Los seis pecados de Xbox One

Pese a mi artículo de hace unas semanas sobre lo errónea que era la idea de pasarse prematuramente a la nueva generación, y gracias a una oferta irrechazable muy por debajo de su PVP, que dudaba en ver hasta dentro de meses si no años, decidí hacerme con Xbox One como inversión de futuro, y para poder jugar a Titanfall y otros juegos, en la que para mí es la mejor plataforma de juego Online, Xbox Live. 


Xbox-One-6-pecados

1- Kinect. Tenía que ser lo primero. A Xbox One con Kinect, le sucede lo mismo que al propio Windows 8 en ordenadores con teclado y ratón. Está ahí, y funciona bien, pero no es la mejor forma para controlar ni una interfaz, ni un videojuego. Cuantas veces han saltado algunas de las acciones por voz de mi Xbox One sin yo decir nada que realmente debiera activarlas. Y cuantas veces me ha hecho perder un valioso tiempo usando la interfaz de Xbox One por usarlo con el mando (El siguiente punto), porque está más encarado a usarlo con la voz o incluso con Smartglass (Otro peñazo que mejoran parche a parche con las prisas). Kinect puede ser útil el día que invite a alguien a hacer “el bartolo” delante de la consola, pero cuando juego solo no me aporta casi nada. Era prescindible, una vez más. Quizás habría sido mucho mejor idea dejar Kinect como accesorio optativo, y meter algo como Oculus Rift incluido. Eso si habría gustado al público más hardcore gamer. Al menos, nos ha dado risas con los trolleos en Xbox Live.

2- Interfaz. Como os decía con Kinect, la interfaz no está bien diseñada. El rollo Windows 8 en Xbox 360 estaba mejor integrado al mando, pero en Xbox One han querido hacerlo más para Smartglass y Kinect, y con el mando se hace todo muy lento. Salir con el guía, elegir amigos, carga la actividad de amigos, consultas amigos… Muchos pasos, cuando en Xbox 360 el botón guía era útil, sencillo y perfecto ¿Para que cambiar algo que funciona tan bien? Se, que como Microsoft hizo con Xbox 360, la interfaz cambiará cuatro o cinco veces, tendrá un buen soporte y una evolución, pero veo muy criticable la involución que han hecho, y así dejo constancia de mi opinión. Major Nelson, toma nota.

3- Servicios. Está muy bien que añadan cosas. Lo de Twitch.tv, con la última actualización, tras ver el éxito en PS4. Es bueno, es un buen paso y las cosas útiles hay que tenerlas. No puedo decir lo mismo cuando quitan cosas que ya teníamos en Xbox 360 con excusas baratas. Mensajes con voz, uno de los servicios diferenciadores dentro de la evolución de Xbox Live. No podía enviarle un mensaje a un amigo para decirle que no me dejaba entrar en su grupo para charlar. No podía hacerlo de una forma sana. O le invitaba a un grupo para sacarle del suyo, cosa totalmente absurda, o me ponía a escribir un vetusto mensaje de texto. Lo hice a través del ordenador, porque obviamente el teclado en la consola buscando letra por letra con el mando es un incordio. Al final, el optó por llamarme por móvil. Con Xbox 360 no me había pasado nunca que ante la ineptitud del servicio tuviera que hablar por móvil con una persona para poder llegar a jugar juntos o ver el que.

El cúlmen de lo patético quitar opciones con excusas de que no se utilizan mucho. En un móvil, no tiene gracia enviar un mensaje con voz, pero en la consola tiene mucho sentido enviar mensajes por voz, porque así la persona cuando termina la partida o cuando puede pausar el juego, lo escucha, y el de texto es… ponerse al nivel de Playstation Network, un servicio que siempre ha ido por detrás en la integración del juego y comunicación Online. Skype no me interesa, no me interesa ver la cara de nadie mientras juego, me interesa poder hablar con el y poder enviarle mensajes de voz para comunicarme.

4- Potencia. Ya lo sé, es muy pronto para tratar de infravalorar el poder del hardware de Xbox One, pero la marca Xbox siempre se ha caracterizado por la potencia, desde la primera Xbox, y pasando por Xbox 360, que pese a ser más antigua que PS3 dió el cayo e incluso gracias a su facilidad de programación se llevó las mejores versiones en muchos de los juegos multiplataforma. En Xbox One se ha empezado realmente mal y parece que la tónica, pese a la facilidad de programación, sea que una consola como Playstation 4 que es 100€ más barata, también es más potente. El hecho de tener muchos juegos multiplataforma a una resolución mayor dice que la potencia de Playstation 4 está bastante por encima de Xbox One. Pienso en juegos de la generación Playstation 3 que llegaron a Wii con menor resolución pero salvando bastante los muebles, y quiero creer que no es esa la diferencia que veremos en esta generación entre Xbox One y PS4.

5- Precio. Si algo ha marcado el inicio de esta generación, es la diferencia de precio entre Xbox One y PS4. Microsoft no se puede permitir el cobrar 100€ más a sus usuarios que Sony, cuando en algunos países como el nuestro no es ni mucho menos la primera elección de los compradores. Si todo lo que eran “pros” para comprarla en Xbox 360, ahora son contras, le pones más fácil a la competencia barrerte en ventas. Está claro, el meter Kinect de fábrica ha sido uno de los causantes, y como para la mayoría es prescindible, pues es lógico pensar que el pack sin Kinect debería estar cerca, porque todavía no aporta ni tan siquiera todo lo que prometieron. Aún así, Xbox One se puede encontrar a precios bastante interesantes en OfertasJuegos.com, el pack de Xbox One con Titanfall se queda en 469,99€.

6- Incompatibilidad. No puede ser que uno tenga un volante de 400€ (El Fanatec de Forza MotorSport, sí, el oficial, y no puedo jugar a su quinta parte con el…), y unos auriculares de 100€ y pretendieran que me comprase unos nuevos por ser incompatibles. Es totalmente intolerable, y castigable. Con los volantes todavía tenemos problemas, porque no está anunciada ninguna solución, y se han pasado la pelota entre Microsoft y Fanatec, pero yo tengo un volante que está aparcado y solo lo puedo usar con mi PC. Con los auriculares, después de mil excusas de calidad y tal, han sacado un adaptador (Un plástico de 20€) para que, al menos, podamos usar esa “calidad inferior” que ya teníamos. Este es uno de los mayores motivos que tenía para no comprar esta consola, y si al final la compré, como os digo, y después de mucho repensarlo es por el inigualable precio que la pude obtener, pero Microsoft todavía me tiene que dar una solución a lo del volante y no hay nada anunciado. De momento no compraré ningún juego de coches, obviamente.

 

Como véis, solo he hablado de la consola y sus posibilidades, pues como os digo, el catálogo todavía es pobre dentro de sus primeros meses de vida, y eso históricamente les ha pasado a todas las consolas, así que es algo que no podemos evaluar en estos momentos. Por suerte, sabemos que casi todos estos pecados cometidos en Xbox One son todavía corregibles, y han de ser subsanados. Que Playstation 4 le haya tomado la delantera incluso en su país madre, EEUU, solo denota cosas mal hechas por parte de Microsoft y no haber sabido llegar a todo su público. Sony lo ha hecho mejor con algunas cosas, y peor con otras, y aunque el éxito no venga marcado por ningún detalle en concreto, seguramente el que cometa menos fallos podrá hacerse con el liderato del mercado.

Pensar que Kinect ha encarecido Xbox One y también le ha limitado su hardware, todo me hace pensar que Microsoft ha de bajarse ya los pantalones y al menos, sacar un pack rompedor de la consola, con o sin Kinect, por debajo de los 400€. Quizás con Titanfall era muy pronto, pero yo apuesto por la salida de Halo 5, aunque ese salto tan desesperado solo llegará si realmente Playstation 4 domina claramente el mercado en los pocos meses de vida de esta nueva generación.

Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora, y desde 2011, intento transcribir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. Además de este mundillo también amo el de la tecnología, seguidme en Twitter y sabréis de que hablo.
Sígueme en

Latest posts by Museboy (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • El futuro no se presenta nada halagüeño para Microsoft y su Xbox One. Yo he sido otro de los que, hasta ahora, había adquirido en sus respectivas generaciones las anteriores máquinas de la compañía americana como sistema principal. Pero el camino marcado por One al menos a mí me hace desistir de pensar en su compra en un futuro. De hecho, como en un tiempo prudencial las ventas no aumenten (y no intuyo muchos motivos para hacerlo) personalmente no me extrañaría que Microsoft dejase a su consola de lado. Cuando algo no funciona como esperan la paciencia no siempre ha acompañado a los americanos en el pasado.

    • Espero que no pase eso, yo opinaba como tú, y la disfruto, pero también es verdad que ni se me pasaba por la cabeza pagar más de 400€ por ella, visto sus grandes defectos. Teniéndola puedo criticarla incluso mejor, y como considerado seguidor de los modelos anteriores, creo que el declive comenzó el último año de Xbox 360 donde no tuvieron ya lanzamientos decentes y dejaron solo los multiplataforma.

  • Jesús Relinque Pérez -PEDJA-

    1.- Kinect; funciona muchísimo mejor que el de 360. Si no te gusta, usa el mando. Si el juego de turno confunde lo que dices con alguna acción del propio juego, el pecado no es de Xbox One, es del desarrollador.
    2.- Interfaz: mejorable, por supuesto, pero tampoco es tan engorrosa ni imposible, a no ser que seas más bien torpe o neófito en estos temas.
    3.- Servicios: ¡claro!, me compro una consola de nueva generación para enviar mensajes con voz. No es diferencial para decidir entre una u otra, o para descartarla.
    4.- Potencia: no creo que sea mucho menos potente que su rival. Que al principio los juegos sean mejor en Ps4 que en One ya ocurrió en el pasado pero al revés, y no implicaba que una fuera menos potente que otra. De nuevo las culpas, justas o no, para el desarrollador. Por cierto, si el catálogo de One es triste, ¿cómo le ponemos al de PS4?
    5.- Precio: Sí, el Kinect es el que ha encarecido el pack, es lo único que puedo darte la razón. Pero para mí sigue teniendo mejor diseño y pack inicial (mando y auriculares) que su rival.

    • 1: Mejor que en Xbox 360 sí, pero si Microsoft va a mejorar la detección de Kinect con la próxima actualización (Y ya lo hizo con la última) no debe ser porque todo son problemas de desarrollador del juego, sobretodo cuando yo me refiero a ordenes de interfaz y no del propio juego (Aunque en Ryse si ha habido alguna tontería).

      2: Es mejorable porque ha empeorado desde Xbox 360, no soy torpe ni neófito, soy critico con algo que no funciona bien, habiendo hecho recientemente en su consola anterior algo que si funcionaba bien.

      3: No me compro una consola de nueva generación para hablar por Kinect, eso si te lo digo. Si antes habían mensajes de voz, y los quitas, es una pérdida de un servicio que yo, y bastante gente, sí utilizábamos, si tu prefieres los mensajes de texto, porque si los consideras de nueva generación, pues me parece bien.

      4: Los desarrolladores tienen el mismo tiempo con el Kit de Xbox One y PS4. Teniendo las dos consolas una estructura parecida al PC, no es lo mismo que la generación anterior. Si todos los desarrolladores están dejando por debajo las versiones multiplataforma en Xbox One no es por fanboyismo a Sony, si no porque realmente hay algo en lo que ellos pueden hablar y nosotros no.

      5: Los packs de Xbox siempre han tenido mando y un auricular decente, es una de las cosas que aprecio precisamente en Xbox Live, casi todo el mundo habla gracias a eso. Que tenga mejor diseño es una opinión muy subjetiva, porque PS4 es bastante más pequeña aunque algo más ruidosa. Va sobre gustos, sobre precio, es más cara y le ha afectado claramente a las ventas.

  • Realmente los pecados de Microsoft se pueden resumir en dos.

    1 – Haber dejado morir a a Xbox 360 pasando de ella. La consola paso a estar muy mimada a dejarla ahí casi olvidada. Solo pensad las ultimas exclusividades y mejoras que ha tenido en los tres últimos años.

    Desde Kinect, parece que Microsoft le diese igual la consola. Por ejemplo Games with Gold, tarde y mal.

    Mientras que Playstation 3 empezó muy mal y al final dejo un muy buen sabor de boca.

    2- El pecado mas grande. Como muchas grandes empresas, quieren meter las cosas por cojones. “El usuario es tonto y no sabe lo que quiere” Fue lo que le hizo perder el liderazgo a Sony en la pasada generación.

    Microsoft siempre ha sido así, parecía que con 360 lo habían solucionado pero no. A la que puede te la mete hasta la garganta. Su puñetera manía de meter sus estandares en lugar de adaptarse al mercado.

    Nunca le ha salido bien y lo sigue intentado.

    Eso es lo que ha hecho que Xbox One se de el hostiazo. Ahora falta ver como va todo.

    Porque hay que recordar que Sony es experta en cagarla, ahora va bien, pero ya veremos cuando vuelva a tener el mercado….

    • Totalmente de acuerdo compañero. Sobretodo el palo del trato a Xbox 360 el último año, de ser mi consola favorita de la generación a ni encenderla por no haber juegos. Tristísimo.

      Gracias por tu aportación.

  • QwertyVisual .

    “Xbox One con Kinect, le sucede lo mismo que al propio Windows 8 en ordenadores con teclado y ratón. Está ahí, y funciona bien, pero no es la mejor forma para controlar ni una interfaz, ni un videojuego.”

    Si, claro. Los Shooters fueron hechos para el joystick……….

    • Me refiero al paralelismo entre usar Windows 8 con un teclado y ratón, y la interfaz de Xbox One con Kinect. Se puede pero no es la mejor forma. Windows 8 lo es con una pantalla táctil, para lo que está diseñado, y los videojuegos de PC pues se juegan genial con teclado y ratón, por supuesto.

      • QwertyVisual .

        Mi error, no entendí la comparación específicamente con windows 8 (S.O. que he esquivado olímpicamente); y si tenés toda la razón.