Kinect, un año de historia

Hace unas semanas, el periférico para jugar sin mandos de Microsoft, Kinect, cumplía un año. Ese cacharro por el que nadie daba un duro, lleva vendidas millones de unidades. Hagamos balance de su primer año de vida.

 

Un poco de historia

Hace un par de años, saltaba por la red el rumor sobre un proyecto que se traía entre manos Microsoft. Los rumores y nuevos datos se expandieron como la pólvora, y cada dos por tres aparecían supuestas noticias y prototipos de lo que podía ser una nueva consola, o accesorio para Xbox 360. Fueron meses de intensos debates y especulaciones sobre lo nuevo del gigante electrónico, hasta que en un evento en 2009 este misterio se englobó bajo el nombre de Project Natal. Alex Kipman, director de Microsoft y creador, lo definió como “el nacimiento de la próxima generación de entretenimiento“. Los rumores no cesaron, pero ahora tenían nombre y apellido. Tuvimos que esperar hasta el E3 de ese mismo año para comprobar que Project Natal era una realidad. Este es uno de los primeros videos en el que se mostraba la nueva forma de jugar a videojuegos.

Entre las características que se desvelaron del nuevo accesorio de 360, para jugar sin mandos, encontramos el reconocimiento facial y de voz, cámara RGB, un sensor de profundidad y un micrófono, todo ello hacían posible que tú fueras el mando. Las demos presagiaban que se trataba de un producto familiar y para jugadores casuals, que se han ido incrementando desde Eye Toy, y sobretodo con Wii. Un nuevo comprador potencial y un mercado en alza en el que Microsoft quería su tajada.

El 2010 iba a ser sin duda el año de Project Natal, mientras se especulaba por la red posibles fechas y precios para su salida, llegaba de nuevo el E3 y la conferencia de Microsoft, donde supuestamente se iban a dar todos los detalles y el nombre definitivo del dispositivo. Horas previas se leían todo tipo de nombres: Natal, Wave, New Wave, Konectic, pero finalmente el nombre escogido no fue otro que Kinect. Casi toda la conferencia se centró en sus posibilidades, tales como videochat, navegación por la interfaz de Xbox con voz, y muchos juegos.
Uno de los primeros en salir en pantalla fue Kinect Sports, un montón de divertidos de deportes como boxeo, fútbol, volley y bowling para jugar moviendo toda la anatomía, Joyride fue la apuesta por la conducción, juego simple que se conduce elevando las manos como si manejáramos un volante invisible. Los pequeños tienen también su espacio con Kinectimals, una especie de Nintendogs con animales salvajes, Dance Central, para darte unos bailoteos imitando al muñeco en pantalla, Child of Eden, tan envolvente como Rez, Star Wars, para los más fans de este universo, y Kinect Adventures, minijuegos de temática variada, y que incluiría posteriormente el periférico, entre otros. En definitiva, demostraciones de títulos para divertirse en familia o amigos. La alternativa para el usuario avanzado se mostró con Forza 3 y sus compatibilidades en Kinect, simulación sin mandos.

El E3 concluyó sin datos concretos de fecha y precio, pero meses después conocimos que Kinect llegaría a España el 10 de noviembre a un precio de 149€.
En sus primeros 25 días, vendió 2.5 millones de unidades, y en los tres meses siguientes alcanzó los 8 millones, entrando en el libro Guinness de los Records como el gadget más rápidamente vendido de la historia, desbancando al Ipad. Parecer ser que el auge del formato familiar en los videojuegos, acompañado por una agresiva campaña de marketing, fueron las piezas claves de su éxito.

Actualmente

Los últimos informes indican que Kinect habría alcanzado los 11 millones de unidades, una cifra nada despreciable pero empañada por el ralentización actual de ventas y el crecimiento de PS Move, que le pisa los talones con mas de 9 millones de unidades vendidas.
Este último año ha habido un acercamiento de Kinect hacia juegos hardcore, implementando las funciones de dichos juegos. Compatibilidades que no pasan de comandos de voz u otras funciones poco relevantes. También han surgido algún que otro juego exclusivo para este tipo de jugador, tenemos Rise of Nightmare, mata zombis que recuerda al mítico House of the Dead pero que no llega a convencer, y el mágico Child of Eden, este sí, más que recomendable.

Mientras que las ventas en Europa y Estados Unidos gozan de buena salud, en Japón se desploman, no llegando ni a las 2.000 unidades el presente mes. Parece ser que a los nipones no les convence Kinect.

¿Pero Kinect solo es para jugar? pues parece ser que no, y últimamente Microsoft ha enfocado sus campañas de marketing para mostrar que Kinect puede ser una herramienta de trabajo muy útil para todo tipo de campos.

Desarrollamos Kinect para revolucionar la manera en la que disfrutamos de los videojuegos, así como la experiencia de entretenimiento. Sin embargo, la gente comenzó a utilizar Kinect para usos que nunca imaginamos. Desde ayudar a niños con autismo, a utilizarlo como herramienta de apoyo para cirujanos en quirófano, Kinect va más allá de los juegos y eso es lo que llamamos Efecto Kinect.

Visto el potencial que puede tener en ámbitos tan diversos, Microsoft ha liberado un Kit de herramientas para que desarrolladores puedan crear aplicaciones no comerciales orientadas al uso con Kinect desde el ordenador. Este Kit tendrá su versión comercial en 2012 para que las empresas puedan crear su contenido, y ya son más de 200 interesadas.

Sin embargo, hay más novedades para el próximo año, quien no disponga de Xbox en casa ya no ha de preocuparse, Kinect romperá barreras y llegará al PC, con una nueva versión del dispositivo diseñada para usarla en nuestro ordenador con Windows, el nombre es simple “Kinect para Windows“. Un hardware especial solucionará el problema de espacio, ya que podrá reconocer objetos que estén a un mínimo de 20 centímetros de distancia.
Se avecina un próspero 2012 para la expansión de Kinect en la vida cotidiana y entorno profesional, esperemos que la creación de software por parte de terceros exploten al máximo sus posibilidades de interacción.

Mi experiencia con Kinect

Pasemos a la parte más cruda de la historia, mi experiencia con el artilugio. Antes de tener Kinect, pensaba que mi habitación era grande, y mi comedor. Con esto podría resumir gran parte del problema que me llevaron a deshacerme de él. Sé de casos de gente que juega en zulos con total normalidad y se sorprende de que me resulte imposible. Más tarde, me enteré de los accesorios no oficiales para la lente que solucionaban los problemas de espacio, too late, mi Kinect ya tenía otro dueño.
Segundo problema, juegos. Lo mio no son los juegos casuals, no al menos cuando voy sobria, así que no me veo invitando a mis amigos para romper bloques con balones, o bailar Lady Gaga con la familia. Arg, no. A los títulos les falta chispa, y me atrevería a decir que los más entretenidos son los de baile, estando de juerga, claro. Como ya he comentado más arriba, el único que me parece destacable es Child of Eden por la idea innovadora y salirse un poco del formato familiar-infantil. 

Para el año próximo se lanzarán nuevos juegos hardcore, tan solo tenemos que confiar en que cumplan mejor con las expectativas de este tipo de público, en el que me incluyo. No es aceptable solo como complementación de juegos. También en 2012 tiene previsto su llegada el nuevo Fable, que tan bien nos vendió el Sr. Molyneux en el pasado Gamelab. Quizá es el único por el cual siento curiosidad.
Desde su presentación,  siempre he pensando que Kinect es una gran idea, pero que no han sabido muy bien para dónde encaminarla, por lo cual nos han ido llegando multitud de juegos imitando a los de Wii. Kinect puede ser un referente para las nuevas generaciones, pero aún es un proyecto experimental en el que hay que seguir trabajando.

¿Hay esperanza en el ámbito del entretenimiento para Kinect? me gustaría pensar que sí. ¿Y vosotros qué opináis?

Arashi
Sígueme en

Arashi

Aparte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.
Arashi
Sígueme en
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas: