Guild Wars 2: Impresiones de la primera beta

Tras un periodo de insoportable y eterna espera, sobretodo para los fieles seguidores de la primera entrega del juego multimasivo online Guild Wars, por fin este fin de semana pasado tuvimos la suerte de poder disfrutar la primera beta abierta al público. Han sido un par de días que han permitido un primer contacto real con la obra magna de NCSoft y ArenaNet y nos ha dado la posibilidad de empezar a rascar en la superficie de un mundo gigantesco que se antoja inabarcable. En La Fortaleza de Lechuck, hemos exprimido estas horas al máximo para poder hacernos una idea, aunque sea general, de lo que nos espera. Vamos a desgranar a continuación lo que nos ha gustado y lo que no.

Antes de nada un poco de historia: Guild Wars (1) acaba de cumplir 7 años, precisamente en estas fechas coincidiendo con el fin de semana de esta beta. Fue un juego lanzado en 2005, condenado a enfrentarse en duelo (como tantos otros que lo intentaron y cayeron) con el gran monstruo derrotador de mundos persistentes que es World of Warcraft de Blizzard. Su modelo de juego, suficientemente diferente a los MMORPGs al uso, junto con su magnífico PvP, un PvE superior a la media y su magnífico apartado artístico, con una ambientación soberbia y una mitología compleja, le granjearon las simpatías de legiones de fans. Unido esto al hecho que siempre ha habido un gran feedback entre desarrolladores y jugadores, Guild Wars no sólo consiguió sobrevivir donde otros sucumbían entre un mar de bugs y de decisiones cuestionables, sino que en su mayor apogeo puede que haya sido la mejor alternativa al mundo persistente de Blizzard. Y el hecho que el juego careciera de cuotas también ayudaba, obviamente.
Guild Wars 2 fue anunciado en 2007, y tras 5 años de desarrollo por fin hemos podido hincarle el diente a la beta. Sabemos que seguirá el mismo modelo de su predecesor y que carecerá de cuotas de suscripción, aunque no dejarán de haber micropagos; sistema que no es nuevo en los MMO (En Guild Wars ya estaban para comprar trajes o paquetes de historias alternativas), y mientras no afecte en la experiencia a los que no deseen rascarse más el bolsillo no tengo ningún inconveniente con ellos. Y hablando de modelos de juego, parece que Guild Wars 2 dista mucho de ser un juego continuista, y la sensación más clara que percibimos tras la beta es que arriesga rompiendo muchos lazos con su predecesor y viene con la ambiciosa intención de innovar y revolucionar el concepto que tenemos de MMORPG.

Nos las vamos a ver con enemigos muy crecidos, y no solo de moral precisamente…
Para esta beta hemos podido probar a tres de las cinco razas jugables que habrá posteriormente: Humanos, Charrs -bestias que son un cruce entre perruno y gatuno, con un alto concepto del honor y en general muy mala virgen-, y los Norns, vikingazos de más de dos metros con la habilidad de comunicarse con los espíritus de las grandes bestias y que son la mar de felices entre batallas épicas y barriles de cerveza. Para próximas betas que están programadas antes del lanzamiento del juego, previsto para el verano, podremos también llevar a Asuras, la raza de seres súper inteligentes creadores de los gólems mecánicos y de aspecto parecido al de los Gremlins, y a los últimos en llegar al continente de Tyria, los Silvari, una raza de aspecto silvestre nacida de un árbol místico que creció bajo el amparo y la compasión de un humano y un centauro que deseaban la paz entre las dos razas eternamente en guerra.
Cinco razas, lo cual unido a las 8 profesiones que hay para escoger nos da una variedad de juego de la que el Guild Wars original no disponía, en lo que a historia de un personaje se refiere, ya que no serán iguales las misiones principales de un charr de la Legión de Cenizas, que las de otro charr de la Legión de Sangre, que ni mucho menos las de un humano al que le mataron a su hermana unos centauros y busca vengarse por ello. Hay un trasfondo que decidiremos con la creación de nuestro personaje, entre varios prefijados. Algo así como elegir el pasado de nuestro Comandante Shepard, en Mass Effect, pero más elaborado. Y de hecho, en el argumento de la historia se ha hecho bastante hincapié, parece que no va a ser una mera excusa y, escojamos el bando que escojamos, promete emociones y epicidad a partes iguales. Esta va a ser nuestra historia.

Ésta en concreto va a ser la historia de un Norn y su fiel lobo de las nieves.
Pero vamos ya al grano, que ya está bien de preámbulos y vamos a ver si merece la pena o no tener en cuenta la salida de Guild Wars 2. La respuesta sin lugar a dudas es, a pesar de que las altas expectativas no suelen ser buenas compañeras de viaje y que aún está por ver si cumple con lo visto, un rotundo SÍ.
Y eso a pesar de que el comienzo de la beta fue muy accidentado, ya que los servidores no pudieron aguantar las hordas de jugadores que colapsaron literalmente el acceso. Durante el viernes por la noche y parte del sábado era imposible jugar fluidamente, ya que en caso de poder entrar (tras minutos y minutos de contemplar la pantalla de login y escuchar la maravillosa BSO de Jeremy Soule -Skyrim, Oblivion…-), raro era que al poco tiempo el juego no nos desconectara. Y este es un juego al que uno ha de hacerse, porque al principio nos sentiremos abrumados y sin saber que hacer o por donde comenzar, sobretodo si no tenemos experiencia en otros MMOs. Empezar entonces con un lag descomunal y una falta de fluidez que afecta la jugabilidad no hacía presagiar nada bueno, y así lo transmitía la gente por los chats generales. Por suerte hay que decir que conforme avanzaba el sábado se iba solventando este problema, y por lo general el juego transcurrió el resto de la beta como la seda, salvo ralentizaciones puntuales. Y es que la manera de moverse, de pelear o de relacionarse en GW2 es bastante caótica, y muy diferente a la del referencial Guild Wars primero. Pero con la ausencia del lag no fue nada que nos llevara demasiado tiempo acostumbrarnos, y de hecho ahora, volviendo a manejar personajes de GW1, es una tontería, pero por decir un ejemplo me cuesta ver que mi personaje no salte o nade.

En Guild Wars 2 existirá exploración y combate submarino, y francamente es una delicia.
Entre los pros de Guild Wars 2 y de las cosas que más han gustado, probablemente el que más llame la atención centrándonos en el aspecto PvE, sea el de los eventos dinámicos, sin duda lo más interesante y que puede marcar el futuro de las quests en los juegos masivos. Se trata de misiones por fases que nos encontraremos en forma de “corazón” encima de un npc, si es una misión en solitario (a la que se puede añadir quien quiera), o simplemente paseando por el mapa de pronto nos hallaremos ante un “evento del mundo”, en el que podemos participar si así lo deseamos. Estos eventos pueden ir desde la recolección o limpieza de enemigos de un sitio, a capturar una fortaleza o a eliminar un enemigo que hace la vida imposible a los habitantes de la zona, por poner unos ejemplos. La gracia es que muchos de estos eventos pueden ir evolucionando siendo de inicio una misión muy sencilla que se va complicando, hasta llegar a un punto de necesitar la ayuda de todo jugador que haya en la zona para poder completarla, aunque la dificultad dependerá de la cantidad de gente que se una a la misión. La sensación que deja es de un mundo realmente vivo (sin contar, claro, a los demás jugadores) y en constante movimiento: siempre pasa algo.
El sistema de combate es otra cosa que ha cambiado mucho con respecto a la precuela, cada profesión tiene una serie de habilidades distintas que van a depender del arma que llevemos en ese momento. Además iremos desbloqueando habilidades cuanto más usemos un tipo de arma concreta. Podemos llevar juegos de armas con las que usemos las dos manos (varita y foco por ejemplo, usando el símil de GW1) y tendremos tres habilidades correspondientes al arma equipada en la mano derecha y otras dos para la izquierda. O cinco habilidades si el arma nos ocupa las dos manos (como un bastón mágico, usando el mismo símil). A parte de estas habilidades de arma, tenemos una de profesión para curarnos y tres variadas, que iremos desbloqueando jugando y sacando puntos de habilidad que estan marcados como misiones por la faz de Tyria. Habrá habilidades élite también, pero para desbloquearlas hay que alcanzar el nivel 30, límite en la beta.

Te lo decían incluso en las cinemáticas: “Aún estamos trabajando en ellou”
El combate propiamente dicho ahora es mucho más dinámico. En GW1 con pulsar ‘Espacio’ nos bastaba para atacar automáticamente un enemigo. Ahora hay que entrar en el rango de nuestras armas para poder atacar con éxito al enemigo y usaremos la tecla 1, correspondiente a nuestro ataque-habilidad de ataque genérico. Y tendremos que estar atentos y no quedarnos clavados atacando, como palos, sino que podremos saltar y esquivar mediante volteretas los ataques enemigos, lo que al principio me creaba suspicacia pero que se ha revelado como un sistema bastante divertido de combate, al menos mucho más activo e inmersivo.
Una de las cosas que impactan de estos cambios de sistema es la ausencia de personajes 100% curativos, como podrían ser los Monjes con plegarias de curación o protección de la primera entrega. Pero jugando nos damos cuenta que el juego está pensado para que cualquier personaje se pueda valer mínimamente por si mismo, o por lo menos si cae, otro personaje le pueda levantar en el mismo sitio sin necesidad de habilidades especiales, simplemente dando “ánimos”. Y si se muere y no hay un alma noble cerca para resucitarnos siempre podemos viajar al Waypoint más cercano, puntos que desbloquearemos cuando pasemos la primera vez cerca de ellos y que nos permiten teletransportarnos por el mundo. Eso sí, a cambio de una suma de dinero que dependerá de lo lejos que nos quede. Y es que hasta afrontar la muerte va a ser diferente para los antiguos jugadores… Ahora al caer por un golpe mortal tenemos la oportunidad de intentar salir con vida. La pantalla teñirá los bordes de rojo y nos cambiarán la barra de habilidades por otras más desesperadas, y sólo si conseguimos matar un enemigo cercano o algún compañero nos cura mediante los “ánimos” volveremos a nuestro estado normal.

Cuando estamos así, tirados a la bartola, es que la cosa no pinta bien…
Tengo que reconocer que el PvP no lo toqué mucho en la beta, a pesar que tengo ganas de probar los “Mundos contra Mundos” WvW, que promete ser otro de los grandes puntos fuertes del juego y uno de los que harán decidirse a muchos si comprar o no el juego. Sí que jugué un poco a una especie de batalla por equipos, lo que vendría a ser unas arenas al azar pero con más gente del GW original. En esto no vi gran diferencia precisamente con estas arenas, más allá que los personajes tienen nivel 80 y que ahora hay que hacer un “fatality” para acabar con los enemigos, por lo de quedarse caídos intentando sobrevivir… Esta es una cosa que a los jugadores de GW original no les acaba de convencer, que se pueda alcanzar nivel 80. En GW el nivel máximo que se puede alcanzar es 20, y se alcanza relativamente pronto, dependiendo de la campaña que juguemos (En PvP ya están al máximo). En GW1 al alcanzar el máximo de nivel tan pronto, el juego depende más de la habilidad del jugador y de la creación y optimización de las builds (conjunto de habilidades) individuales y de equipo, ya que solamente podemos llevar 8, de la infinidad que existen en el juego. El hecho de que haya hasta 80 niveles de experiencia en Guild Wars 2, además de “wowizar” el juego, es de las decisiones que rompen con más fuerza lo visto en GW hasta ahora. Veremos que implica esto cuando tengamos acceso más tiempo al juego y no estemos limitados a 2 días de beta y al nivel 30.

Estas serán las razas jugables, de entre las que pueblan Tyria
En el apartado gráfico Guild Wars 2, a pesar de ser una beta y que aún está en desarrollo, luce muy bien (aunque no se nota una diferencia abismal, al menos de inicio, con respecto a GW1) y la ambientación, como no podía ser menos, es tan buena como cabría esperar de este equipo de desarrollo, y eso creedme es un gran halago. Si a eso le añadimos un apartado de sonido bastante correcto, a un Jeremy Soule, compositor principal, que rescata piezas del juego original para reversionarlas y añade otro puñado de nuevas que merecen escucharse incluso fuera del juego, y un doblaje (al inglés) que la verdad me ha sorprendido gratamente, no podemos sino aprobar el trabajo técnico realizado. Por cierto, el juego está pensado doblarse al castellano, personalmente espero que sólo los textos…
Y en el apartado artístico es donde brilla este juego. Las ilustraciones, los diseños, las cinemáticas dibujadas… En ArenaNet son unos maestros de esto, y en este campo vuelven a destacar. Aunque no era partidario al principio de las cinemáticas con imágenes estáticas, una vez que las he visto en el juego las veo como todo un acierto, porque son arte. Como una imagen vale más que mil palabras, calculad lo que vale un vídeo:

Guild Wars 2 va a ser enorme y gigantesco, a juzgar por los mapas vistos en la beta, con escenarios amplios y muy variados: nieve, desierto, jungla… Con grandes metrópolis (las ciudades principales de los humanos, charrs y norns fui incapaz de acabármelas en la beta) y con enemigos no menos gigantescos. Y es que aunque no los hayamos llegado a ver (por desgracia), no hay que olvidar que los principales antagonistas de las nuevas aventuras por Tyria van a ser dragones primigenios del tamaño de estadios de fútbol. Eso si que promete ser una batalla memorable…

Hay mucho más que se puede contar sobre la beta de este juego y de su universo, pero preferimos dejarlo para más adelante. Para resumir las impresiones aquí abajo apuntamos algunos de los puntos a favor y en contra vistos en la beta. Si habéis estado allí y quereis hacer una aportación, o no, pero queréis hacer alguna pregunta sobre Guild Wars 2, podéis compartirlo con nosotros en los comentarios. Sin duda invito a todo el mundo que pueda a probar este juego, porque tras la primera beta pública ha causado una impresión muy positiva y tiene toda la pinta que va a ser uno de los grandes de este año. Guild Wars 2 promete dar mucha guerra; con ambición, innovación y (¿por qué no?) con mucha diversión.

Los Charrs a pesar de las grandes garras y fauces son monérrimos *

Algunos Pros:

– Los eventos dinámicos en PvE: son entretenidos, variados y divertidos. El futuro de las misiones en los MMO.

– A pesar de ser un mundo persistente poder matar enemigos sin que nadie te quite el drop. Lo tuyo es tuyo y no vendrán a aprovecharse de tu esfuerzo.

– ¡Combate acuático! Poder lanzar habilidades en movimiento y esquivar golpes. El combate se vuelve mucho más interactivo que solo ir pulsando habilidades.

– Apartados artísticos, gráficos, sonoros, la ambientación… Soberbio, chapeau.

– Historia interesante, a priori diferente según la raza que llevemos. La mitología propia y el universo creado da para mucho y bueno.

Arco de León, la ciudad crisol de culturas, es un puntazo y está llena de guiños a los veteranos.

– Sensación de mundo vivo y en constante evolución (y peligro). Si vamos de justicieros no saldremos de una y nos meteremos en otra. También podremos unirnos a una turba enfurecida de jugadores que vayan masacrando en grupo de misión en misión…

Algunas contras:

– Problemas de lag. Desconexiones el viernes y sábado. Esperemos que los servidores estén a la altura cuando el juego llegue.

– Crear una Party es cuánto menos caótico. Los chats, crear grupos y relacionarse entre la gente aún son cosas que se han de mejorar y mucho.

– No hay botón de cambio de personaje. Si quieres cambiar de uno a otro hay que cerrar sesión, que no es que moleste mucho, pero es un incordio. Es de suponer que se arreglará.

– Demasiadas reminiscencias “woweras”. El WoW es muy influyente y han cogido muchas ideas de él. Por suerte los gráficos y ambientación siguen siendo marca de la casa.

– No ver el oro que tienes en el mapa, y teniendo en cuenta que desplazarse entre los waypoints nos cuesta dinero…

– Que haya que esperar a otra beta para seguir jugándolo…


* Agradecimientos por permitir usar las fotos y posar en ellas al clan “La Guardia Nómada [LGN]”. ¡Buena caza!

LeChuck

LeChuck

Desde las profundidades del Caribe vigilo los mares.
LeChuck

Latest posts by LeChuck (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest2Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Momo

    Me ha gustado mucho el artículo! Coincido en que va a ser algo grande, o eso parece. Es un vedeojuego muy bien hecho. Además, me alegra que todas las contras, excepto las "reminiscencias woweras" parecen ser relativamente fáciles de solucionar.

    Un saludo

  • Momo

    Videojuego quería decir, obviamente xD

  • @Momo Gracias, me alegro que te haya gustado. Este año se avecinan dos grandes noticias para los peceros, entre el advenimiento de Diablo III y este Guild Wars 2 que ha demostrado en la beta que va a dar mucho que hablar. Tiene pinta efectivamente de que va a ser muy grande, muy masivo y promete horas de ludopatía como el primero… Eso no quiere decir que aún haya mucho por pulir (es lo que