Análisis Horizon Zero Dawn

Horizon Zero Dawn es una aventura de mundo abierto que mezcla en su ambientación elementos primitivos y tecnológicos. Los tráilers mostrados por las ferias tenían una pinta inmejorable, pero el resultado final es aún mejor. Vámonos de viaje con Aloy al maravilloso mundo de las máquinas.

Guerrilla Games es una compañía conocida por la saga Killzone, su “Halo killer”. Después de lanzar un porrón secuelas para este popular shooter de Playstation, el estudio abandonó el género para adentrarse en un ambicioso proyecto llamado Horizon Zero Dawn. En el E3 de 2015, la compañía mostró el primer y espectacular tráiler que captó la atención de los jugadores. En él, veíamos a una chica ataviada con ropajes primitivos narrar la historia de un mundo salvaje donde grandes bestias de metal dominan la tierra. Los siguientes vídeos no hicieron más que reforzar el hype y copar todas las listas de los más esperados de 2017.

El mundo de las máquinas

El mundo tal y como lo conocíamos ya no existe. Los restos de nuestra vieja civilización han quedado sepultados tras la espesa vegetación. Sin embargo, en esta nueva realidad que se asemeja a la de las tribus del pasado, las máquinas son el principal depredador de los humanos, quienes han aprendido a enfrentarse a ellas mediante rudimentarias armas. Aloy, una desterrada sin madre, es entrenada por su amigo Rost para aprender técnicas de combate con la intención de superar la prueba de los Sona y así formar parte de la tribu. Pero las cosas no salen como ella esperaba… Aquí empieza la aventura de Aloy, una joven guerrera que recorrerá el mundo de las máquinas para descubrir su pasado y los secretos de la antigüedad.

Horizon Zero Dawn nos sitúa en un mundo postapocalíptico repleto de misterios. Por un lado tenemos las máquinas, bestias de metal que vagan por la tierra pero nadie sabe cómo llegaron allí. No se muestran violentan con los animales comunes, simplemente los ignoran, pero sí reaccionan negativamente ante los humanos. Durante nuestro viaje, veremos máquinas de todos los tamaños y con distinto nivel de agresividad, pero las más impresionantes son los Cuellilargos, que como su nombre bien indica, son enormes bestias que recorren lentamente ciertos lugares. Por otro lado, están los humanos, quienes viven en tribus y cada una de ellas tiene su propia política tribal, lo que ocasionará disputas entre asentamientos. Y no olvidemos a los bandidos que asaltan a los pobres incautos por los caminos. Podremos darles donde más duele destruyendo las diferentes fortalezas que encontraremos en el juego.

Un Cuellilargo vaga entre las ruinas del viejo mundo

Como viene siendo habitual, el juego se divide en misiones principales, secundarias y recados. En cuanto a las misiones secundarias, la mayoría nos las facilitarán personajes importantes pero otras se desbloquearan mediante la exploración, es decir, alguien gritará solicitando ayuda y podremos acudir a su llamada. En el mapa se indicará con un signo de exclamación. Sin embargo, lo que destaca de estas misiones es que son mucho más que llegar y destruir, o recuperar objetos; intentan ofrecer profundidad con opciones de diálogo para que nuestra guerrera indague en el historial de aquellos individuos que están en apuros. En determinadas ocasiones, el juego ofrece diversas respuestas basadas en la personalidad que queremos darle a Aloy y, además, nos plantea distintas decisiones para poner a prueba nuestra moral. Sorprende que incluso las tareas más sencillas tienen un diálogo para aportar transcendencia. Asimismo, los diferentes coleccionables que se hallan por el mapa son más que viejos objetos, son piezas con información del pasado y curiosidades simpáticas que impulsan al jugador en su búsqueda. La estructura y el contenido de Horizon Zero es diverso y divertido, y se aprecia el esfuerzo del estudio por aportar una narrativa sólida con el fin de que el jugador se sienta más implicado en la historia y no un simple recadero de desconocidos

Ambientación

El mundo abierto de Horizon Zero Dawn es uno de sus puntos fuertes. El amplio mapa contiene muchas zonas para explorar: bosques, asentamientos, ruinas, rincones de caza y otros lugares de interés que se desbloquearán a medida que avancemos. Recomiendo olvidar por un momento las misiones y perderse entre la flora y la fauna del juego. Es una gozada observar los detalles de los parajes naturales donde corretean animales y máquinas, o esas construcciones invadidas por la vegetación que ponen a trabajar nuestra imaginación para recrear mentalmente cómo fue ese lugar en su época de esplendor. Y mientras paseamos por las avenidas desoladas de semáforos desplomados y coches que no son más que un bloque de metal, los cambios atmosféricos se ciernen sobre nosotros: un chaparrón nos cala hasta las cejas para desgracia de Aloy, quien protesta mientras se sacude el pelo.

Pasear por las ruinas es mágico

El ciclo día/noche vuelve más intenta la experiencia. Inexplicables sensaciones al recorrer los pastos de noche con la compañía de los grillos cantarines y, a lo lejos, percibir el incansable resonar de las máquinas. Pero, de repente, el silencio se rompe con las primeras notas de un violín sobre el oscuro manto de la noche. Para inmortalizar todos estos momentos, el juego ha incluido un modo foto que sacará el artista que hay en nuestro interior. Este modo incluye numerosas opciones para tomar fotografías como un profesional. Yo me sentía de vacaciones con Aloy retratando a mi chica junto a edificios derrumbados, máquinas gigantes, NPCs bailongos… Es un vicio, ya veréis.

Por otro lado, Aloy nos hará sentir que no estamos solos ahí fuera y expresará sus pensamientos en voz alta. La escucharemos reflexionar sobre su destino, aportará comentarios útiles para la misión, o simplemente se quejará del tiempo. Aloy se siente viva, no es un simple muñeco que da porrazos por el bosque y esto, sin duda, es una buena forma de conectar con el jugador

Jugabilidad

Aloy puede correr, saltar, rodar, escalar y agacharse. Sus armas principales son arcos con fechas de varios tipos y una lanza, pero encontraremos más armas cuando progresemos en el juego. Para fabricar más fechas, será necesario recoger materiales del escenario o comprar a los mercaderes.

En combate, tendremos que ir con cuidado, ya que algunas máquinas son verdaderamente poderosas y nos pueden fundir de una embestida, o de un bolazo de fuego. Además, nuestra barra de vida no se autoregenera, es decir, necesitamos utilizar objetos para ello. Para salir indemne, será de vital importancia nuestro foco, un dispositivo del viejo mundo que escaneará la zona para resaltar y aportar información sobre los objetos de interés, seres vivos, máquinas y otras superficies. En el caso de las bestias, nos señalará sus puntos débiles y fortalezas.

Si no deseamos liarnos a flechazos, podemos usar el sigilo y comprobar el recorrido de estos cachivaches para evitar ser detectados. Pero estas grandes obras de ingeniería sirven para algo más que machacarlas y saquear sus piezas, algunas pueden ser hackeadas para convertirlas en monturas o en máquinas aliadas que lucharán a nuestro lado. Para poder acceder a hackeos más avanzados, tendremos que explorar los “Calderos“, instalaciones secretas que hallaremos por el mapa. Hacerse con una montura es muy práctico, ya que acude a nuestra posición cuando silbamos. Y si cae dentrozada, manipulamos otra y listo. Vamos a ser la envidia de nuestra tribu.

Si buscamos los puntos débiles de las máquinas, acabaremos con ellas en un santiamén

Para sobrevivir ahí fuera, será necesario mejorar nuestro equipo. Si echamos un vistazo al menú, dentro de la pestaña “Artesanía”, podremos mejorar nuestras armas, atuendos, trampas y pociones, capacidad de carga y munición. Tanto las mejoras como la munición necesitan materiales, así que espero que os guste hacer de recolector, porque vais a tener que ir recogiendo ramitas, o pagar por ellas. Otra pestaña importante es la de “Habilidades”, donde se pueden mejorar las capacidades de “Morodeadora”, “Valiente” y “Recolectora” de Aloy con los puntos de experiencia al subir de nivel. Por último, también convendría pasarse de tanto en cuando por “Cuaderno”, espacio donde se almacenarán las máquinas descubiertas, coleccionables varios, y lo que es aún más importante: “Datos”. Dentro de este submenú se recopilan los textos y grabaciones del pasado, espacio para empaparse del trasfondo de la historia y desbloquear misiones relacionadas.

Gozaréis de una gran variedad de aniquilaciones con el armamento de Aloy. Por ejemplo, usar flechas de cuerda para inmovilizar a una máquina y a continuación lanzar flechas fuego en su caparazón de combustible para que explosione y cree un efecto en cadena que haga volar por los aires a las máquinas de alrededor. Cuanto más grande es el bicho, mejor os lo pasaréis.

Gráficos

Horizon Zero Dawn tiene unos gráficos soberbios y podríamos decir que visualmente es uno de los juegos más impresionantes para PS4. Mi dedo estaba pegado al botón share porque no quería olvidar todos esos extraordinarios paisajes. Detalles como el movimiento natural del pelo de Aloy o el de la vegetación hacen que el juego sea completamente inmersivo y se sienta vivo.

Sin embargo, los gráficos no serían nada sin el fantástico sonido atmosférico y banda sonora dinámica que cambia dependiendo de lo que está sucediendo en el juego. Recuerdo perfectamente el momento cuando me aproximé a mi viejo hogar y comenzaron a sonar unas notas melancólicas; al salir se disiparon para volver a poner mi mente rumbo al próximo objetivo. En PS4 Pro, las líneas son más claras y definidas, con texturas de mayor calidad y más estable.

Simplemente impresionante

Conclusiones

Horizon Zero Dawn es un juego con espíritu de sandbox compuesto de impresionantes gráficos y un enorme mundo interactivo tremendamente divertido. Guerrilla Games ha colgado los rifles y se ha inspirado en célebres RPGs y juegos de aventuras para crear una obra imprescindible. En definitiva, estamos ante uno de los mejores exclusivos para PS4.

Arashi
Sígueme en

Arashi

Aparte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.
Arashi
Sígueme en
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Saludos, Arashi. El juego se ve que es una obra maestra en todo sentido. Sería el único motivo para comprarme un PS4 si tuviera dinero. El hecho de controlar a una protagonista como Aloy, a quien no solamente manejas durante su edad adulta, sino también mientras es niña o incluso adolescente (creo) es algo que involucra mucho más al jugador dentro de la experiencia. ¡Es un personaje que se te hace querido en muchos aspectos, porque prácticamente la has visto crecer! Además, hay que agregarle aquellas cosas que resaltaste en el artículo, como el hecho de que exprese sus pensamientos en voz alta o pase a hacer observaciones sobre el tiempo. Para mi es algo que le hace ganas bastantes puntos.
    Imagino que ahorita deben estar tragándose sus palabras todos los ignorantes que dijeron que era un personaje sin carisma.

    • ¡Hola Roger! Te puedo decir que me parece el mejor exclusivo de PS4 y, como dices, motivo de compra de una PS4. Aloy es un personaje estupendo, sientes que es tu compañera con quien emprendes un viaje alucinante. Además, las interacciones con los otros humanos están muy bien trabajadas y es notable el trabajo narrativo de la compañía. Espero que como tú dices, aquellos que decían tonterías sobre ella se traguen sus palabras.
      A ver si algún día lo puedes disfrutar.
      Un saludo!

  • ElGato

    me encanto el juego sus mecanicas su variedad de enemigos y su combate buscando puntos debiles su estetica y sobretodo la historia que cuenta el juego es fascinante y aun asi despues de habermelo pasado y sacarle el 100% en logros e de reconocer que este juego no me marcara y no recordare en un futuro… no toca la patata es entretenimiento puntual sin mas….. sin embargo el nier automata es mucho mas feo en todo menos la estetica de sus protagonistas y estoy seguro sin haberlo completado que de ese juego si que me acordare bastante tiempo…. saludos

    • Horizon es muy divertido gracias a su jugabilidad y espectacular en su apartado gráfico. Yo creo que si que lo recordaré 🙂
      Nier lo tengo pendiente, algún día!