Duck Tales de NES, toda una joya

Duck Tales es un videojuego que salió en 1989 para NES. La precursora de esta joyita fue Capcom, y vaya pedazo de plataformas que crearon. El videojuego está basado en la famosa serie de Disney “Pato aventuras”, cuyo protagonista coincide con el del videojuego, y hablamos por supuesto del archiconocido y multimillonario Tío Gilito.

La duración del juego no es excesivamente larga, de hecho a mí siempre me ha parecido un juego bastante corto, aunque eso sí, muy intenso. El videojuego nos ofrece cinco niveles, y tenemos la opción de completarlos en el orden que más nos guste. Eso sí, una vez completados todos los niveles se nos trasladará a Transilvania para derrotar a el jefe final. Los niveles son estos:
The Amazon: Este nivel se desarrolla en la selva del Amazonas. Aquí tendremos que atravesar las ruinas de un templo inca. El nivel está repleto de trampas, y nuestro principal objetivo será conseguir el centro del Rey Inca.
El Tito Gilito azotando con su bastón en la Selva
Transylvania: Este nivel es especialmente tétrico, y está lleno de fantasmas, vampiros, ataúdes y cosas así. Con Tío Gilito al frente tendremos que enfrentarnos a los espíritus que plagan una casa encantada. En esta ocasión tendremos que estar muy atentos a los mensajes que nos mandarán nuestros sobrinos. Los espejos molan especialmente ya que nos transportan a distintos lugares de la casa. Nuestro objetivo es una moneda del reino perdido.
African Mines: Este nivel se desarrolla en unas minas de áfrica, por lo que el nivel es totalmente subterráneo. Nuestro objetivo es obtener la llave de un esqueleto en otra fase para poder pasar por los túneles, además tenemos que buscar tesoros en los lugares más extraños. El premio final es un diamante gigante que veremos en el centro de la tierra.
The Himalayas: Este nivel transcurre en los Himalayas, así que estaremos rodeados de nieve. Deberemos mirar donde pisamos, ya que a veces quedaremos atrapados entre la nieve. Ojo con el hielo, que resbala tanto o más que en la vida real. Nuestro objetivo es la corona de Genghis Khan, un gran mono blanco.

El tio Gilito contra el jefe final de los Himalayas
The Moon: Como habéis imaginado, esta fase se desarrolla en la Luna. Personalmente creo que es una de las más completitas y sin duda la más divertida de todas. En esta ocasión buscaremos el control remoto para llamar a un robot y que nos ayude a encontrar la habitación del jefe. La recompensa de este nivel es un queso verde de la longevidad, sí, un queso gigante, y no es de extrañar cuando el feje final es una rata enorme.

La verdad es que este juego me parece magnífico, gráficamente sencillo y bastante colorido, te hacía meterte de lleno en sus aventuras nada más comenzar a jugar. Además la música era más retro que nunca, juzgad ustedes mismo en este video que transcurre en mi fase favorita, The Moon:
Espero que algún día tengáis la oportunidad de probarlo, si es que no lo habéis hecho ya, puesto que guardo tan buen recuerdo de él que aún lo tengo como uno de los mayores tesoros que estan en mi poder. Que grandes momento me vienen a mi anciana cabeza, y es eso lo que me queda después del naufragio… recuerdos de los mejores videojuegos a los que he jugado.

¡Un saludo lechuckeros!

LeChuck

LeChuck

Desde las profundidades del Caribe vigilo los mares.
LeChuck
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Ostras que recuerdos! ya no me acordaba de él ^^

  • Que buena pinta, un plataformero 100%!!

    * En Latinoameria (Argentonia) se le conoce como "Tío Rico" 😀 Y bastante acertado el nombre!!

  • Anonymous

    La época de los cartuchos, jeje, es uno de mis plataformas favorito junto a Mario, ya perdí la cuenta de cuantas veces me lo pase, genial en jugabilidad, gráficos coloridos, participacones estelares de los personajes de la serie…como en las fases de bonus…q tiempos aquellos