I am Alive (Análisis) supervivencia extrema

Tengo que reconocer que no soy mucho de juegos arcade, pero un día curioseando encontré I am Alive, se describía como un juego post-apocalíptico de supervivencia, así que decidí bajar la demo y me atrapó. No sé trata de ir dando tiros a diestro y siniestro, ni se nos explica la historia con pelos y señales, sino que nos ofrece los elementos necesarios para sentirnos los protagonistas en un mundo desolado.

La Historia

Ha pasado un año desde que se produjo El Evento, unos terremotos de gran magnitud combinados con capas gruesas de polvo que han destruido todo. Muchas personas que no pudieron ser evacuadas sobreviven como pueden en las calles, evitando tropezar con grupos de bandidos armados que se dedican a saquear todo a su paso. En I Am Alive llevaremos a Adam, un hombre que ha caminado durante más de un año hasta llegar a Haventon, donde sucede la acción, con el objetivo de encontrar a su esposa e hija, de quienes no tiene noticias desde el Evento. Durante la búsqueda se cruzará con una pequeña que le recuerda a su hija. Juntos emprenden un largo camino lleno de peligros.
 
I am Alive no se parece a los juegos de supervivencia a los que estamos acostumbrados, no estamos ante fenómenos fantásticos con zombis, invasiones extraterrestres o monstruos varios, se nos presenta una ciudad en ruinas después de sufrir un desastre natural a gran escala, algo que sucede en nuestros días y le hace más real y cercana la historia.
La atmósfera opresiva de I am Alive está muy conseguida en combinación con el sistema de juego. Deberemos explorar un camino lineal, a menudo cubierto por un manto grueso de polvo, donde buscar salientes para escalar y llegar a nuestros objetivos. También será importante encontrar víveres para recuperar la barra de energía de resistencia y de salud, ya que no se regeneran solas. La resistencia es doblemente importante, ya que ejecutar grandes saltos y sprints o caminar a través del polvo consumirá más. Además de estar alerta para hacer frente a posibles enemigos.

Los otros supervivientes

I am Alive plantea un dilema moral, en la ciudad no estaremos solos, habrán supervivientes amables que solo requieren ayuda y si se la brindamos nos contarán retales de El Evento, además de regalarnos reintentos extra. Luego habrán otros menos amigables que protegen sus recursos y se sentirán amenazados con nuestra presencia, aquí deberemos elegir si enfrentarnos a ellos o dejarles en paz. Si decidimos acabar con su vida y robarles sus pertenencias nos llamarán “asesinos” o se preguntarán por qué lo hemos hecho, sin embargo no seremos penalizamos como ocurre en otros juegos,  este título no pretende marcar una pauta de moralidad. Por último nos toparemos con los más peligrosos, bandas de macarras que no dudarán en acabar con Adam. 

Los enfrentamientos

El enfrentamiento con los individuos hostiles se plantea de una forma táctica. Disponemos tan solo de un cuchillo y una pistola con escasas balas (y más adelante un arco), así que será vital una detallada observación de los miembros de la pandilla y elegir bien con quien utilizamos cada arma para salir ilesos. También está la opción de hacerles retroceder hasta que estén al borde de un acantilado o un incendio, y luego echarlos en él. Matar a los “líderes” del grupo también es una buena manera para que el resto se rinda y se arrodille pidiendo clemencia.

Dificultad

I Am Alive no es un juego sencillo, frecuentemente habrá que escalar por lugares imposibles mientras suena la música aterradora que indica que nuestra barra de resistencia se agota. El juego se divide en episodios, y cada muerte nos restará un reintentar que nos devuelve al último punto de control. Una vez se acaban deberemos comenzar de nuevo el último episodio. Esto puede resultarnos un poco frustrante, sobretodo cuando andamos perdidos en las zonas de polvo, pero es una característica atractiva que hace aún la experiencia más inmersiva. Si no quedamos satisfechos con el modo normal podemos atrevernos con el “superviviente”. Menos recursos y reintentos para sentir toda la crueldad de allí fuera.

Conclusiones

I Am Alive trata de hacer reflexionar al jugador acerca de su humanidad. Todos los elementos están destinos a logran una inmersión en la historia, transmitiéndonos continuamente un sentimiento de desesperanza y poniéndonos en el pellejo del personaje y sus penurias. Por eso no se nos relatará de forma completa la historia, y el desenlace será ambiguo a interpretación personal.

Muchas críticas que he leído no han sabido captar la esencia de este título, y sin duda muchos se perderán la experiencia única que ofrece este título arcade, que por unos 12€ tendremos por delante unas 6 horas intensas, que a mi parecer supera con creces a muchos de los triple A del mercado.

Arashi
Sígueme en

Arashi

Aparte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.
Arashi
Sígueme en

Latest posts by Arashi (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Juan Jose M.

    quiza peca un poco de repetitivo pero la ambientacion es su punto fuerte.

  • ostias, pinta interesante!
    gran acierto no poner la regeneración automática que ahora ocurre en todos los juegos.

    pinta genial, lastima que no pueda permitirme 12 euros 🙁

  • Ashran Queratzan

    Llego tardísimo a comentar la noticia (vamos, que esto es casi necroposting) pero me parece raro que no se comente en ningún momento el GRAN fallo del juego: el final.
    El final es un cliffhanger de manual, dejando sitio para una supuesta secuela que nunca llegará. Es un final MUY MUY cutre, y la verdad estaba disfrutando mucho del juego hasta que de repente PUM final aleatorio por que sí.