Análisis Broken Sword 5: la maldición de la serpiente. Lo que bien empieza mal acaba

¿Recordáis aquel Kickstarter de Charles Cecil a finales de 2013? El creador de Broken Sword quería devolver a la saga la buena reputación y desarrollar una quinta parte con ayuda de los fans. Prometía que Broken Sword 5 sería como Broken Sword 1 y Broken Sword 2: Buena historia, puzles divertidos y gráficos con aroma de antaño. Esos tres elementos hicieron que los aventureros se lanzaran a aportar su granito de arena y finalmente Revolution recaudó unos 700.000 dólares. La salida de Broken Sword 5: la maldición de la serpiente tenía asegurada su llegada a ordenadores y dispositivos móviles. Hoy, tras pasarme Broken Sword 5, he vuelto a esta entrada para dejar mi valoración final.

El 4 de diciembre del año pasado, se lanzó digitalmente la primera parte de Broken Sword 5: la maldición de la serpiente. Los aventureros teníamos nuestras esperanzas puestas en la vuelta del abogado cotilla Stobbart y la encantadora Nico, y muchas ganas de vivir una historia apasionante y visualmente como las de los 90, antes de que los polígonos gigantes irrumpieran y estropearan la experiencia.

Un nuevo misterio que resolver

La quinta parte de la saga comienza proyectando unos evangelios, y, a continuación, una introducción que nos sitúa en Cataluña, en el año 1937. En un masía familiar, unos tipos entran y asesinan a varios habitantes del lugar, llevándose consigo una extraña pintura. La acción salta al presente, donde vemos que esa pintura, llamada La Maledicció, está expuesta en una galería de París. Allí se reencuentran por casualidad Nico y George, los cuales han estado un tiempo sin verse. Mientras charlan amigablemente, un tipo armado irrumpe en la galería, asesina al dueño y roba el cuadro. Aquí comienza una nueva aventura para nuestra pareja, que intentará desentrañar el motivo del robo y descubrir el secreto que guarda la misteriosa pintura.
Volveremos a tomar el control sobre George y Nico, y así nos liberará de la carga de llevar solo al rubiales. Desenvolvernos con ambos personajes y colaborar para avanzar en la aventura es uno de los puntos fuertes que tiene Broken Sword 5. Otra de las cosas que vuelven son los personajes de siempre, por ejemplo, el despistado y torpe Moue ahí andará al servicio de la ley.
Una buena ración de puzles nos mantendrán entretenidos en Broken Sword 5. Por lo general bastante sencillos, y que se resolverán mediante el diálogo o con objetos de nuestro inventario. En algunas zonas no se nos dejará salir hasta que no demos con un objeto necesario para continuar. Pocos rompecabezas necesitarán de nuestro ingenio y agudeza visual, aún así hay varios que nos mantendrán concentrados. ¿Qué no hay manera? pues las pistas. Una constante en las aventuras de hoy en día es incluir las pistas dentro del juego, cada vez que pulsemos sobre el interrogante se nos dará una pequeña pista hasta finalmente obtener la solución. ¡Alejaos del interrogante, insensatos!

Gráficos al viejo estilo

Hablemos de gráficos, si algo no gustó de Broken Sword 3 y 4 fueron los gráficos poligonales en 3D, por lo que Revolution no querían volver a tropezar con la misma piedra y en Broken Sword 5 disfrutaremos de gráficos coloridos pintados a mano, y personajes CelShading que se funden estupendamente con los detallados fondos. No obstante, el mayor error y más evidente de Broken Sword 5 es la animación. Las animaciones son rígidas, toscas y repetitivas. Recuerdo un momento en el que Nico dialogaba unos segundos con un personaje, mientras tanto, George, a su lado, sacaba y guardaba su móvil sin cesar, parecía un muñeco con pilas. En general, los giros, gestos y movimientos son torpes y antinaturales. Además, en muchas ocasiones los personajes en un segundo plano parecen estatuas. Todos estos fallos deslucen el resultado final y hacen que no disfrutemos al 100% del juego.

La decadente segunda parte

¿Has leído todo eso de ahí arriba? Fue mi opinión de la primera parte allá por enero de este año. ¡Cuánta inocencia! Esperaba un juego redondo y tenía muchas ilusiones puestas en la segunda parte, imaginando que aún seria mejor, pero nada más lejos de la realidad. El retraso en el lanzamiento no auguraba nada bueno y la segunda mitad de Broken Sword 5 es un tren sin frenos que avanza hacia su perdición.

De verdad que la primera parte, sin ser una maravilla, me gustó bastante. El agradable reencuentro de George y Nico, poder llevar de nuevo a la señorita Collard, ver otra vez a viejos personajes y descubrir la verdad sobre La Maledicció, todo ello era esperanzador y apuntaba hacia la buena dirección, pero llegamos a la segunda parte y de repente todo toma otro rumbo.

El juego continúa justo donde acabó, pero al viajar a un nuevo destino, la historia comienza a volverse tediosa, con un montón de puzles absurdos que intentan subir de forma lamentable la dificultad. El acelerado transcurso de los hechos entierran el aura de misterio que rodea al cuadro, dejando al juego exento de la emoción inicial. Por otro lado, el coprotagonismo de Nico se ve reducido estrepitosamente y sus intervenciones se limitan a ayudante/mujer florero. Serán habituales frases como: “Nico, dame eso” o “Nico, entrenten por allá” Nuestra intrépida reportera pierde toda la autonomía y encanto.

broken_sword_5_parte2

Los iconos de la saga y otros personajes clásicos vuelven de forma forzada, como un intento a lo desesperado por meterse a los jugadores en el bolsillo echando mano de la nostalgia. Solo os digo que la maltrecha cabra sale en dos ocasiones, pero en ambas con más pena que gloria. Hablando de pena, los villanos con los que nos cruzamos cumplen de arriba a abajo con el arquetipo: individuo sediento de poder y con gorilas idiotas. Además, el malo de Broken Sword 5 es un visto y no visto, es decir, pocas intervenciones y sin ningún tipo de interés. No nos acordaremos ni de su nombre.

Tampoco ha ayudado a mi disfrute que decidiera activar el doblaje en español. En serio: ¿Quién puñetas eligió a ese señor para Stobbart? Esa voz tan grave y seria no pega con el carácter estúpido de George. Por suerte, la encantadora voz de Nico sigue siendo la misma, aunque no el personaje.

Broken Sword 5 tiene muchos problemas de guion que llegados a este punto se acentúan, ya lo decía en la conclusión del primer análisis: da la sensación que todo está hecho deprisa y corriendo, sin apenas momentos memorables. Mientras jugaba, le comenzaba al aventurero Andresín por el Line lo coñazo que me estaba resultando, y él, que acababa de finalizarlo, me lo corroboraba, indicando que lo más destacable es la belleza de las nuevas localizaciones. El precipitado desarrollo de los acontecimientos de la segunda parte de Broken Sword 5 es algo constante de principio a fin, y se agrava especialmente en la recta final, donde es prácticamente viajar a un nuevo lugar y acabar con el malo.

Conclusión

La verdad es que estoy decepcionada, y si he finalizado el juego ha sido por pura cabezonería. Mucha gente en su día me preguntó si recomendaba Broken Sword 5 y les dije que sí, ahora realmente no sé qué les diría. Probablemente, si eres fan acérrimo de la saga y de las aventuras gráficas, podrías intentarlo, sobre todo conociendo las ideales rebajas de Steam, pero no os engañéis, Broken Sword 5 es el intento fallido de ser aquella tercera parte de la saga con gráficos clásicos que todos queríamos ver.

Arashi
Sígueme en

Arashi

Aparte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.
Arashi
Sígueme en

Latest posts by Arashi (see all)

Share on Facebook9Tweet about this on TwitterShare on Google+1Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Enrique Perez

    Me ha gustado mas de lo que pensaba. Sera dura la espera hasta el siguiente

  • Alberto -Skyler –

    Esos errores cantan bastante en mi opinion, deseo que los corrigan para el 2.