Pueden sustituir los juegos para smartphones a las videoconsolas portátiles?

Los juegos para moviles, gracias en gran parte a los smartphones, están alcanzando un nivel de ventas y de movimiento de dinero muy importante, que no está pasando desapercibido por las compañías de videojuegos de toda la vida. Están viendo un gran filón en sacar versiones, cada vez más parecidas a las de consolas portátiles, en esta plataforma.

Angry Birds es seguramente el mayor exponente del éxito de un videojuego original en los smartphones

Para empezar, no sabría si considerarlo una plataforma, puesto que hay mucha diversificación, pero si es verdad que la llegada de los smartphones le ha dado bastante una base sólida, y más potencia en cuanto a hardware a los desarrolladores, haciendo fácil portar juegos directamente desde las videoconsolas convencionales.

Personalmente, creo que es una plataforma diferente, intentaré explicaros mi punto de vista de este asunto. Cada videoconsola ha tenido su propia forma de control, que se ha desmarcado o ha evolucionado para intentar llegar a la mayoría de gente posible.  Los actuales smartphones presentan una interfaz en su mayoría táctil, con lo que los juegos que triunfan son juegos creados desde cero para esa interfaz. Incluso hablando de videoconsolas táctiles, como Nintendo DS, ésta tiene muchas opciones de control y da a los desarrolladores libertad para elegir la mejor forma para cada juego. En un smartphone todo se basa en sus acelerómetros y giroscopios, y en la pantalla táctil.

 Sony Ericsson (obviando la vetusta NGage de Nokia) está intentando dar a los desarrolladores y usuarios un smartphone que también hace de videoconsola, con Xperia Play. Utilizando la plataforma Android y  el procesador Tegra 2 de Nvidia como base, intenta impulsar el videojuego “de toda la vida” en los smartphones, con los controles de toda la vida. Realmente funciona, y funcionará, con emuladores, pero, se animarán los desarrolladores con un terminal más dentro de este mar de smartphones?. Parece ser que no.

Xperia Play, llamado por muchos “Playstation Phone”. En realidad es un Android más pero con controles físicos y ports de PSX.

Lo que manda actualmente en el videojuego de smartphone es el juego rápido, sencillo, o incluso de tipo puzzle, aunque esto se pueda considerar un tópico. En mi opinión las ventas que puedan tener juegos de otro tipo, juegos más convencionales, vienen a llegar de usuarios que son arrastrados por llevarse los juegos que tienen en sus consolas, siempre encima con su smartphone.

Es lógico y mejor visto, llevar un smartphone encima y sacarlo en el autobús o en el metro para echar unas partiditas. Lo que falla es que el juego convencional en un smartphone es igual de atractivo pero no igual de jugable que en una videoconsola. Incluso impresionantes juegos técnicamente, como Infinity Blade para iOS, se ven limitados jugablemente y finalmente repetitivos y aburridos, al no poder ampliar ésta con esos métodos de control. Estos juegos se venden por el mismo efecto de atracción que muchos juegos de sobremesa, pero terminan no recompensando al usuario lo suficiente, pese a su gran precio respecto a los videojuegos convencionales.

Infinity Blade, un juego atractivo que aparenta profundidad pero que se juega pasando un solo dedo por la pantalla y se avanza “on rails”.

Una solución que se ha usado en interfaces táctiles es el adaptar una interfaz de controles convencionales en una pantalla táctil, con su pad, stick o botones apropiados. Está claro y queda patente, de que no es la mejor solución y que los juegos que triunfan son los que “se olvidan” de las videoconsolas convencionales.

NOVA, el “Halo” de Gameloft para smartphones, adapta sus controles en la táctil, con buen resultado pero insuficiente para un juego de este tipo. 

Otro tema interesante a tratar es la diferencia de precio entre un smartphone y una videoconsola portatil, cosa que también divide el mercado de uno y otro. Los primeros suelen ser más caros, se los compra uno mismo, y se financia el precio con los contratos con operadores, las segundas se suelen utilizar más como regalos de fechas señaladas, o autocompras también por afición, pero se concentra en el ocio, y el ocio en un telefono móvil suele ser algo secundario, y aunque cada vez es más importante para el usuario ser también eficiente para trabajar con videojuegos, está claro que ningún buen aficionado a los videojuegos pretende sustituir su videoconsola con un smartphone.

En conclusión, hay una clara división entre los videojuegos de las consolas portatiles y los de smartphone, y un mercado no tiene porque pisar al otro, a no ser que se acerquen sus conceptos de formas de control, que, porque no, podría ocurrir en el futuro.

Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora, y desde 2011, intento transcribir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. Además de este mundillo también amo el de la tecnología, seguidme en Twitter y sabréis de que hablo.
Sígueme en

Latest posts by Museboy (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Pues yo espero que no, para mi es incomparable la experiencia de jugar un videojuego en un móvil o una portátil. Eso no quita que haya grandes juegos como Plants Vs. Zombies o Game Dev Story, pero la mayoría no suelen tener el "feeling" de los juegos para portátiles o sobremesa.
    Otra cosa es que una gran cantidad de gente ya tenga suficiente con los juegos de móvil y pasen de

  • Yo en octubre tendré el sony ericcson xperia play, ya os comentaré mis sensaciones.

  • El Xperia Play está bien para los emuladores sobre todo ^^ Aunque a mi las crucetas Sony nunca me han gustado ( Ese hueco enmedio :S)