En un mundo moña soy un jugador casual

Es posible que cuando leáis esto me pilléis manía y odio irracional, pero va a ser algo que no me va a quitar de mi cabeza lo que os voy a contar. Para ponernos en situación me gustaría copiar la definición que algún ilustre iluminado ha usado en la wikipedia del término ‘gamer‘:

El gamer es un videojugador que tiene gran pasión e interés por jugar y saber acerca de videojuegos, y su principal interés, además de disfrutar el videojuego, es terminarlo con altos récords y aprovechar completamente el mismo; diferenciándose así, del denominado videojugador casual, que solo juega por jugar o para pasar un momento de diversión sin grandes metas, en algunos casos tratar de terminar el juego.

Hace un tiempo se puso de moda eso de ser un jugador hardcore. Unos dicen que es aquel que huye de la Wii y su control, a pesar de que las consolas “grandes” lo han adaptado según sus necesidades. 
Otros se consideran así porque no salen del biomio que forman ‘Call of Duty’ y ‘FIFA’ -o ‘PES’ según el caso-. Aunque por supuesto tienen alternativas como ‘Grand Theft Auto’, pero es que Rockstar tiene la maldita manía de no lanzarlo de forma anual.
También los hay que afirman que un jugador hardcore -como la pobre definición de Wikipedia- es el enteradillo de turno, que en su perfil de 360 selecciona sin dudar “Underground” y que goza de los millones de puntos G que tiene en su cuenta Live -o trofeos en PS3-.

Imaginaros que en vez de videojuegos, hablamos de cine. ¿Quién sería un cinefilo hardcore? En el primer caso tendríamos a aquella persona que sólo ve películas en una sala de cine, con sonido THX, digital y en una sala en condiciones, nada de minicines de pantalla pequeña con 50 butacas, teniendo alergia completa al mercado doméstico ya que se ve peor. 
En el segundo caso nos encontraríamos con aquellos espectadores en que su previsión de películas se limitan a ‘Los Vengadores’ y ‘American Pie: El Reencuentro’. Claro está que la saga ‘Scary Movie’ y derivados no son nada mal recibidas tampoco. Sin embargo, ‘Wall-E’ es de niños tontos y ‘Criadas y Señoras’ suena a rollo.
Por último, tenemos al tercer grupo que correspondería a las personas que van a ver la película con la revista Fotogramas bajo el brazo sabiendo recitar el nombre de todos los protagonistas principales, la vida del director y el color del vestido que llevó la actriz al preestreno.

¿Quién es el hardcore? Obviamente, ninguno de ellos. La razón es muy sencilla: no existe. Se trata de un termino absurdo, adoptado injustamente y que en realidad no significa nada. Lo mismo se puede decir de su contrario: el casual.
El videojuego se disfruta. Para hacerlo no hace falta ser el mejor, ni batir records y tampoco hace falta salir en las tablas de puntuación entre los primeros puestos. Eso, amigos, se llama competir no jugar. Además, los Puntos G lo mejor es buscarlos en otros lugares, ¿no creéis?

Yo disfruto de los videojuegos, lo hago en PS3 y en 360. Juego a ‘Call of Duty’ y a ‘Uncharted’, pero también lo hago a ‘Mario Party’ y a ‘The Last Story’ y no se me caen los anillos al decirlo. Cómo he jugado a ‘Nintendogs’ en DS y me encanta recrearme en lo retro. Tengo Kinect y Move, he bailado a ‘Dance Central’ y me lo he pasado estupendamente. Si por ello me llamáis casual ¡enhorabuena! Yo os digo que vivís en un mundo de moñas.
LeChuck

LeChuck

Desde las profundidades del Caribe vigilo los mares.
LeChuck

Latest posts by LeChuck (see all)

Entradas relacionadas: