Final Fantasy V, 20 aniversario

Si me pongo a pensar en todos los Final Fantasy, creo que el Final Fantasy V es uno de lo más olvidados y desconocidos de la saga. Las pocas opiniones que he podido recabar han sido bastante negativas, pero aunque solo fuera por esa música maravillosa del compositor Nobuo Uematsu, merecía una oportunidad.
Antes de ponerme a despotricar, es dejo con la introducción de la historia: El mundo se mantiene en harmonía gracias al poder de 4 cristales: agua, viento, fuego y tierra. Un día Bartz y su simpático chocobo Boko, mientras están de paseo por el bosque, escuchan el tremendo impacto de un meteorito y los gritos de una chica. Ella es Lenna, princesa de Tycoon, que está siendo atacada por unos goblins. Bartz acude en su rescate y acaba con los bichos. Cerca de los restos del meteorito encuentrana a un viejo con amnesia (Galuf) que solo recuerda que ha de ir al templo del viento, donde está el Rey Tycoon investigando porque el cristal del viento ha dejado de girar. Juntos viajan hacia el lugar, sin embargo por el camino conocen a Faris, un pirata con un barco que navega sin viento, el cuál intentan robar sin éxito. Aún así Faris decide acompañarlos. Cuando llegan al templo, el cristal se hace pedazos y el rey les pide que salven los otros cristales para evitar que el malvado Exdeath renazca.
Como os podréis imaginar, esta no es la única historia que os espera, ya que por supuesto hay muchas otras secundarias que solo vosotros decidiréis si os adentráis en ellas, si lo hacéis podréis haceros con objetos e invocaciones únicas para vuestro viaje.
Final Fantasy V mantiene los orígenes de la saga en cuanto al poder de los cristales y las profesiones, ampliamente mejoradas en esta entrega en comparación con las otras. Al finalizar cada batalla ganamos puntos de experiencia y profesión, que nos harán aprender nuevas habilidades y combinarlas con las ya adquiridas. En total hay 32 trabajos para elegir, así es como podremos crear personajes muy completos para enfrentarnos a los terribles monstruos que nos esperan.

Vamos a dar un repaso rápido a los personajes:

Bartz Klauser (Butz en las guías japonesas): Es el personaje principal del juego. Tiene 20 años y es del pueblecito de Lix. Bartz es un joven aventurero que desde el fallecimiento de sus padres se dedica a recorrer mundo subido en su fiel chocobo Boko. Cuando encuentra a Leena y Galuf decide viajar con ellos para encontrar los cristales.

Lenna Charlotte Tycoon: (Rena en la versión japonesa) Princesa de Tycoon. 18 años. Su objetivo es encontrar a su padre, quien desaparece después de comprobar que el cristal del viento ha dejado de girar.

Galuf Doe: viejo de 60 años con amensia. Bartz y Leena lo conocen cerca del meteorito. No recuerda nada a parte de que tiene que ir al templo del viento.

 Faris Scherwiz: Joven de 20 años y lider de un grupo de piratas. El grupo intenta robar su barco pero fracasa. Cuando parece que su tripulación los iba a castigar severamente, decide unirse a su grupo. Esconde un gran secreto.

Krile Maia Baldesio: Krile tiene 14 años y es la princesa de Bal y nieta de Galuz. Es una niña valiente e hiperactiva que trae de cabeza a Galuf . Puede hablar con los animales.

Exdeath: En todo Final Fantasy hay un malo maloso, y en esta entrega este es su nombre. Su intención es hacerse con el poder de los cristales para lo que ya os podréis imaginar: conquistar el mundo. Os conviene saber que es uno de los Boss más poderosos de la saga.

Gilgamesh: Esbirro de Exdeath, y si habéis jugado a otros Final Fantasy, sabréis que también es una invocación muy poderosa. A pesar de ser duro de pelar, tiene un tono irónico que hace que le hace especial.

En cuanto a la dificultad, no os quiero engañar, así que para empezar os diré que yo no me he pasado el juego. Lo dejé justo antes de comenzar la última mazmorra (gracias a youtube visualicé de ahí hasta el ending), principalmente por la elevada difícultad. No miento si os digo que es uno de los juegos más difíciles de la saga, donde cada enemigo te hará sudar la gota gorda, y para salir victorioso en muchas ocasiones, será vital que lleves encima objetos clave que no son precisamente baratos. Y si a todo esto le sumamos que es un juego excesivamente largo, llega un momento que te replanteas abandonarlo.

Vayamos al plato fuerte de Final Fantasy V (o de todos), la banda sonora. ¿Os he dicho que amo locamente a Nobuo Uematsu? Pues así es. Parece mentira como un juego de Super Nintendo del año 1992 tenga nada más y nada menos que 62 pistas de audio totalmente originales, ¡y eso que tuvieron que recortar porque en un principio eran 100! pero es que cada una de ellas es perfecta!. Solo él puede conseguir que escenas insulsas y simplonas sean catapultadas a la categoría de obras de arte. Han aparecido 5 álbunes oficiales de Final Fantasy V: Final Fantasy V Original Sound Versión, Final Fantasy V 5+119, Final Fantasy V Dear Friends (orquestado), Piano Collections Final Fantasy V (piano solo) y Final Fantasy V Mambo de Chocobo.

Si os pareció sublime la banda sonora del Final Fantasy IV y Final Fantasy VI, Final Fantasy V no se queda para nada atrás, aquí un pequeño ejemplo.

Como ya he comentado, Final Fantasy V fue lanzado para Super Famicon en 1992, y en 1999 se realizó su versión para Playstation, la cual fue traducida para llegar al mercado americano, y 2 años más tarde al europeo. La edición de Sony para occidente hizo que el juego estuviera ligeramente relentizado y se realizaron modificaciones en el nombre de algunos personajes. Como novedad se introdujo un video con los personajes totalmente resmasterizados.

En 2006 en Japón, y 2007 en Europa, apareció el segundo port para Game Boy Advance de Final Fantasy V. Esta vez se corrigieron los errores, añadieron nuevas profesiones y una nueva mazmorra. La última versión de Final Fantasy V ha aterrizado este año en PSN a un precio de 9.95€.

Final Fantasy V, como reza el título de la entrada, es un juego simple y sin grandes pretensiones. No se nos presentan dilemas ni se nos tiene presente en decisiones durante la historia, únicamente hay que avanzar con un objetivo común: la victoria sobre el mal. Los personajes no son especialmente carismáticos, pero destaca Boko, el entrañable chocobo de Bartz, que tiene sus minutos de gloria, y quizás es el chocobo que más protagonismo tiene de todos los Final Fantasy.

Para acabar, recomendaría Final Fantasy V a los seguidores más osados de la saga, por el reto que supone avanzar sin sufrir mil derrotas por cada Boss o mini Boss, o incluso de bichos aleatorios del mapa. Es un juego complicado, al que echarle horas y sobretodo mucha paciencia, pero con brillantes momentos que merecen ser vividos y recordados.

Recientemente Final Fantasy V ha cumplido 20 años, desde aquí desearle un feliz 20 aniversario a este clasicazo.

Sígueme en

Arashi

Aparte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.
Arashi
Sígueme en

Arashi

Aparte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.

También te podría gustar...