Videojuegos musicales: ¿vivos o muertos?

A falta de que se celebre la semana que viene el E3 me voy a aventurar a decir, sin temor a equivocarme, que el género musical en las consolas está prácticamente muerto. Me estoy refiriendo a esos juegos que se vendían con aquellos instrumentos de plástico que ahora no sabes donde dejar o que andan muriéndose lentamente en el trastero hasta que alguien decida tirarlos (tu madre o tu mujer/novia en mucho de los casos).

Guitar Hero y Rock Band eran los juegos que lideraban el mercado, nadie les podía toser. Incluso se permitían la compra de licencias tan jugosas como la de Metallica y The Beatles para lucir tracklist frente a su competidor. Ahora se están dando un merecido descanso, aunque como veremos un poco más adelante aún hay alguna propuesta que intenta sobrevivir.
El primero en aparecer fue la saga Guitar Freaks de Konami, la cual nos introducía en el mundo de los emocionantes instrumentos de juguete. El juego consiste en acertar en el momento justo en la pieza de color que se iban acercando en pantalla pulsando el correspondiente botón de nuestra guitarra y haciendo el efecto de rasgado que se realizaba con un especie de palanca donde tenía que estar nuestra púa si fuera de verdad. Con esto parecía que tocabas una guitarra. Guitar Freaks apareció en la primera PlayStation y en lo salones recreativos, aquellos que brillan por su ausencia en España.
La fórmula que propuso fue mejorada por Harmonix y su Guitar Hero, ofreciendo un experiencia similar cambiando el diseño del hud y mejorándolo gráficamente. Sus correspondientes continuaciones se basaban en repetirla una vez tras otra con las evidentes mejoras artísticas y nuevos tracklist.
El cambio surgió tras meterse Activision por medio, como no. Harmonix tuvo que abandonar la saga que ellos mismos crearon y se pusieron a crear una nueva IP. Aprovechando la ocasión, y al ver que todo iba a resultar exactamente lo mismo, tuvieron la genial idea de introducir grandes novedades: la inclusión de más instrumentos.
Así fue como nació Rock Band. La nueva obra de Harmonix propuso la creación en nuestro propio salón de un grupo musical de palo, o de plástico como prefiráis. Micrófono y batería fueron los nuevos instrumentos que se añadieron para completar una grata experiencia, aunque no para el vecino.
Pronto, Activision decidió copiar lo que tan bien funcionó a sus antiguos socios y lanzó su Guitar Hero con toda la parafernalia incluida. A partir de ahí, la guerra entre los dos se basaba en la mejora de los los cachos de plástico para ver quien los hacía más bonitos o con más opciones.
Variantes como Band Hero (que era lo mismo pero con canciones más cool) o DJ Hero (con mesa de mezclas para creer que pinchabas en Ibiza) hicieron que al final todo comenzara a saturarse hasta que terminó por reventar. Además había que tener en cuenta que el precio de tanto cachivache no ayudaba para nada, existe hasta un teclado en Rock Band 3. En Wii, por ejemplo, los periféricos de un juego o de otro no eran compatibles, una auténtica locura.
Ahora este género está tomando un pequeño descanso, sin embargo quiero destacar dos nuevos títulos que se resisten a morir. El primero de ellos es también de Harmonix y de la franquicia Rock Band. El segundo es algo bastante más especial. Vayamos por partes.
Rock Band Blitz es el próximo videojuego de Harmonix. Nos visitará este mismo año. El diseño que utilizará y la mecánica del juego es la misma de siempre, solo tiene una pequeña gran diferencia: no traerá ningún periférico. El título, que solo saldrá en formato descargable, se controlará directamente con el gamepad tradicional. Simplificando el juego en sobremanera, o quizá no, ya que con el controller podremos intercambiar de instrumentos en pantalla. La cuestión es que la fiebre de coleccionar juguetes ha menguado bastante y con ello el importe a desembolsar por acertar a cinco piezas de colores en una pantalla.
El otro título que quiero hacer referencia es justamente lo contrario a Blitz. Si en éste el control se simplifica a utilizar el mando de la consola, en Rocksmith de Ubisoft el controlador será una autentica guitarra de verdad, nada de juguetes de horteras en Eurovisión.
En Rocksmith todo se amplía hasta el punto de que necesitarás una guitarra eléctrica real para poder jugar a él, siendo lo más parecido a un simulador realizado hasta la fecha. Lo único que incluirá el videojuego será un cable USB para transformar la señal del instrumento de cuerdas de analógico a digital, pero nada más. Al menos, me parece (que alguien me corrija si no es así), que el juego no incluirá la guitarra, por lo que el precio andará ajustado. Eso sí, está dirigido a un sector muy exclusivo que en su casa tengan o quieran adquirir una.
Quizá estemos asistiendo a los últimos coletazos de este tipo de juego. Sinceramente ni Blitz ni Rocksmith los veo causando furor, uno lo veo poco agresivo, no le auguro muchas descargas, y al otro le veo ultra especializado, ¿quién tiene una guitarra de verdad para jugar? ¿quién se compraría una solo para echar unas partidas? ¿Creéis que resurgirán?
LeChuck

LeChuck

Desde las profundidades del Caribe vigilo los mares.
LeChuck
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Lo de Rocksmith me parece una buena idea, sobre todo para aprender a tocar, pero por el hecho de que se necesite una guitarra de verdad no le auguro buenas ventas, vaya pastizal se necesita.

    Que vuelvan los juegos musicales con mando, ¡Space Channel 5 Part 3 ya! xD

  • Una cosa que deberían de tener en cuenta es que los instrumentos valen una pasta… podrían ser válidos para todos los juegos… Yo tengo los del Rock band de Wii xD

  • Leo

    En una palabra: no. Vamos, que este género está más muerto que vivo. Moribundo. Estos últimos refritos de la misma idea lo demuestran… Aunque yo siguo jugando de cuando en cuando con el Guitar Zero y el StepMania. además, para una fiestuki multitudinaria en casa todavía valen para amenizar la velada entre el personal.

  • si algo nos han demostrado todas las modas , es que son ciclicas , y la de los videojuegos musicales ya murio a principios/mediados de esta generacion ( desde mi punto de vista) , estos nuevos juegos , pese al intento del segundo sobretodo , no conseguiran muchas ventas.
    Creo que algun dia llegaran a cocechar grndes ventas los juegos musicales , pero de momento estos no son sus dias , de