Impresiones Battlefield V Firestorm

Cuando DICE anunció que Battlefield también tendría su Battle Royale muchos pensaron que podía no encajar este modo de juego en una jugabilidad como la de Battlefield. Tuvimos que esperar bastante para probarlo con nuestras propias manos, ya que ha sido cinco meses después del lanzamiento de Battlefield V, cuando por fin recibimos la actualización gratuita con este esperado modo que intenta integrar la identidad de Battlefield con el género de moda, y vaya que si lo consigue.

Las principales novedades respecto a otros juegos del género es la inclusión de todo tipo de vehículos, con especial atención a los pesados, algo primordial si quería seguir siendo un Battlefield. Tenemos varios tipos, motocicletas, coches clásicos sin equipación armamentística, helicópteros de lo más útiles y hasta tanques totalmente equipados, evidentemente unos más difíciles que otros de conseguir.

Precisamente los tanques, al ser los más destructivos, también son los más difíciles de conseguir, en cierto modo. Están localizados en varios puntos importantes del mapa, normalmente en las montañas, bajo un búnker al que no será tan fácil acceder. Para alcanzarlos, tendremos que abrir unos portones (Al menos el 60% de cada uno de ellos) girando una manivela durante unos segundos, lo que hará sonar una estruendosa sirena que alertará a los jugadores de los alrededores.  La recompensa es sustancial, si sobrevives a los ataques, aunque como en Battlefield todo es equilibrio, los lanzacohetes no son difíciles de encontrar, y con tres cañonazos todo tu trabajo se puede ir al garete.

Otra de las cosas que puedo destacar tras unas horas de juego es el círculo, representado como un gran incendio en Battlefield V Firestorm. La «Tormenta de fuego» se convierte de forma instantánea en el círculo más mortífero de cualquier Battle Royale, pues si te quedas fuera morirás calcinado a los pocos segundos, solo vale estar dentro y no hay jugarretas de «aguantar» fuera del círculo a base de curarse para sorprender al adversario.

Tenemos más diferenciaciones con la mayoría de Battle Royale, como por ejemplo la cámara en primera persona, otro aspecto abanderado de Battlefield desde siempre y que pocos juegos de este género permiten (menos PUBG que sí lo tiene).

Con todos estos ingredientes aún tenemos más que contar, pues han integrado la conquista de bases clásica de una forma peculiar. Para conseguir «loot» de alto nivel, podremos aterrizar en puntos clave del mapa, o localizar y conquistar cargamentos que aterrizarán y se señalarán como «Alfa, Bravo y Charlie, A, B y C. Nos saldrán en el mapa cuando hagan aparición y también los veremos en el horizonte gracias a un pequeño zeppelín que marca el punto exacto. Los suculentos contenedores se abrirán si logras conquistar y mantener su posición durante unos minutos. Una vez más, un «punto caliente» donde habrá disputas de territorio y una rápida caída de jugadores en la partida, quedando lejos de los 64 que entran en el juego.

La jugabilidad no es un gran descubrimiento, y aparte de no poder hacer «respawn» se siente puramente Battlefield V con un mapeado enorme (diría que el más grande que se ha visto en un Battle Royale así a ojo). Recogemos armas de varios niveles y su uso es el habitual, algo más liosa es la munición, ya que también cuenta con mucha variedad (prácticamente para cada arma distinta), aunque suele aparecer cerca del arma como en cualquier «Battle Royale». Estas se encuentran normalmente en casetas o edificios, aunque también hay distintos puntos sin techo que te ofrecen «loot». Una vez más, y como en todo juego del género, será vital prepararse al máximo para la batalla, pues eso sumará puntos para cuando los enfrentamientos se sucedan.

Lo más difícil de resolver en estos juegos con tantas armas y diferentes municiones es el control, pues aglutinar el uso de todos ellos suele ser complejo en un mando «limitado» en botones. A mi modo de ver, Battlefield V lo resuelve bien hasta cierto punto, pues se me hace bastante complejo cuando quieres soltar munición de un arma que ya no tienes, para coger la de otra arma que sí tienes. Estaría bien que el juego te permitiera coger la munición de las armas que posees actualmente, y descartara automáticamente la de armas anteriores, porque metidos en tiroteos puede ser motivo de terminar mal la partida y pillar un buen cabreo. Apex Legends sigue siendo el que mejor resuelve esto con un mando en las manos, a mi parecer, aunque tampoco es tan complejo y tiene tal número de armas y posibilidades como Battlefield V. Aún así, el modo Battle Royale no desentona en Battlefield V, así que si te gusta el juego, «Firestorm» puede ser una buena forma de disfrutarlo, un nuevo modo que alargará más la vida del título.

Firestorm es una actualización gratuita para Battlefield V, para jugarlo, puedes comprar Battlefield V barato aquí.

Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora intento transmitir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. También busco ofertas de videojuegos. Seguidme en Twitter y sabréis de qué hablo.
Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora intento transmitir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. También busco ofertas de videojuegos. Seguidme en Twitter y sabréis de qué hablo.

También te podría gustar...