Impresiones We Happy Few

Bienvenidos a Wellington Wells, la ciudad de tus sueños en 1960 donde reina la felicidad y la armonía, bueno, siempre que te tomes tu dosis de “Joy”, unas pastillas que hacen que veas la vida de color de rosa, de lo contrario seras un “Downer”, es decir, un ser amargado que no suele caer bien a los felices ciudadanos… Y eso incluye que te revienten a palos, ¡pero con una sonrisa! Esto y mucho más te espera en We Happy Few.

We Happy Few

We Happy Few es una aventura de supervivencia en un mundo distópico donde abunda el humor negro, la tensión y la locura. El juego de Compulsion Games se presentó durante la conferencia del E3 de Microsoft y, en ella, pudimos ver un tráiler bastante perturbador, que no es más que la intro jugable del título, que desde hace unos días está disponible en Early Access en Xbox One y PC.

We Happy Few comienza con Arthur, quien ha decidido dejar de tomar las pastillas de la felicidad, y se comporta de manera extraña para los demás. Cuando sus compañeros de trabajo lo descubren, dan la voz de alarma y unos guardias van tras él. En la larga persecución consigue escabullirse por la zona de mantenimiento y salir al exterior, donde descubre una parte de la ciudad degradada y repleta de otros “Downer”, personas que han perdido la cordura y vagan por la calle como almas en pena.

we-happy-few-2

Espero que estén de buen humor

Esta versión temprana está limitada a unas determinadas zonas, pero permite sentir la atmósfera de locura e intercambiar un par de frases de chalado a chalado con otros individuos, además de sobrevivir y completar unas cuantas misiones secundarias. La forma de acceder a las misiones y encontrar los puntos donde ir es un tanto confuso, el mapa no es muy claro ni se puede seleccionar los objetivos, lo que más ayuda es mirar la barra que aparece en pantalla (muy a lo Skyrim) que nos marca los puntos cardinales y determinadas zonas de interés. Sin embargo, lo complicado es sobrevivir en este mundo de desesperación, ya que si ponemos el pie en la propiedad privada de algún vagabundo puede recibirnos con un leñazo, igual que si nos cruzamos con algún tío con malas pulgas, y tendremos que decidir si defendernos o escapar. Por otro lado, nuestro personaje ha de mantenerse bien alimentado, hidratado y descansado, por lo tanto, hay que darle de comer, beber y hacerle dormir. Tenemos nuestra pequeña base en las alcantarillas donde podemos guardar todo tipo de objetos, cobijarnos y descansar, pero también podemos dormir en casas ajenas si nos gusta el riesgo. En cuanto a la comida y bebida, se consigue rebuscando en cualquier lugar o robando a otros Downer, para el agua la cosa es más fácil, ya que hay fuentes en puntos estratégicos. De todas maneras, el juego nos ofrece opciones de dificultad relacionadas con la supervivencia, por si no deseáis morir y empezar desde 0. We Happy Few también dispone de crafteo que nos permitirá fabricar objetos para sobrevivir a los peligros del nuevo mundo.

we-happy-few-3

Amparo, estás borracha

Personalmente, me gustan los juegos de supervivencia pero creo que en este título no acaba de encajar. El mundo es bastante amplio, se genera de forma procedural y tiene detalles que invitan a la exploración pero de repente tu personaje se muere de sed y has de retroceder para volver a aquella fuente del comienzo para que beba, cosas de este tipo recortan la libertad de exploración e interfieren en la historia. De cara a la versión final me gustaría que se pudiera elegir entre dos opciones de juego, algo así como supervivencia o historia, para que el jugador disfrute de una jugabilidad más completa, sin interrupciones y acorde a sus preferencias.

Desde el primer tráiler, muchos medios y jugadores creían que We Happy Few era un Bioshock, pero más allá del apartado visual y el humor no tiene más. En cuanto a los controles y la forma de luchar me ha recordado a Dishonored, también en el sigilo y la forma de atacar por la espalda. Puestos a buscar otro parecido, tiene un aire a Day Z; los “rotten apples”, las fuentes de agua y los espacios del inventario parecen heredades del famoso juego (y eterna alpha) de zombis.

He pasado unas horas dando vueltas entre infelices y de momento We Happy Few apunta maneras, pero aún tiene por delante de 6 a 12 meses de desarrollo para pulir muchos aspectos y dar forma a la historia. Por el momento, We Happy Few mezcla muchos conceptos de éxito, solo hay que ver si los saben poner en su dosis justa para crear un conjunto sólido y configurable por el jugador. Por cierto, el juego está disponible en inglés y si se adquiere en early access saldrá más barato.

Arashi
Sígueme en

Arashi

Aparte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.
Arashi
Sígueme en
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Puny_JORDAN23

    Ojalá que no se quede solo en un buen apartado artístico, que es lo que me parece a mí ahora mismo.

    Saludos

    • Veremos, lo que me preocupa que se alargue demasiado el desarrollo y perdamos el interés, o no cumpla. Según he leído, los backers jugaron hace un año a la pre-alpha y es prácticamente igual a esta alpha, así que andan algo disgustados.