DayZ Standalone ¿Por qué deberías jugarlo?

DayZ-Standalone

A muchos no os voy a contar nada que no sepáis de él, a otros quizás les abro la puerta a uno de los títulos más interactivos de los últimos años. Estoy hablando del juego de supervivencia DayZ, un juego que pese a estar en fase alpha de desarrollo, ya nos da una jugabilidad multijugador muy interesante que podremos disfrutar casi en su plenitud.

Estamos en Chernarus, un basto terreno donde veremos pueblos, puertos, castillos, ciudades, ríos, lagos, montañas inmensas, antenas gigantes, fábricas textiles, centrales eléctricas… Podríamos decir que tenemos toda una provincia en tamaño en la cual tardaríamos unas tres horas si quisiéramos recorrerla en línea recta, de una punta a otra, con un personaje saludable. Claro está, que haciendo eso, no verías ni un 1% de lo que DayZ te puede ofrecer en lugares y situaciones.

Deberemos recorrer esa gran extensión de terreno para recoger nuestras provisiones, será lo que nos obligue a movernos constantemente y nos pondrá en distintas situaciones reales como la vida misma.

Y es que DayZ, pese a ser un juego con zombies, no es otro juego de zombis, pues prácticamente son lo que menos importa, una simple excusa para que andes con ojo, no te duermas, pero tampoco dejes de moverte. La supervivencia viene por otro camino. Hay tantas, tantas cosas que hacer, que disfrutas cada partida de forma diferente dependiendo de que objetivos tengas o te plantees. Pero lo más interesante es que tu supervivencia no está asegurada.

Nuestro personaje pasará hambre, sed, enfermedades, tendrá frío, calor, se sentirá mojado, se fracturará los huesos, y muchas cosas que nosotros sentiremos junto a el. Pues esa es una de sus claves, sobrevivir no es fácil, y morirás una y otra vez hasta que le pilles el truco, vayas aprendiendo las claves de la supervivencia DayZ y hagas buenas compañías.

Porque también las habrá malas, servidores repletos de otras personas que pueden ser amigas o enemigas, o al revés, parecerlo y cambiar de un momento a otro, por verse en riesgo ante ti o porque le da la gana, y pegarte un tiro.

Esa es una de las mayores atracciones, y a la vez, la que provoca más deserciones del juego. Los personajes son personas detrás que pueden tomar decisiones precipitadas o pueden cometer errores que pagarán caro. Os pongo un ejemplo, puedes estar caminando felizmente por un pueblo y encontrarte otra persona, puede que esa persona te salude y lleguéis a conversar, o puede que esté armada y tu prefieras huir. Puede que tu quieras acercarte a hablar pero él, al verte armado, prefiera no fiarse, aprendiendo la lección de otras veces que le sucedería algo parecido, y te mate antes de que tu tengas oportunidad de comunicarte. ¿Como va a saber que se te pasa por la cabeza?.

Y es que en DayZ la muerte es muerte. Tu personaje reaparece, por supuesto, pero todos los objetos, ropas, armas, comida que hayas recaudado en tu mochila con tu anterior personaje, desaparecen, además de aparecer en un lugar distinto al que estabas tu último segundo de vida. Es uno de los grandes motivos de temer a la muerte en este juego. Si murieras y, como en cualquier otro juego, salieras casi con lo mismo puesto, te daría igual y simplemente irías corriendo a donde te hayan matado para vengarte, pero si llevas horas y horas explorando y recopilando provisiones, y te encuentras a otra persona, puedes proteger lo tuyo con plomo, antes de que lo haga él.

Esas decisiones morales conforman DayZ, comenzarás pensando “Que guay, otra persona allí, voy a charlar”. Le hablarás por voz o por texto, quizás habla otro idioma o quizás no te quiere contestar, le podrías hacer señas pero ¿Le gustarán? Y cuando veas que ellos pueden elegir matarte porque sí, comprenderás que es un auténtico cabronazo, o que su experiencia ha creado su forma de ser. Sí, seguramente el dijo lo mismo con la primera persona que vio y obtuvo la misma respuesta. Plomo.

También te tenderán trampas, dejando provisiones u objetos difíciles de encontrar en medio de la carretera para dispararte desde una ventana o zona alta cuando estés recogiéndolas. O quizás prefieren esposarte y dejarte ahí tirado, o simplemente atracarte, quitarte todo lo que les interese y dejarte ir, pero ojo, ni se te ocurra seguirlos después, o que no te vean haciéndolo, porque probablemente acabes muerto, aunque ya no tendrás nada que perder.

Con esas experiencia bajo tu brazo aprenderás, te exaltarás y emocionarás cuando veas a otras personas, y escogerás de forma más comedida que hacer. -No me ha visto… ¿Me acerco? Paso de él y me voy por otro sitio para no cruzarme? Aunque tiene arma y una buena mochila… ¿Me lo cargo ahora que está de espaldas?-. Y a veces, pensarlo demasiado puede llevar a tu final. Morirás y morirás hasta curtirte y ser una persona más astuta, y tus decisiones tendrán un simple objetivo, sobrevivir y así seguir disfrutando el juego bien equipado.

Porque al final lo importante no es cuantas personas matas, no hay ningún tipo de puntuación. Será sobrevivir, poder continuar con todos tus objetos, poder llegar a hacerte una caña de pescar y usarla, previo paso de encontrar árboles con ramas útiles para confeccionarla, un anzuelo, una cuerda y un gusano bajo la tierra, para después hacer un fuego y cocinar tu glorioso pez. Cazar por el bosque algún ciervo o jabalí, o acampar con la tienda de campaña.

Así de gigante es DayZ, y es que pese a ser una alpha, pese a tener un montón (UN MONTÓN) de errores, la experiencia es indescriptible, simplemente no cabe ni en artículo de texto, ni en un video. Debes vivirlo, debes sobrevivirlo.

Consigue aquí DayZ Standalone más barato y al mejor precio gracias a Ofertasjuegos.com 

Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora, y desde 2011, intento transcribir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. Además de este mundillo también amo el de la tecnología, seguidme en Twitter y sabréis de que hablo.
Sígueme en

Latest posts by Museboy (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas: