Impresiones Apex Legends

Titanfall es uno de los mejores FPS multijugador de la historia. En mi opinión fue una auténtica revolución a un género algo magullado y en horas bajas. Aunque salió también en Xbox 360 y en PC, fue uno de mis motivos de compra de una Xbox One, y probablemente el juego online que más he gozado gracias a sus jugabilidad (con perdón de Halo Reach). Una de las novedades abanderadas eran los titanes, “mechas” gigantes con un poder arrollador que puedes controlar a tu antojo. Pero no es tan fácil, el equilibrio con los pilotos está muy bien resuelto, pues a pie seremos soldados habilidosos que corren a gran velocidad, caminan por las paredes y alcanzan grandes alturas gracias a su impulso para un doble salto. Mécanicas originales y divertidas que para mi gusto menguaron en equilibro en Titanfall 2. O quizás era el diseño de los mapas, o que los titanes parecían de hojalata. No sé, simplemente no me alucinó como el primero. Ahora nos llega el “free to play” Apex Legends, y efectivamente, es en el universo de Titanfall, pero no te hagas ilusiones, si no pone “Titanfall” en el título es por algo. Aún así, quizás Respawn nos trae una nueva revolución.

¿Qué habría sido más alucinante que un “Titanfall Battle Royale”? Probablemente nada. Aunque sea el modo o género de moda, a mi me sigue pareciendo muy emocionante, pues solo puede quedar uno (o una escuadra, vamos). Me gusta ver innovar y evolucionar el “Battle Royale” y probar todas las nuevas propuestas, aunque mi favorito sigue siendo PUBG.

En Apex Legends ni coges titanes, ni caminas por las paredes, ni puedes hacer un doble salto para alcanzar alturas imposibles. Ya no somos pilotos, aunque habrán cosas que sí te recuerden a Titanfall (poquitas). En total, 60 jugadores, y escuadras de tres leyendas. Un mapa interesante, variado, y en constante evolución. Tenemos 8 personajes a escoger, cada uno con varias habilidades propias, incluso una “ulti” más puro estilo RPG.

Las novedades más interesantes respecto a otros juegos del género son las de equipo. Para empezar, no puedes repetir personaje, aleatoriamente tendremos un orden para escoger personaje con nuestros compañeros. Ese mismo orden se respetará a la hora de escoger un líder de escuadra, que elegirá la zona de aterrizaje de los tres compañeros en conjunto. Aunque uno pueda desvincularse de esto presionando un botón, de base es una idea tremenda para un juego diseñado para escuadras, y así no hay líos y todos caeréis en la misma zona.

Como digo, el equipo tiene gran importancia, y podemos asegurar que escogiendo bien entre las distintas habilidades tienes muchas posibilidades de llevarte la guinda del pastel. Tenemos personajes que curan, otros que aguantan más tiempo los disparos enemigos y otros más habilidosos que los demás. Pero para que todo esto se utilice de forma decente me parece vital la introducción de muchísimas y bien pensadas instrucciones de equipo. Fáciles de usar, y realmente importantes tanto si juegas con amigos como si no. Poder marcar enemigos al más puro estilo Battlefield, poder avisar de “loot” interesante, comentar que algo ya ha sido desvalijado por lo que es probable que hayan enemigos cerca. Probablemente es lo que hace mejor Apex, lo más distintivo, alcanzando un nuevo nivel de cooperación en los Battle Royale.

En el aspecto técnico Respawn sigue utilizando el manido motor “Source”, que si bien, no resulta espectacular, se siente de lo más sólido, siendo difícil ver algún objeto o textura, cercana o lejana, apareciendo y desapareciendo. Incluso desde arriba, al principio de la partida, puedes ver el mapa construido y con gran nitidez, logrando una mejor sensación general respecto a otros juegos del género.

He de decir, que aunque ya sabía que no tendría titanes, alucinaba pensando en mis carreras por paredes en un mapa tan grande. Me llevé una gran decepción (casi tan grande como con Titanfall 2), pues como decimos, no las tiene (a no ser que en un futuro coloquen algún personaje con la habilidad, pues ya tenemos uno con el gancho…),  pero tras unas cuantas horas jugadas desde su lanzamiento sorpresa, debo decir que es una auténtica joya, sin duda gracias a las novedades introducidas al género. Han arriesgado lo suyo al no utilizar las magníficas mecánicas base de Titanfall, y creo que les ha salido bien, pero Respawn: quiero volver a poder caminar por las paredes y subirme a un titán. Por favor, el futuro de Apex Legends pinta bien.

Te animo a probarlo, es “Free to Play” y está disponible para PS4, Xbox One y PC.

Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora intento transmitir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. También amo la tecnología. Seguidme en Twitter y sabréis de qué hablo.
Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora intento transmitir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. También amo la tecnología. Seguidme en Twitter y sabréis de qué hablo.

También te podría gustar...