«Secret Screen», el periférico de Nintendo 64 que jamás se comercializó

¡Qué interesante es leer de vez en cuando sobre periféricos o consolas que jamás vieron la luz! A veces es por motivos empresariales, otras por ser ideas arriesgadas, rocambolescas o… poco útiles, como es el caso del que hablamos hoy, el «Secret Screen» de Nintendo 64.

Como recordarás si posees o tuviste esta consola, al peculiar mando «tricornio» de N64 se le podían adherir ciertos periféricos. Así nació la vibración en los mandos, con el «Rumble Pack», de Nintendo. También conectábamos aquí las tarjetas de memoria, en caso de que quisieras transportar la partida a otro sitio, ya que en realidad en la mayoría de juegos podías guardar partida gracias al cartucho. Otro dispositivo que conectábamos a la Nintendo 64 es el Transfer Pack, que nos permitía conectar los datos de un juego de Game Boy y nuestra Nintendo 64, utilizado para transferir nuestros Pokémon entrenados en la Game Boy a Pokémon Stadium, el título de combates Pokémon de la sobremesa de Nintendo.

El periférico del que hablamos hoy no llegó a lanzarse, y enseguida os daréis cuenta del porqué. La idea del «Secret Screen» era buena, no era otra que «esconder» nuestras configuraciones de juego cuando jugábamos en multijugador local, un modo muy bien explotado en Nintendo 64. Si tuviste esta consola en su momento, recordarás lo tramposo que resultaba poder ver la pantalla del otro jugador en ciertas situaciones de un juego. El creador de este prototipo pensó en esconder algunos datos en una pantalla secundaria conectada a tu mando de forma individual para evitar esas situaciones.

Originalmente, se pensó en ello a raíz de «la rabia» que le causaba al diseñador del artilugio cuando su contrincante podía ver perfectamente en la TV como configuraba la alineación y formación de su equipo en un juego de fútbol. Por tanto, pensó en que cada jugador pudiera configurar su formación en esta pantalla, alejada de los ojos del adversario. Desgraciadamente la idea era buena, pero limitada a pocas utilidades reales por lo que solo se produjo un prototipo y no se puso a la venta. Yo por ejemplo recuerdo más lo de la pantalla partida en Goldeneye y ver perfectamente lo que iba a hacer el otro jugador, y eso no iba a poder solucionarse así por las limitaciones técnicas de una pantalla así en su época (precisamente es una idea que luego intentó explotar de cierto modo Wii U).

Como véis en las imágenes, el aspecto del dispositivo queda muy similar a lo que más adelante consiguió Sega con sus VMU para Dreamcast, aunque con otra utilidad. Puedes ver más información sobre el periférico e imágenes en el hilo de Twitter sobre el tema que creó Shane Battye.

 

Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora intento transmitir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. También busco ofertas de videojuegos. Seguidme en Twitter y sabréis de qué hablo.
Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora intento transmitir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. También busco ofertas de videojuegos. Seguidme en Twitter y sabréis de qué hablo.

También te podría gustar...