Gamelab 2012: Consolidación de una feria

La VIII edición de la Feria Internacional del Videojuego y el Ocio Interactivo, Gamelab, ya es oficialmente historia y podemos afirmar que hemos vivido un paso adelante lógico en la evolución de un evento que busca ser un punto de referencia internacional. En esta edición hemos presenciado las charlas de figuras de primerísimo nivel (como el año pasado con un cartel difícil de superar que incluía entre otros a Cliff Bleszinski, Hideo Kojima o Peter Moulineux), ofreciendo conferencias dignas de recordar, junto con otras también muy interesantes para futuros desarrolladores, más allá de las ofrecidas por los prestigiosos cabezas de cartel. Esta es una pequeña impresión de estos cinco días de una feria ideada por y para desarrolladores y que se ha convertido en un obligado punto de encuentro en el que también se ha intentado dar cabida al público que no está interesado en desarrollar videojuegos. Alrededor de 20.000 visitantes, según los datos oficiales, así lo avalan.

gamelab_2012

Este paso adelante en importancia viene respaldado con el cambio de sede, del Centro Comercial Las Arenas a la Fira de Montjuïc, que ciertamente le ha sentado bastante bien. No es lo mismo ofrecer una feria en un centro comercial, con las limitaciones evidentes de un lugar que no está pensado para albergar un evento de esa clase, que en un macro-complejo dedicado a acoger grandes acontecimientos. Aunque con ello se ha acabado generando un poco el efecto contrario, sobretodo en los días de menos afluencia: sensación de mucho espacio “sin llenar”. Y es que a pesar de contar con invitados de excepción y tener la ambición de convertirse en una referencia internacional, aún parece que queda camino por recorrer.

De todas maneras uno de los aciertos de Gamelab es seguir contando con las visitas de desarrolladores que atraen la mirada mundial del sector, a la vez que se cuida muchísimo y se mima a los desarrolladores autóctonos. Así pues, si tuviéramos que explicar qué es Gamelab podríamos decir que es un evento que ha apostado por un modelo de feria a dos niveles: Por una parte tenemos la feria dedicada a desarrolladores, publishers y periodistas. La parte profesional y privada, orientada al negocio y a estudiantes que quieren aprender y darse a conocer. Y por otro lado una parte lúdica, pública, dedicada a la exposición e interacción con los visitantes, dónde las compañías permiten probar un avance de sus próximos lanzamientos, además de poder curiosear rarezas, artículos retro, etc. Comentada, por cierto, ha sido la ausencia de stand alguno por parte de Microsoft. ¿Estarán reservando el presupuesto para acudir a las grandes ferias el año que viene con una posible Xbox 720?

Sakaguchi recogiendo el Premio Leyenda. Tras su conferencia se le podía encontrar repartiendo memorias USB con artes y vídeo de su nuevo juego de surf para iOS dentro. ¡Qué grande!

Volviendo al tema de los dos niveles de la feria, más que nada porque es en lo que estoy basando estas impresiones de Gamelab, es evidente que se ha hecho un esfuerzo para intentar captar cuantos más visitantes mejor, sobre todo porque la vertiente lúdica está de luto por la pérdida este año de la gran Gamefest, que esperamos de corazón pueda volver el año que viene. Pero cómo funciona mejor Gamelab es precisamente con su lado didáctico. Si quieres dedicarte a desarrollar videojuegos simplemente es una visita obligada.

Este año hemos tenido el placer de poder escuchar a eminencias como Hironobu Sakaguchi, mente creadora tras la saga Final Fantasy, Lost Odissey, Parasite Eve y tantos otros clásicos icónicos, y que además se llevó el Premio Leyenda Gamelab de este año; Al Lowe, creador de la saga Leisure Suit Larry; Enric Álvarez, director creativo de MercurySteam, responsable de Castlevania: Lords of Shadow; Phil Fish, el creador de Fez; James Ohlen, director creativo de Bioware responsable ahora de Star Wars: The Old Republic y que también coordinó el diseño de juegazos como Baldur’s Gate, Baldur’s Gate 2, Neverwinter Nights, Star Wars: Knights of the Old Republic y Dragon Age; Kazunori Yamauchi, creador de la saga Gran Turismo; Alexander Seropian, uno de los fundadores de Bungie Studios y creador original de cierto videojuego llamado Halo

Kazunori Yamauchi, creador de la saga Gran Turismo y además piloto de carreras profesional

Con semejante despliegue de personalidades lo verdaderamente interesante de esta feria son las historias que cada una de estas personas pueden contar a los que quieren dedicarse y vivir este mundo desde dentro. Lo que deben y pueden hacer y también lo que no, como demostraron con unas conferencias igualmente muy interesantes los últimos días ponentes, a lo mejor con menos renombre y glamour que los mencionados, pero con una ilusión por triunfar en lo que les gusta que incluso les lleva a cometer locuras con tal de poder sacar su proyecto adelante. Las luchas y los retrasos provocados por Sony para poder lanzar Crocodile Entertainment su Zack Zero en la Store (y que encima a su creador se le congele el juego cuando lo prueba el día de su lanzamiento, provocándole un pánico absoluto). Que un amigo de Nacho García, de Abylight, avale el crédito para el juego –Afterzoom– ni más ni menos que con su piso (además de colarse en la piscina del vecino de vacaciones para rodar el trailer del mismo sin salirse del presupuesto…).

Desarrolladores que aprenden a base de esfuerzo, ganas, talento, cafeína y palos, eso es lo interesante de la Gamelab, dónde tienes la posibilidad de escuchar en el mismo sitio la opinión de aquellos que han triunfado a lo grande junto con los que están metiendo la pierna en el mundillo y quieren hacerse escuchar.

Por eso es una pena que la parte de show y exposición invada la zona ‘seria’ porque al estar tan juntas, el alboroto (y sobretodo un stand con música techno a todo trapo colindante) impedía muchas veces poder escuchar bien a los conferenciantes. Un grave error de planificación no poner este tipo de stands en la parte más alejada, ya que era lamentable ver a gente tan ilustre desgañitarse y desconcentrarse en sus charlas por una razón tan estúpida.

¿Verdad que son pequeñas maravillas? Hasta el Power Glove me lo parece.

Gamelab este año ha evolucionado y madurado como feria del videojuego a nivel profesional. Como entretenimiento ha sido anecdótico, como era de esperar, aunque hayamos podido probar productos como Borderlands 2, Castlevania: Mirror of Fate o el ya estrenado Spec Ops: The Line. Esa no es la línea a seguir por un festival que siempre se ha caracterizado por dirigirse a los desarrolladores, aunque como jugador se agradece poder probar estas novedades e incluso echar un buen rato jugando a las recreativas retro que habían expuestas (conmigo Factory Arcade tiene una venta en un futuro cercano, aprovecho para decir que me vayan puliendo una a medida).

Para próximas ediciones ha de seguir evolucionando como hasta ahora, mantener el espacio de la Fira de Montjuïc si es posible, pero optimizando y distribuyendo mejor el espacio y los stands. Tratar de mantener el nivel espectacular de las conferencias y no dejarse asimilar por un ambiente festivalero a lo Salón del Manga o E3, sino que ofrecerlo en su justa medida. Gamelab no ha de caer en tratar de ser Gamefest, festival por otra parte que es necesario y cubre otro tipo de público objetivo, así que deseamos que lo de este año sea un reposo para volver con más fuerza el siguiente.

Este año Gamelab ha sido todo un éxito de convocatoria

Si se cumplen los pasos a seguir y se continúa trabajando como hasta ahora en Gamelab, festival que en sus dos últimos años en Barcelona ha logrado consolidarse, tendremos para años un festival sólido, atrayente y punto de unión imprescindible para los amantes de los videojuegos en este país. Y allí estaremos los miembros de La Fortaleza de LeChuck, cubriendo y disfrutando tan magno evento.

LeChuck

LeChuck

Desde las profundidades del Caribe vigilo los mares.
LeChuck
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • IronSnake

    Nacho García me parece un estupido e un incompetente, hace bastante redacte un post dedicado solamente para el, y la verdad es que sigo pensando que gente como el, es el cancer de esta industria. No me parece mal que le apasione y que luche por hacerse un hueco, pero de esa manera y de la manera en la que piensa… En fin… Por lo demas, envidia pura y cochina ! D=

  • En una charla no me dio tiempo para llegar a esas conclusiones, será cuestión de investigar sobre su figura xD Pero la verdad es que su conferencia sobre las dificultades y penurias económicas que sufrieron para poder cumplir con el lanzamiento de su juego me pareció bastante interesante. A lo mejor algunas cosas las metió para inflar la historia y darse el pisto, pero hay que decir que estuvo