Crónica Symphony of the Goddesses: Escalofríos Hyrule’s Style

La noche del 23 de Mayo tuve la suerte, junto a Elaine, de saborear dos horas de música en directo de mi saga de videojuegos más jugada y querida, un concierto llamado “The Legend of Zelda: Symphony of the Goddesses”. Después de todo un año esperando la nula posibilidad de que pasaran por España, me decidí a viajar hacia Londres, una de las afortunadas ciudades que recibían por segunda vez la orquesta encargada de tal homenaje al25 aniversario de “The Legend of Zelda”. De esta forma por fin pude disfrutar una experiencia que prometía ser uno de los conciertos mas espectaculares de mi vida.
Todo apuntaba a que así tenía que ser. Música celestial de toda la saga de Zelda resonando a lo largo de las paredes del teatro Apolo con un público totalmente entregado (Incluso algunos disfrazados) y una gran orquesta que bordaba cada nota aportando un cúmulo de sensaciones. Notas llenas de recuerdo y nostalgia, y una pantalla que enseñaba grandes momentos del juego ambientando, mejor si cabe, ese viaje en el tiempo, como no podía ser de otra forma.
Entrando en gustos personales, quizás, se le dio demasiado bombo a algunos juegos de la saga que en mi opinión no merecían tanto y otros que tienen grandes melodías fueron relegadas a ser incluidas de refilón en algún que otro “medley”. Supongo que la culpa no la tiene la directora de orquesta y, ni mucho menos, la propia orquesta. Mas bien es esa generación de jóvenes que comenzaron la saga en Ocarina of time y la popularidad de éste que hizo que el concierto casi girara en torno a el.

Los temas mejor elegidos (Mejor llevados y más épicos en mi opinión).

Intro 25 Aniversario The Legend of Zelda

Espectacular en sí misma, la introducción en forma de medley de todos los temas principales de Zelda unificados e interpretados de una forma espectacular. Entrando en calor, y comienzan los escalofríos, pensando hacia mis adentros “Por fin estoy aquí escuchando Zelda”.

Interlude: Dungeons

Repaso a las melodías mas inquietantes y tediosas de las mazmorras de Zelda. Aquí se llevan el gato al agua “A Link to the past”, “Link’s Awakening” y “Zelda II” (Si algo tiene de bueno ese juego son dos canciones extraordinarias, y la de mazmorra es una de ellas, que se distancia de otros temas mazmorreros de Zelda con más epicidad que tonos repetitivos y come cocos). Recordarnos esos momentos de “no se hacia donde ir ni resolver este puzzle” de esta forma se toma de buena gana.

Gerudo Valley

 

Seguramente la mejor versión de Gerudo Valley que he escuchado nunca, y aquí estoy metiendo en el saco incluso las covers de fans por internet y de algunas orquestas famosas por homenajear videojuegos que también han interpretado el tema. Simplemente intensifican más la fuerza de la propia Gerudo Valley original, y eso en directo llega al alma.

Majora’s Mask

Tuvieron que llegar al tercer bis, a la última canción para aupar al nivel de deidad mi noche de concierto y poder tararear feliz a la vuelta hacia el hostal. La intro de Majora’s interpretada a la perfección para aupar a los zelderos y nuevos en la saga a probar este juegazo (Elaine, tiene que ser tu próximo Zelda a jugar). De seguida nos meten en la alegre melodía de la ciudad más viva de toda la saga, Ciudad reloj, para terminarla con los tintes apocalípticos de su versión del tercer día, justo antes de caer la luna sobre Términa y arrasar con todo.

A Link to the past

Solo tocando el Darkworld ya tenían al público en el bolsillo, pero melodías como Hyrule’s Castle y la del Santuario (Como me gusta la del santuario), además de comenzar con la tormentosa introducción del juego, nos hizo temblar de emoción a más de uno. Me faltó un cachito más de ese épico Darkworld para bordarlo, pero se equilibra con ese silencio justo antes del subidón que hizo que nuestro corazón bajara rodando hasta el escenario para volver impulsado por la vuelta de la música.

Ocarina of Time

Pese a mis quejas de ser el centro de la orquesta, los momentos canciones de Sheik y melodía de las tormentas me dejó absolutamente anodadado, además de sus temas clásicos. Algunos para mi, si sobraron como el tema de la introducción, el tema de los sabios contando la leyenda y el overworld que tampoco me ha dicho nunca nada (O es porque la tengo masticadísima, no se).

Los temas peor llevados (Que no quiere decir malos, claro)

 

Wind waker

Comienzan de forma sublime, con una de las más épicas melodías introductorias de Zelda, enlazando con la música de isla Initia y llevándola por la historia de WindWaker, tonos de despedida de la isla incluidos (Eso gustó mucho). Por supuesto tampoco falta la música piratona ya surcando el mar con Tera y sus secuaces. Hasta aquí genial. E incluso tocaron algunos temas que no esperaba y me alegraron, pero los pongo en “peor llevados” por algo, y sí, siendo muy duro. Dragon Roost, faltó Dragoon Roost que es uno de los temas de Wind Waker, y demostrado queda aquí que es posible orquestarlo de forma decente, aunque no sea una canción intensa, merece un lugar en la Symphony of the Goddesses.

Ballad of the Windfish
Aplaudido tras el anuncio, como primer bis después de terminar hipotéticamente, y comenzando de forma realmente épica. El tema, en realidad, no tiene mucha chicha, y aún habría tenido gracia si la hubieran respetado algo más, al fin y al cabo Link’s awakening basa su argumento en la recogida de instrumentos musicales para tocarle la melodía al huevo del pez volador. Vamos que imitando ese paralelismo era sencillo dejarnos contentos. Pero no. Además, opino que Link’s awakening tiene temas mucho más épicos que este (Overworld, Tall Tall Heights, o tal vez un medley con Animal Village y algunas de las multiples melodías que suenan al entrar en casas o tiendas, así que merecía, pese a no ser el más famoso, tener también su propio medley completito.

Twilight Princess

Aquí también me faltó algo, no es que tenga grandes recuerdos de la música de Twilight Princess, pero una de ellas, la canción de la intro que es sublime y épica, tenía que estar enterita dentro del “setlist” incluso ser la primera para comenzar para poner a tono, como con el juego. Otra que merecía estar, sin piano, se podría hacer con el arpa, mil formas… Midna’s Desperate Hour
He querido ser “tiquismiquis” para darle un poco de chicha al asunto y no decir que ha sido absolutamente maravilloso. Bueno, realmente lo ha sido, y os aseguro que estuve la mayor parte del concierto temblando de la emoción y absolutamente todo el concierto me ha mantenido en constante flipe pese a haber dormido solo 1 hora la noche anterior. A lo mejor, según los temas que digo que faltaron, habrían hecho falta tres horas de concierto para abarcarlos, pero como digo, para mi gusto habría descartado algunos temas por el bien de otros. En todo caso, es una auténtica pasada poder “vivir” la música de tu saga favorita, sea cual sea, y doy las gracias a Nintendo por darme la oportunidad, como ya tuvo Elaine con el Distant Worlds de Final Fantasy hace unos meses. Yo me llevo un grandísimo recuerdo (Terminando el concierto con Majora’s Mask, como no iba a hacerlo) además de esta preciosa camiseta.
Te recomiendo, pues, que si tienes la oportunidad no dudes en vivir la experiencia “Symphony of the goddesses”. Si te consideras muy fan de Zelda, y crees, como yo, que solo por estos juegos Nintendo merece que compremos cada una de sus consolas, no debe faltar en tus oídos esta vivencia. En todo caso, si quieres rememorar todo lo aquí comentado y criticado, en Youtube tienes subido el concierto por partes o enteritoAsí después podrás tener tu propia opinión y dejar tu comentario aquí debajo.
Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora, y desde 2011, intento transcribir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. Además de este mundillo también amo el de la tecnología, seguidme en Twitter y sabréis de que hablo.
Sígueme en
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Anonymous

    ojala pasen por panama.

  • Albert

    suenan preciosas, solo deseo que vengan a españa algun dia.

  • Symbermine

    Precioso. Ojala haya en España un evento como este algún día.

  • +1 a que vengan a España. Envidia infinita porque hayáis podido asistir a este concierto, aunque gracias por traer este reportaje tan chulo 🙂