Experiencias de un jugador VS multijugador

Esta generación está siendo, sin ninguna duda, la de los juegos multijugador. No solo comienza a ser un ingrediente a tener en cuenta a la hora de comprar un videojuego, si no que en muchos géneros es algo realmente imprescindible. No se si os habéis dado cuenta, pero ya no sale casi ningún juego de acción, sea en primera o tercera persona, que no tenga el añadido multijugador de marras, y eso también pasa en los juegos de carreras y algún otro género, se hace casi esencial.

Hace unos días, el gran Cliff Bleszinski hablaba sobre los juegos japoneses, animando a los desarrolladores a crear juegos más completos incluyendo un modo multijugador online en todos los que sea posible. El cree que la crisis videojueguil que sufren precisamente es por no haberse subido al carro de los multiplayer.

Cuando el multijugador es un añadido con mucho peso, normalmente el modo “campaña” o de un jugador suele ser de 5 horas y bastante sosete. Cuando el multijugador es un añadido de ultima hora, es al revés. Hay algún juego, como pasa en la saga Halo, que cuidan mucho la campaña y el multijugador, e incluyen también formas multijugador en la campaña de forma cooperativa. Otros juegos lo que están haciendo es crear un modo especial “contra la máquina” en los que se ha de colaborar con compañeros reales online o a pantalla partida.

Se que a muchos de nosotros nos gusta, igualmente, de vez en cuando jugar a un juego que solo sea para un jugador, y todo gire alrededor de nosotros, pero parece que precisamente la tendencia es ese deseo de “Cliffy B“, de que “todo juego viviente” tenga su añadido multijugador.

Quizás perder recursos en añadir siempre un modo multijugador cuando un género no lo requiere, puede no ser el mejor camino. Imaginaos joyas como ICO o Zelda. No tiene sentido añadir un multijugador, ni tan siquiera nos gustaría que hubiera un MMO en su mundo, a la mayoría. Son aventuras en solitario, una experiencia que vives como único héroe y no debe ser ensuciada por otro jugador que pueda aparecer enmedio entorpeciendo tu vivencia.

Un ejemplo de un multijugador curioso es el de Journey, donde puedes activar y desactivar que aparezcan viajeros online en tu partida, y quizás vivís juntos todo el trayecto del juego y eso es genial. Quizás porque es un juego corto, o porque ese online no significa tiempos de carga más largos ni notificaciones absurdas en pantalla. De esta forma, no tiene porque estar tan mal. Pero hay gente a quién no le gusta.

Hay que saber dividir pues, cuando un juego puede llevar un multijugador bien integrado en su mundo, o cuando lo único que hace es ser un pegote que ha restado calidad al monojugador, y que encima, al no aportar nada, sus lobbys online están vacíos a los dos meses de la salida del título.

¿A vosotros que juegos os gustan más, los que se basan en su multijugador o los que te plantean una aventura de forma individual? ¿Crees que todos los juegos deberían tener multijugador? ¿Creéis que los juegos japoneses lo necesitan como Cliffy B.?

Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora intento transmitir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. También amo la tecnología. Seguidme en Twitter y sabréis de qué hablo.
Sígueme en

Entradas relacionadas: