El Crowdfunding, no es tan bonito como parece

Como habréis observado ultimamente, el crowdfunding, o lo que es lo mismo, la subvención de los juegos indie en formato “prepago”, esta más de moda que nunca. Desde que Tim Schafer inició su Kickstarter para financiar una nueva aventura gráfica, estas peticiones se han disparado hasta incluso ver algunas de ellas totalmente desproporcionadas y absurdas. ¿Es el Crowdfunding el futuro?

Y es que cuando iniciaron en Double Fine este método ni ellos esperaban tal éxito, llevado en volandas gracias a la nostalgia de miles de fans de las aventura gráficas. Todo parecía precioso, todos aplaudimos y nos cegamos dando dinero por adelantado con diferentes opciones de pago, con distintos premios y muchísimas promesas. No quiero pensar la de presión que debe haber ahora mismo en Double Fine tras conseguir 3 millones de doláres, cuando la petición en principio solo exigía 400.000$.
Todos lo vemos de color de rosa. Se dice que es “el futuro” de los juegos indie, o sobretodo, de esas siempre soñadas segundas partes de juegazos que a ti te encantaron, pero que no vendieron lo deseado para los “maléficos” editores. Y es que, LeChuckeros míos, el dinero es lo que mueve el mundo, al menos más que los sentimientos, seguro.

Desde esa exitosa campaña de “Crowdfunding”, un montón de desarrolladores retro, que hicieron juegazos hace unos años pero que ahora no se pueden permitir hacer más que juegos de licencias para películas en dos días, se han apuntado a esta moda para poder realizar el juego soñado a costa del dinero de los nostálgicos.
No nos engañemos, que un juego tenga buen presupuesto, que la idea sea buena (Si la hay, porque normalmente solo hay un título y un género), no quiere decir que realmente acabe en un gran juego, por el cúal pagaste antes de comenzar. Piénsalo, la elección es donar o no donar… pero ¿a caso no podrás comprarlo cuando salga a la venta, pudiendo leer opiniones y análisis?
Es así, es una apuesta, una gran apuesta donde, si pones el dinero, solo piensas en que te de den el juego de tus sueños, y si falla, será catástrofico.
Otro modo de hacer las cosas, que hemos visto en el gran Project Cars, es acoger la donación directamente, sin Kickstarters que rasquen dinero de por medio, y proponer, además de diferentes opciones para conseguir el juego, con sus diferentes extras típicos según el dinero que pagues, la posibilidad de ganar dinero con ello con un porcentaje de las ganancias respecto a la donación que hagas. Quizás es una forma de continuar con estas propuestas de dar tu dinero por nada.
Para que entendáis un poco más mi opinión, imaginad que Peter Molyneux pide dinero por “Crowdfunding” para su nuevo estudo 22Cans. ¿Donaríais dinero al tío que vende más humo de la historia de los videojuegos sin saber lo que va a salir de su mente? Que no digo que haya hecho grandes juegos, pero ya sabéis, también los ha sobrevalorado demasiado antes de su salida.
Esto puede pasar con cualquier juego, incluso es igual a la fe ciega en un videojuego realizando su reserva 6 meses antes de su salida, pero amigos míos, en general, no está la cosa como para dejar dinero antes de poder probar o leer opiniones objetivas.
Para terminar os quiero dar otro dato, hay gente que ya se está aprovechando de la moda Kickstarter, y de los videojugadores. Un ejemplo es, una persona a la que no pienso hacerle ningún tipo de publicidad, por negativa que sea, que utiliza el crowfunding para recolectar dinero, pero no para un videojuego, para algo que vaya a estar en tu posesión, sino para hacer una fase de Mario Bros en Lego. Apreciamos que algunos fans del videojuego hagan arte que siempre apoyaremos y aplaudiremos, pero no que pidan dinero para comprar las piezas para luego lucir ellos palmito. El hobby se lo tiene que pagar uno mismo, o ¿acaso no pagamos todos nuestro videojuegos? ¿En que desarrollador tendrías fe ciega para “prestarle” el dinero antes de saber nada del juego?
Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora, y desde 2011, intento transcribir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. Además de este mundillo también amo el de la tecnología, seguidme en Twitter y sabréis de que hablo.
Sígueme en

Latest posts by Museboy (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest2Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Empezó como algo romántico y ahora se esta convirtiendo en una forma de aprovecharse de los notálgicos. Yo tengo claro una cosa, no voy a donar ni un duro de mi bolsillo sin ver nada de nada, por mucho que sea Ron Gilbert y Tim Schafer