Super Metroid

Mientras Nintendo desaprovechaba la ocasión de celebrar el aniversario de una de sus sagas más emblemáticas, y sacaba al mercado el primer Metroid sin Samus de protagonista y sin aparente interés para cualquier fan de la saga, yo he estado jugando a Super Metroid por primera vez. Sí, me encanta la saga Metroid pero admito que no la conocí de primera mano hasta muy tarde, ya en Gamecube con Metroid Prime. El primer juego en 3D de Metroid me encantó de principio a fin y busqué en las 2D más disfrute y entendimiento sobre la historia de Samus. Me jugué Metroid Zero Mission y Metroid Fusion de Game Boy Advance y el enganche con Metroid continuaba. Aunque la mayoría pasaban de los Metroid 2D a los 3D, para mi fue al revés, y la experiencia fue muy grata, pues realmente, al final, me engancharon todavía más los de desarrollo lateral. Después de leer y escuchar maravillas de Super Metroid, nombrado y renombrado como el favorito de la saga para muchos, por fin me he puesto en serio con él hasta finalizarlo.

análisis super metroid

He de admitir que he probado varias veces el jugar a Super Metroid y sus primeros minutos se me atragantaban. No se si sabría explicar porqué, pero después de jugar a otros títulos 2D de la saga el principio de este se me hacía bastante cuesta arriba, y el desarrollo es bastante más complicado que otros. Super Metroid es un juego muy difícil para seguir el desarrollo sin guía, y no por tener enemigos complicados, sino por los mapas. Pero también es verdad que el principal atractivo de todo Metroid es la exploración, y es a lo que te obliga desde el principio el juego.

Siendo así, y entrando en faena, Super Metroid es un juego de exploración y acción en dos dimensiones de desarrollo lateral en el que controlamos a Samus Aran, una cazarrecompensas que intentará rescatar la última larva de Metroid, una raza alienígena con poderes que parecen ser interesantes para los científicos y la humanidad. Como es lógico, alrededor de esta raza se sucede toda la saga y no podía ser menos Super Metroid, el último juego de la saga creado por el “equipo Metroid” de Nintendo, con Gunpei Yokoi, Yoshio Sakamoto, Kenji Yamamoto y Makoto Kanoh. El siguiente Metroid de sobremesa ya fue Metroid Prime para Gamecube, al cargo de Retro Studios, una desarrolladora first party de Nintendo que demostró que la saga tenía cabida en las tres dimensiones.

análisis super metroid

Como sabéis, si a muchos juegos se les llama “Metroidvania” es, en casi la totalidad de su significado, por Metroid, y significa que su desarrollo se basa en la exploración de escenarios en 2D laterales que nos obligarán a revisitar zonas con nuevas habilidades que desbloquearán el paso a nuevas áreas. Samus comienza su aventura con habilidades básicas, y poco a poco va adquiriendo y descubriendo nuevas tecnologías que le permiten derribar algunos muros, abrir nuevas puertas o llegar más alto para alcanzar nuevas plataformas. Esto nos obliga a recorrer el mapeado una y otra vez después de recibir nuevos poderes, y así continuar la aventura hacia nuestro destino. De camino, también encontraremos muchos secretos, sobretodo en forma de expansiones de nuestros misiles, tanques de energía para ampliar nuestras posibilidades de supervivencia, potentes bombas y más armamento especial que iremos descubriendo a lo largo del juego.

Técnicamente el juego luce espectacular hablando de los 16 bits de Super Nintendo. Los escenarios se muestran coloridos y Samus goza de un sprite enorme en pantalla, así como sus enemigos que también derrochan carisma por los cuatro costados. Las animaciones también parecen adelantadas a su tiempo y acompañan en su totalidad a la gran ambientación del título, que nos pone en un planeta extraterrestre en el que exploraremos diferentes áreas cada una con sus características, con lava, agua y otros líquidos a los que podremos resistir con las mejoras adecuadas. Los efectos sonoros y la música también dejarán huella en tu ser, desde las melodías míticas al recoger un ítem a las ambientales de cada zona.

Si no habéis jugado nunca a ningún Metroid, seguramente tengas mejores juegos en la saga para comenzar, posiblemente Metroid Zero Mission de GBA y descargable en la eShop de las últimas consolas de Nintendo. Por ser el remake del primero de NES, probablemente sería la mejor opción. Los Metroid 3D no son la mejor forma de comenzar, pero también te pueden servir si ya estás más habituado a jugar en 3D que 2D, tienes una impresionante trilogía en Wii/Wii U de Metroid Prime. Se caen de los recomendables Metroid Other M de Wii, por ser “diferente”, y a los ojos de muchos, muy inferior, y Metroid Prime Federation Force, por contar una historia paralela como excusa para hacer un sencillo juego de disparos cooperativo. Recordarte que también ronda por ahí el Metroid 2 lanzado en su día en Game Boy y re-hecho por un fan con gráficos de Super Nintendo, el cual podrás jugar en tu PC. También disfrutarás mucho Metroid Fusion, también de GBA. Ya tienes trabajo ¡Corre a disfrutar de esta maravillosa saga!

Super Metroid, tras esos duros inicios, me ha recordado al resto de títulos de la saga dándome buenas horas de entretenimiento y de gratificantes momentos de re-encuentro con el camino a seguir. Si te gusta su jugabilidad, deja de lado todos esos juegos indies actuales que basan su jugabilidad en Metroid y coge por banda este o cualquiera de la saga, entenderás como su estilo se ha convertido, por sí solo, en todo un género que los veteranos del mundo del videojuego están viendo revitalizado últimamente. Solo faltas tu, Nintendo, a 3DS, a Wii U o a NX, si no te ves con presupuesto de sacar uno en 3D, disfrutaremos igual o más de uno 2D, pero devuelve la saga a la actualidad y no la entierres.

Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora, y desde 2011, intento transcribir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. Además de este mundillo también amo el de la tecnología, seguidme en Twitter y sabréis de que hablo.
Sígueme en
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Mikel López

    Pensaba que ya habrías pasado el Super Metroid. Estoy de acuerdo en prácticamente todo lo que dices. Para mi, a pesar de ser de los últimos Metroid que me pase pues empezé con la saga con los de GBA, me parece el mejor Metroid 2D de la saga. Nintendo supo coger toda la esencia del primero y mejorarla hasta el infinito en SNES, y es, desde luego, el Metroid más puro de todos. Solo hace falta ver los múltiples Speed Runs del juego, y darse cuenta de lo bien diseñado que está el juego y, si conoces perfectamente las técnicas y el mapeado del juego, como se puede completar como de la gana. De hecho, flipe cuando vi un Speed Run en el que el jugador se pasaba el juego en orden de jefes inverso acabando en primer lugar con Ridley que es el último en el orden normal. Pero claro, conseguir eso requiere de mucha práctica y mucha habilidad en el juego.

    Solo decir que, para los que empiecen en la saga, como dices, es mejor que empiecen por los de GBA, en especial Zero Mission, que es mucho más asequible que Súper Metroid y, además, cronológicamente es el primero de la saga.

    Y por último, aunque Metroid Other M no esté a la altura de los grandes Metroid, sigue siendo un juego muy recomendable, sobre todo si se es conocedor del resto de juegos de la saga.

    ¿Analizareis Recore? Me está pareciendo un gran juego que, además me recuerda mucho a los Metroid Prime.

    Un saludo a todos!!!

    • Juan Museboy

      Muy interesante lo que dices sobre el Super Metroid, tendré que echar un vistazo a esos speedruns locos porque es fascinante como te llegas a perder en un juego y, en realidad, haya diversas formas de superarlo.

      Precisamente estoy dándole ahora a Metroid Other M, que como bien dices, es raro dentro de la saga, lo tengo desde la época en Wii e igualmente por seguir la historia me ha interesado jugarlo, ya te contaré!

      Sobre ReCore, la verdad es que me llama mucho la atención pero todavía no ha caído en mis garras, próximamente.

      Gracias por tu comentario Mikel 🙂