Análisis Quantum Break

Remedy Studios sigue empeñada en contarnos historias de ciencia ficción sin dejar de lado ningún apartado que no tenga la “AAA” por bandera. Si con Max Payne se ganó la fama y con Alan Wake confirmó que saben lo que hacen, ahora Quantum Break pretende consagrarlos yendo un paso más allá, con una superproducción mitad videojuego, mitad película interactiva. Veamos que nos ofrece, si nos permites un poco de tu tiempo ;).

Quantum Break

De todos es sabido que me vuelven loco los viajes en el tiempo, no solo lo digo por el clásico “Regreso al futuro”, también juegazos como Day of the tentacle, Remember Me o Life is Strange por mentar algunos. Quantum Break también trata el tiempo, quizás de una forma más profunda, con nuevas teorías locas sobre qué podría suceder si estuviera bajo control de alguien, por lo que desde su introducción ya obtiene toda nuestra atención. Veamos de que trata exactamente.

Quantum Break

Un poco de historia

Como Jack Joyce, protagonista principal del juego, haremos una visita a un viejo amigo que quiere enseñarnos algo, el experimento por el que ha trabajado toda su vida con su exitosa megacorporación, una espectacular máquina del tiempo. La prueba ante Jack provoca una rotura temporal y uno y otro logran adquirir poderes diferentes con los que controlar el tiempo, haciendo que uno de ellos pierda la cordura y muestre su peor cara. Por supuesto, como Jack, deberemos parar sus planes que pueden provocar el fin de los tiempos, ayudados siempre de varios compañeros que comprenderán la necesidad de pararlo.

Quantum Break nos trae todo lo que mejor se le da a Remedy, acción y argumento a partes iguales. Por un lado, controlando al protagonista, encontramos situaciones de exploración donde podremos informarnos de la opinión de otros personajes y conocer más del trasfondo leyendo correos electrónicos e interactuando con “objetos narrativos” mientras avanzamos hacia nuestro objetivo. Es una fantástica manera de profundizar en la trama del juego y comprender así la forma de actuar de los actores importantes.

Quantum Break

Toneladas de acción

La acción, claro está, estará presente en todo momento, encontrando su mayor novedad respecto a Alan Wake o Max Payne en las habilidades del protagonista. Jack podrá acelerar su paso, formar un escudo parando el tiempo a su alrededor, o hacerlo frente a los enemigos para que varias de nuestras balas les exploten en la cara al mismo tiempo, y otras jugosas habilidades que iremos adquiriendo según avanzamos en al aventura.

Aunque nos encontraremos varias escenas cinemáticas con el motor gráfico del juego, se intercalarán con la serie de Quantum Break, que es indiscutiblemente necesaria y totalmente dependiente de nuestro avance en el juego. Al finalizar cada acto con Jack, veremos el episodio de la serie que complementa al título donde se desarrollará la historia de otros grandes protagonistas de Quantum Break con los que nos cruzaremos tarde o temprano en el juego. En un principio nos pareció un “corte de rollo” el vernos obligados a visualizar un episodio de 20 minutos tras el enganche jugable de cada acto, pero en 1 hora de juego estaremos enganchados a la trama y disfrutaremos de las escenas soltando el mando y descansando de toda la acción que el título nos ofrece.

Por otro lado, a parte de los típicos tiroteos marca de la casa, con esas buenas ideas utilizando el tiempo, también encontraremos momentos de más calma y resolución de pequeños puzles para avanzar, nada excesivamente espeso, pero que da descanso a cada momento de acción. En ciertos puntos, controlaremos a otro personaje sobre el que tomaremos decisiones al más puro estilo “Life is Strange”, pero no queremos desvelar más, es bastante interesante.

Quantum Break

Apartado técnico

Desde el anuncio del título, uno de los atractivos de Quantum Break era, sin duda, su apartado técnico, demostrando lo que la nueva generación podría ofrecer para visualizar de la mejor forma lo que significa parar el tiempo, o las anomalías que se pueden causar con roturas de esta cuarta dimensión. Y lo hace, los efectos del tiempo son auténticamente espectaculares, al igual que las físicas de los objetos, una auténtica virguería, como los efectos de destrucción cuando disparamos a mobiliario del escenario, o cuando materiales yacen inmóviles en el aire y se ven empujados por nuestro paso flotando como si la gravedad no influyera en ellos.

Por otro lado, encontramos la polémica resolución del juego (720p) en Xbox One, que es notoria en la nitidez en general, sobretodo por el molesto granulado en las sombras y partes más oscuras, propio de los juegos que quieren camuflar esa baja resolución. En todo caso, los filtrados funcionan de lujo y no conseguimos ver ni un solo diente de sierra durante la aventura, haciéndonos olvidar la resolución y disfrutar de los maravillosos efectos del tiempo, iluminación, modelados, y expresividad de los personajes de los que goza Quantum Break.

Quantum Break

Conclusiones

Quantum Break es, a nuestro parecer, la mejor obra de Remedy, dividiendo de forma magnífica cada momento de acción con los de exploración y aventura, y añadiendo los episodios de la serie en cada acto que otorgan una gran inmersión gracias a los reconocidos actores totalmente integrados en el propio juego (De forma realista en la serie, y de forma renderizada en el juego) que mejoran el desarrollo de la trama sin necesitar ser las horas que necesita para hacerlo cualquier RPG extenso, por poner un ejemplo.

Arrastra algunas pequeñas pegas, como la traducción al castellano que solo llega en forma de subtítulos y no al doblaje, o la nitidez general, dos cosas de las que te olvidas rápido por la extraordinaria calidad del título. También nos gusta que el juego no tenga una duración exagerada, es horrible cuando un juego se alarga artificialmente, cuando se da vueltas a una trama para dar una mayor duración al título. Quantum Break no es el juego más largo que vas a jugar en tu Xbox One (De 8 a 10 horas contando los capítulos entre acto y acto y leyendo cada detalle que aporta más comprensión de la historia) pero sin duda, si va a ser de los que mejor sabor de boca te dejen.

El lanzamiento de Quantum Break está programado para el 5 de abril. Puedes comprar Quantum Break al mejor precio aquí.

Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora, y desde 2011, intento transcribir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. Además de este mundillo también amo el de la tecnología, seguidme en Twitter y sabréis de que hablo.
Sígueme en

Latest posts by Museboy (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas: