Análisis Spider-Man

Casi como le pasa a los videojuegos cuando en ellos basan películas, los super-héroes no suelen ser protagonistas de grandes videojuegos, como si de una maldición se tratara. El bueno de Batman hizo buen papel con la serie “Arkham” de la mano de RockSteady, y ahora Insominac Games coge el relevo para hacerte sentir como el auténtico Spider-Man.

Si hay algo que define a este nuevo juego de Spider-Man es precisamente eso, que logra que seas el hombre araña por unas horas gracias a su espectacularidad y buen hacer. Insomniac nos mete de lleno en una Manhattan repleta de vida y criminales con una jugabilidad totalmente abierta, una sopa perfecta con todo lo necesario para que nuestro héroe haga lo que mejor se le da: resolver problemas.

La historia de este Marvel’s Spider-Man para PS4 nos presenta un Peter Parker ya curtidito. Ya sabe controlar perfectamente sus poderes, y hace tiempo que dejó de auto-fotografiarse como Spider-Man para vender las fotos al “Daily Buggle”, como hacía en sus primeros meses con super-poderes. En el juego de Insomniac, trabaja junto al Dr. Octavius en su laboratorio para revolucionar el mundo cómo científico tecnológico. Al mismo tiempo, claro está, intenta mantener a raya el mundo criminal en Nueva York, aunque enemigos clásicos y bandas organizadas se lo podrán todo lo difícil posible.

Lo primero que notamos al jugar es que estamos ante una ciudad repleta de “realidad”. Grandes edificios por los que balancearse, con un gran horizonte como testigo cuando estamos en las alturas, y mucho tráfico en carreteras y aceras cuando paseamos a pie. En todo momento nuestro protagonista muestra su habitual elegancia gracias a sus alucinantes animaciones, y el balanceo con las telas de araña es suave y “lógico”. Con eso me refiero a que la física, con su gravedad e inercia del vaivén de “Spidey”, es bastante realista, y unido a que siempre enganchamos la tela a lo que “físicamente” es posible, le da todavía más inmersión a la Nueva York de el hombre araña.

Para que entendáis lo que quiero decir, en cualquier juego anterior Spider-Man lanzaba las telarañas al cielo y se columpiaba de forma totalmente ficticia. La generación actual y el gran trabajo de Insomniac nos permite ver como nuestra tela se engancha en nuestro entorno de forma realista. A los edificios, farolas o a los árboles, si estás en Central Park y no hay más remedio, un detalle que sube enteros la experiencia. Gracias a esta magnífica implementación el disfrute de recorrer la ciudad es total, cogiendo menos velocidad o más como queramos y llegando a controlar nuestros balanceos como si de un simulador de “Spidey” se tratara. Una auténtica gozada que te hace prescindir del uso del “viaje rápido”, más si cabe si eres fan del hombre araña.

Tendremos varios tipos de misiones y coleccionables. La historia principal te llevará unas buenas horas y en ella encontraremos decenas de cinemáticas impresionantes que se integran perfectamente con el gameplay, mejorando la experiencia “Spider-Man” de cualquier película. Algunas escenas de violencia denotan que Insomniac toma al jugador en serio, pues estamos peleando contra criminales y terroristas sin miramiento alguno. Además de la aparición estelar de muchos de los enemigos principales de Spider-Man, también habrán escenas en la que la acción para y deberemos interactuar con el Dr. Octavius, Tía May, Mary Jane o Miles, otro personaje más desconocido que tendrá cierto protagonismo en el juego.

Hablando de protagonismo, al control total de Spider-Man tanto disfrazado como siendo Peter Parker, el juego también nos dará el mando de Mary Jane o Miles se verán obligados a ser sigilosos, muy agradecidas para darle descanso a la acción que nos brinda el hombre araña. En Marvel’s Spider-Man encontramos una Mary Jane más aventurera, una periodista profesional que se verá involucrada en situaciones críticas y que deberá resolver sin poderes. Lo mismo pasa con Miles, el hijo de un policía de Nueva York que también tendrá momentos convergentes con Peter Parker y sus enemigos.

En el juego encontraremos varias misiones secundarias. Las de investigación nos permiten mejorar la vida de la ciudad utilizando centros Oscorp, básicamente tratan de buscar problemas en la ciudad y arreglarlos. Los desafíos nos propone pruebas de habilidad con las telas de araña. Las de sigilo nos obliga a completar una base enemiga sin llamar la atención. También encontraremos crímenes aleatorios por la ciudad,  lugares de interés a los que se nos pedirá fotografiar (monumentos, edificios populares, etc), o la búsqueda de las mochilas que Peter Parker ha ido “olvidando” a lo largo de los años en la ciudad, con coleccionables y datos sobre la saga que gustarán a los mayores fans del hombre araña.

Que sí, que todavía no hemos hablado de la acción y es evidente que la hay, que es el 90% del juego. Peter Parker es un gran científico, pero también reparte palos como nadie cuando se disfraza. Las peleas más habituales serán las de criminales de poca monta, que encontrarás en pequeños grupos por la ciudad poniendo las cosas difíciles a la policía. Son totalmente aleatorias y las hay de varios tipos, secuestros, atracos e incluso persecuciones en coche que deberemos resolver lo mejor posible.

En Spider-Man también encontramos grandes bases de enemigos de distintas bandas criminales. En ellas podremos intentar ser lo más sigiloso posible y al menos toda una primera oleada de maleantes podremos resolverla sin llamar mucho la atención. También podemos comenzar a lo grande, por supuesto, e ir por faena a repartir leña.

El combate en todos los casos es sencillo y busca que el jugador disfrute del poder del hombre araña. Te permite hacer numerosos combos, con un estilo ágil y semi-automático que apunta directamente a tu enemigo más cercano, por lo que pulsando un botón constantemente ya golpeamos a unos y otros. Tampoco nos van a poner las cosas tan fáciles, a partir de ahí verás enemigos con escudo, con Jet-pack o que simplemente son más fuertes y se cubren, momento de aprovechar todos los poderes especiales que el juego nos permite aprender. Por supuesto gracias al sentido arácnido, detectaras cuando son ellos los que intentan golpearte a ti, y te dará tiempo a esquivar y seguir repartiendo como si de un baile de “Break-dance” se tratara.

En cuanto al apartado técnico, todo el juego es el auténtico escenario en el que uno se imagina ser un super héroe. Nueva York está mejor recreada que nunca, que no es moco de pavo ya que es una de las ciudades más usadas en videojuegos de este tipo. Los edificios, el número de peatones y coches, las animaciones en general… Todo lleva al límite a la PS4. Destacar la iluminación en general, y un efecto HDR tremendo con unos contrastes en sombras y luces que dan una acentuada sensación de realidad. Para ponerle la guinda al pastel, en las cinemáticas alcanza un nivel asombroso, y tanto las expresiones faciales como el resto de animaciones brillan en espectacularidad. Destacar los sorprendentes y alucinantes reflejos en los edificios de día, y de noche, ver el interior de muchas de las habitaciones como si fueran reales.

Si hablamos del sonido del juego, los efectos cumplen y no desentonan sobre una banda sonora potente, muy similar a las últimas películas de “Los Vengadores” y en concreto a las de Spider-Man, con violines que dan epicidad a cada momento que nos descolgamos de un edificio para coger velocidad y lanzar nuestras telas de araña. El doblaje al español es de los mejores que hemos escuchado en un videojuego, con especial atención a Spider-Man, con muchísimas líneas de diálogo y todos sus chascarrillos habituales incluso durante los combates.

Estamos ante un juego que no reinventa el género de la acción y exploración de mundo abierto, pero que prácticamente todo lo que hace lo resuelve con maestría. Si a eso le unes el sentimiento de estar jugando a un simulador de “ser Spider-man” y su apartado técnico, lo vas a gozar como ninguno. Se le pueden achacar dos cosillas, el ciclo de día y noche es con un tiempo de carga bastante largo, en tiempo real habría sido sublime (aunque técnicamente se entiende porque hay muchísimos cambios en la iluminación de la ciudad). También nos habría encantado tener más efectos climatológicos en tiempo real,  hay alguna misión secundaria que te permite jugar en plena tormenta eléctrica y son espectaculares.

Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora intento transmitir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. También amo la tecnología. Seguidme en Twitter y sabréis de qué hablo.
Sígueme en

Latest posts by Museboy (see all)

Entradas relacionadas: