lo que una mala planificación ha dejado en el tintero. Sé que, si somos pacientes, Cyberpunk 2077 llegará a ser lo que todos esperábamos. Solo el futuro decidirá si CD PROJEKT RED ha perdido su único tren o aún está a tiempo de enmendar sus errores.

Heko

GOTY

Este año ha sido muy complicado para todos, y por supuesto también para las compañías de videojuegos. 2020 que te vas: Tanta gloria lleves como descanso dejas. Aún con todo, retrasos y lanzamientos polémicos incluidos, ha sido un año muy fructífero, así que al menos algún aspecto positivo nos llevamos. Sobre todo en unos meses en los que por responsabilidad social hemos estado más encerrados que nunca. Menos mal que los videojuegos, entre otros medios de ocio, estaban ahí para hacer más llevadera esta situación global. La consecuencia, traducida a año jugable por mi parte, ha sido la de poder tener más tiempo que dedicar a las novedades, e incluso atreverme con juegos de larga duración. Uno de esos casos por mi parte se lleva el GOTY.

Mención especial a juegos excelentes como “Hades”, “Final Fantasy VII Remake”, “Ori and the Will of Wisps”, o incluso “Xenoblade Chronicles Definitive Edition”, y otros tantos que podéis escuchar en nuestro repaso al año del podcast Lechuckero… Pero pocos juegos me han removido tanto por dentro, y me han gustado tanto, a la vez que me han resultado insoportables en algunos tramos, como el espectacular, agobiante, y avasallador “The Last Of Us 2”.

Es difícil, por no decir poco frecuente, ver a un juego “triple A” de “presupuesto ilimitado” presentar esta valentía a la hora de correr riesgos, para contar una historia de una forma que era evidente que iba a polarizar a la comunidad. Muchos no han comulgado con su particular narrativa, ni con los personajes nuevos introducidos, o la evolución de los conocidos. De hecho, durante la propia historia, como jugador he tenido que aprender a soportar y convivir con los personajes de la obra, y una vez que evolucioné con la trama, no pude sino rendirme ante lo que me estaba proponiendo el juego. Y sacarme el sombrero ante ello. Este juego había conseguido que yo, como persona a los mandos, cambiara de pensamiento sobre cosas que creía preconcebidas, y todo gracias a variar y colocar el foco del punto de vista en otro lado, algo que quizás (sólo quizás), deberíamos extrapolar a nuestras vidas cotidianas. Pero no solamente The Last Of Us 2 es un GOTY por ser valiente y arriesgar, que al fin y al cabo, estas interpretaciones son totalmente subjetivas. Técnicamente es un juego que parece de una futura generación, y me resulta divertido, tanto en sus tramos de sigilo y superviviencia, como en sus momentos de tiroteos toscos, sucios y desagradables. Naughty Dog nos ha entregado una obra que navega entre la ira, la rabia, la redención, y la incomodidad absoluta. Además, y no es algo menor: Las mejores tertulias y debates sobre videojuegos este año las he tenido hablando sobre este juego. Estamos ante una de las historias, no del año, sino de la década. Como lo fue su precuela.

FOTY

No quiero hacer demasiada sangre, así que yendo al grano, y siendo coherente con lo comentado en el podcast, por mi parte la decepción la otorgo ex aequo: ”Cyberpunk 2020*” por un lado, con el asterisco de “*si tienes una consola de la anterior generación”. Esto es importante, porque jugando el título de CD Projekt mínimo en un PC de media gama (como en mi caso), o una PS5/ Series X, el rendimiento no es tan doloroso. Pero en una PS4/One está roto… Tanto es así que se ha tenido que retirar en estas consolas de la venta, lo cual es un hecho muy desafortunado para una compañía que ya tenía casi imposible soportar el peso del hype de casi diez años de desarrollo ante un público cada vez más exigente, y por qué no decirlo, caprichoso. Aunque no por ello se puede excusar este lanzamiento de un juego que está a medio cocinar, que es un festival de bugs y roturas, y que encima es injugable en algunas de las plataformas de lanzamiento. No cabe duda que de aquí a unos meses será un juego increíble y recomendable (de hecho, yo lo estoy disfrutando muchísimo), pero entre el polémico estreno, y el conocido crunch infernal que se conoce, reina en el estudio, CD Projekt se ha de llevar un toque de atención, y un FOTY como una catedral.

“Premio” que comparte con “Crucible”, juego del que nadie se acuerda, y que considero realmente el gran castañazo de 2020. El caso de Crucible es especial, porque no fue creado por un estudio pequeño con recursos limitados, sino todo lo contrario: se trató de un juego del gigante Amazon, concretamente de su estudio “Amazon Game Studios”, cuyo objetivo era entrar en el segmento de los shooters competitivos al estilo de Overwatch, Valorant, o Team Fortress 2. Y sin embargo hay que hablar de él ya en pasado.

Crucible se lanzó el mes de mayo de 2020 en PC, sin que mucha gente se enterara de que el juego existía, pese a ser free to play. El marketing fue casi nulo y ni siquiera se promocionó mediante Twitch, la plataforma de streaming de la propia Amazon, lo que trajo como consecuencia que a los dos días de su estreno, menos de 5,000 personas lo estuvieran jugando en Steam. El frío recibimiento que tuvo Crucible hizo que Amazon recogiera cable, y pasara el juego de nuevo a modo de beta cerrada, en la que no aceptaron nuevos jugadores, así que sólo podían ingresar los que ya tenían el juego desde su lanzamiento. Tras un par de meses, se anunció que el juego sería descontinuado: el estudio ya no trabajaría en más actualizaciones o mejoras, y los servidores fueron desconectados el mes de noviembre, tan sólo seis meses después de su estreno. Un caso extraño y decepcionante, que habrá costado pérdidas millonarias, y del que sin embargo nadie parece recordar que este título existió. Por cierto, como juego hay que decir que no era nada del otro jueves, y recordaba jugablemente a un cruce descafeinado entre Mass Effect Andromeda y Apex Legends, y probablemente lo hubiera tenido muy complicado para ser el “Nuevo Overwatch”.

 

Musekaji

GOTY

Ya sabéis que no poseo ni tengo planeado ni lo mas mínimo tener una PS4 al menos en un futuro cercano, con mi Xbox One X y mi recién renovado PC, con el servicio Game Pass Ultimate y su renovación continua de catálogo tengo cubiertas de sobras todas mis necesidades “videojueguiles”. Dicho esto sobra decir que no he jugado a TLOU2 y ni falta que me hace para decir que ha sido el mejor juego de este año.

Quien tenga ojos no puede poner en duda el magnífico apartado gráfico en general, diseño de personajes y de escenarios con mención especial a las animaciones faciales de los personajes protagonistas transmitiendo con total credibilidad sus emociones haciéndolas nuestras con su interpretación.

Habría que tener horchata corriendo por las venas para no emocionarse con la historia de este TLOU2, una historia valiente como pocas tanto en las decisiones de guión como en su planteamiento, sin ánimo de hacer spoilers ese giro de tuerca a mitad de juego me parece un movimiento maestro digno de alabar. La manera de mostrarnos la historia, motivaciones y miedos de Abby me parece una genialidad y sobretodo muy valiente, ni que decir que la interpretación de Laura Bailey tiene gran culpa de ello.

Por lo anteriormente mencionado y por cosas que me dejo como la soberbia música de de Gustavo Santaolalla (gracias Eddie Vedder por dejar que Joel versionara Future Days ^^) The Last of Us 2 es lo mejor que ha salido este año.

FOTY

La verdad es que me duele muchísimo decir que el juego de CD Projekt es el mayor fail en videojuegos de este 2020 porque lo estoy disfrutando como un enano con su historia, estoy enganchadísimo. Pero es que después de todos estos años de desarrollo, de ponernos el hype más allá de las nubes, de los retrasos prometiéndonos que estaban puliendo los múltiples fallos que un juego de esta magnitud tiene que tener, después del crunch al que estuvo y desgraciadamente aún sigue estando el equipo de desarrollo el estudio polaco nos sacó un producto con una ingente cantidad de fallos a nivel técnico e incluso haciendo algunas versiones como las de las consolas más antiguas de Xbox y PS4 directamente injugables.

No contentos con ello poco a poco se va demostrando que CD Projekt ha ido engañando de forma deliberada desde analistas de juegos, retrasando hasta el día anterior al lanzamiento la llegada de copias para su análisis como hasta a sus propios accionistas ocultándoles el estado real de desarrollo del producto. Este es un comportamiento que no esperábamos de una compañía como la responsable The Witcher 3.

Por ello y aunque no lo dejaré de recomendar para PC y consolas como la PS5, Series X|S y Xbox One X por su excelsa historia lo veo como el merecido ganador del Fail Of The Year.

***

Y hasta aquí la edición anual de nuestros premios. Solo resta desearos un FELIZ AÑO 2021. Qué os traiga mucha salud y buen vicio.

Sígueme en
Últimas entradas de Museboy (ver todo)

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora intento transmitir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. También busco ofertas de videojuegos. Seguidme en Twitter y sabréis de qué hablo.

También te podría gustar...