Análisis Silence

Es invierno y fuera está nevando. La ciudad está casi desierta y sólo algunos niños se atreven a desafiar al frío jugando a construir muñecos de nieve. De pronto, un sonido ensordecedor cubre toda la zona. Los aviones enemigos se vislumbran en el horizonte. El sonido es cada vez más fuerte e insoportable. El peligro es real. Así empieza Silence, la nueva aventura gráfica de Daedalic, segunda parte de The Whispered World.

silence-aventura-grafica

Silence acontece unos años después de The Whispered World. Noah y Renie son dos hermanos que intentan sobrevivir en un país en guerra. Noah, ante un ataque inminente de las fuerzas enemigas, consigue rescatar a su hermana Renie de una muerte segura y se refugian en un búnker donde estarán a salvo hasta que pase el peligro. Aquí ya se empiezan a notar diferencias entre Silence y su primera entrega, el guion se torna más oscuro, más adulto, muestra escenas de una dureza inusual.

Para jugar a Silence no se requiere haber jugado a The Whispered World, esto es algo intencionado que Marco Hüllen, guionista de ambos títulos, ha dejado claro desde el principio. Pero yo añadiría que aunque no necesario, sí que es altamente recomendable, pues repiten algunos protagonistas y personajes, y eso nos ayudará a desarrollar una conexión con ellos mucho más profunda.

silence-aventura-grafica2

Según el propio Marco Hüllen, Silence pertenece a este nuevo género de aventuras gráficas llamadas aventuras modernas, donde la intención misma del juego es contar una historia. Eso quiere decir, sin alusión directa, que estamos ante un juego Telltale de última hornada. El inventario, el gran ausente, es un sistema automático ajeno al jugador. Los puzles, más sencillos y directos, nos ayudarán a conducir la historia de una manera más fluida. Esto es la propaganda, pero aquí queremos saber la realidad. Y la realidad es que esa simplicidad de la que Silence aboga, no sale bien parada. Pero vayamos por partes.

Dejadme empezar por un punto fuerte: los gráficos. Silence cuenta con un apartado artístico de lo mejor que he visto en aventuras gráficas en muchísimo tiempo. Al ser un título quizá muy cercano a consolas (ha salido para PS4 y Xbox One además de para PC), luce unos gráficos muy lejos de esos cel shading rarunos a los que Telltale nos tiene acostumbrados. Aquí no hay pixel art, aquí hay arte píxel a píxel. Y es que moverse por el mundo de Silence es una gozada para la vista. Nunca he visto antes una fusión tan exquisita de fondos 2D y personajes 3D. Os invito a probarlo vosotros mismos (hay disponible una demo en Steam). Al moverte por el escenario, múltiples efectos de parallax entran en acción. Es similar a lo que Revolution Software hizo con Broken Sword en 1996, pero que el artista de Silence, el mismo del anterior juego, ha llevado a un extremo que me ha dejado asombrado.

silence-aventura-grafica3

Pero Silence no presume de gráficos sino de proponer nuevas maneras de contar una historia y esa es sin duda una de sus grandes bazas. Todos los personajes están bien desarrollados, empatizamos rápidamente con sus frustraciones y sus problemas. Querremos ayudarlos a todos, salvarlos a todos, aunque eso implique tomar decisiones duras. Pero no siempre podremos. Como buen juego de decisiones, habrá que hacer cosas no muy agradables, habrá que herir a gente y eso tendrá un impacto en los personajes, algo que le dará un realismo más tangible al juego.

Las estrellas de esta historia son Renie y Spot. Spot era uno de los personajes más carismáticos y entrañables de The Whispered World. No solo está de vuelta, sino que vuelve con tal fuerza que le llevará a protagonizar grandes momentos en el juego. Renie es la hermanita que todos nos gustaría tener. Es lista, valiente, quiere muchísimo a su hermano pero, al fin y al cabo, sigue siendo una niña pequeña.

Pero Silence falla en un punto importante. Si decides eliminar las mecánicas propias de una aventura gráfica, eso tiene que ir acompañado de una fortísima narrativa, con dinámicas que no hagan decaer el interés y la atención del jugador. La sobresimplificación ha llevado a los desarrolladores de Silence a un extremo de tomar decisiones de diseño más que cuestionables. Si lo importante es la narrativa, y vamos a dejarlo claro, los puzles molestan, quizá no sea buena idea encerrar al jugador en una pantalla sin salida. Pantalla donde lo único que hay que hacer es probar varias combinaciones hasta dar con la correcta, obligando al jugador a esperar pacientemente hasta que el personaje vaya de un lado para el otro del escenario. Si esto es una aventura moderna, Gobliiins, entrega primera o segunda, estarían en la cúspide de la modernez aventurera. El puzle está ahí para proponernos un reto, para hacer de nexo entre la narración y el juego. También nos da ese empujón de alegría que conseguimos al resolverlo. No es así en Silence, donde todo es obvio, y si no lo es, la combinación lo hará obvio. No ha habido un ejercicio de construcción de historia y puzles, se ha pensado una historia, y se han añadido puzles por encima, como si de un condimento se tratase.

silence-aventura-grafica4

¿Es entonces Silence un mal juego? En absoluto, pero permitidme ser honesto con vosotros, me alegro muchísimo no tenerlo que puntuar. La razón reside en el público que este tipo de aventuras han atraído en los últimos años. Títulos con narrativas excelentes, mención aquí a Life is Strange, que atraen a un jugador menos predispuesto a bloquearse. Puntuar Silence podría alejar a ese público de una aventura de calidad muy notable. Si ese es tu caso, encontrarás en Silence una aventura muy interesante, quizá demasiado corta, de unas 6 horas de duración, pero con una narrativa excelente y unos personajes profundos y bien desarrollados. Si por contra eres amante de Guybrush Threepwood y tu camisa va decorada con una chapa que dice “Ask me about Loom”, no vas a encontrar aquí ninguna de sus valiosas características, siendo escasos los puzles y nulo el reto que nos presentan. Quizá la única justificación para adentrarte en él pueda ser el hecho de haber jugado a The Whispered World y querer saber qué le sucede a Sadwick.

Si al final decidís adentraros en el mundo de Silence, os pido un pequeño favor. Observad bien el final, miradlo un par de veces. Quizá no todo es lo que parece.

Madned

Madned

Hay dos cosas en mi vida que amo con locura: las aventuras gráficas y Nintendo. Sin perder la esperanza de ver algún día un Monkey Island protagonizado por Mario, los ratos libres los dedico a programar y jugar al indie del momento. También soy ex redactor de 'La Aventura es la aventura' y férreo lector de novela gráfica.
Madned

Latest posts by Madned (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Dani V. Martín

    Vaya….. Whispered World es mi aventura favorita de los últimos 10 años y esperaba mucho de Silence. Me invade entonces la decepción al saber que se trata de una aventura de puzzles inexistentes. Life is strange, Fables o Valiant Hearts están bien. Pero Whispered World, Night of the Rabbit, Black Mirror o Memoria están mejor.

    • Ricard Cabrera

      Lo sé! Whispered World está entre mis favoritas también, lejos de ser perfecta, sus puntos fuertes superaban sus flaquezas. Ahora con Silence se me ha roto el corazón, no es malo como juego, pero es que no llega ni a ser una aventura decente. Igualmente te insto a probarla, quizá cuando baje de precio o aparezca en un bundle, ya que si te gustó la anterior valdrá la pena que juegues solo por su historia.