Dragon Age Origins (Análisis) lo mejor del rol occidental

Si nos ponemos a pensar en videojuegos de rol, nos pueden venir a la cabeza sagas como Final Fantasy, Dragon Quest, Fire Emblem etc. Y la mayoría son “made in Japan”, pero hay otras grandes aventuras épicas que provienen de occidente, y que plantean un modo de juego distinto y un basto mundo de grandes historias en las que adentrarse. Una aventura inolvidable es la que he descubierto en esta gran obra de Bioware llamada Dragon Age: Origins.
Antes de contaros las maravillas de este título, tengo que ponerme en modo retro sentimental. Cuando probé casi de casualidad Dragon Age: Origins en mi Xbox 360 sin apenas conocer nada de él, enseguida me recordó al primer juego de rol de PC que me conquistó, ese fue Baldur’s Gate, título que marcaría un antes y un después en el rol occidental con una historia muy bien llevada y una jugabilidad diferente. Cuando empecé Dragon Age los parecidos estaban ahí pero no tenía ni idea de que pertenecían a la misma compañía. No fue hasta informarme que se confirmaron mis sospechas: era de Bioware, y tenía la esencia de sus clásicos. Desgraciadamente, mi querido PC no soporta estos gráficos, así que sin apenas haberlo probado tenía la necesidad de tenerlo, pero como en PC era imposible aún me quedaba la posibilidad de conseguirlo en Xbox 360. Es ese momento surgieron mis dudas y preocupaciones, ya que es muy extraño jugar a un juego de rol de estas características con un mando por la simple razón de que hay mil y una opciones de configuración, habilidades e inventario. Sin embargo, cuando me hice con él vi el buen hacer adaptando a la perfección un juego básicamente pecero a consola.
Así era el gran Baldur’s Gate
En Dragon Age: Origins está compuesto por muchas historias que dan al juego una riqueza argumentativa impresionante. Entre las principales, está la del Origen (de ahí el título), que no es otra que la de tu personaje. Hay 6 disponibles dependiendo de la raza que escojas: Humano Noble, Elfo Dalishano, Elfo de ciudad, Enano Noble, Enano Común y Mago elfo o humano. Todas muy interesantes y, además, más tarde descubrí que la raza influye en los personajes y en el mundo. Chapó.
Dragon Age: Origins

 

La Historia

La trama principal de Dragon Age: Origins es la siguiente: Ferelden es un reino del mundo de Thedas amenazado por la Ruina, es decir, una invasión de hordas de criaturas malignas llamadas Engendros Tenebrosos que liderados por el Archidemonio arrasan con todo a su paso. Para poner fin a esta amenaza, nacen los Guardas Grises, luchadores de todas las clases que son los únicos capaces de acabar con este mal. Tú serás uno de los últimos guardas grises designado para unir a todos los pueblos contra la destrucción.

Podrás moverte a través del mapa por increibles parajes llenos de aventuras conectadas a la trama principal
Como he dicho, hay miles de historias; las pertenecientes a las misiones secundarias provienen principalmente de personajes que encontramos en los pueblos y caminos, pero también de “organizaciones” con diversos fines que hallaremos en casi todos los pueblos (Tablón del Cantor, Los irregulares de Blackstone y Colectivo de magos) y de tus compañeros de viaje. A veces surgen misiones derivadas de diálogos, porque señores, Dragon Age Origins quizá sea uno de los juegos de rol con más líneas de texto jamás creado, tanto que da la sensación de estar en una aventura gráfica! ¡Puedes elegir tantas frases…! y mantener conversaciones tan largas…! que concluirán de distinta manera según tu elección. En ejemplo son las que puedes tener con tus compañeros de aventura, y que según el grado de afinidad que tengas con cada uno, puedes mejorar tus habilidades y aprender otras, desbloquear misiones de personales ¡e incluso enamorarles y acostarte con ellos! Y aunque no les dirijas la palabra, irán charlando juntos como si nada.
Dragon Age: Origins
Otra cosa a destacar, es la toma de decisiones, tanto en temas importantes como en banales. Podrás elegir que acción tomar, pero no esperes que todo el mundo esté conforme, sobretodo tus acompañantes, con los que puedes perder puntos de afinidad. Estas decisiones influirán en todo lo que te rodea y de manera más radical hacia el final del juego, así que cuando llegue el momento piénsalo detenidamente porque luego no habrá vuelta atrás, ¡Y no te olvides de guardar el juego en todo momento! Sería una pena elegir un final no deseado de los diferentes que se presentan.
Si estas cansado de tanta misión y charla, quizá quieras conocer la historia local, o la de las otras Ruinas, o la de los templarios, de Theras, de de de… ¡De mil cosas! Lectura no te va a faltar con todos los libros, pergaminos y notas que irás encontrando para profundizar mucho más en todos los aspectos mitológicos e históricos que quedarán recopilados en el apartado de “codice“.
Dragon Age: Origins
La Personalización del Dragon Age: Origins es uno de sus puntos fuertes y que no puede faltar en todo juego de rol occidental que se precie. Elegirás una raza de entre las 6 disponibles, la apariencia física que podrás moldear a tu gusto (cabello, ojos, nariz, boca, pómulos, etc), habilidades y equipamiento. Como ya he señalado, la raza influye en la historia del personaje, al igual que tus decisiones. Ten cuidado.
Dragon Age: Origins
En tus viajes, encontrarás personajes carismáticos que se querrán unir a tu grupo de diferentes razas, creencias y personalidades. Todos son jugables y podrás cambiar su equipo como te plazca, pero no todos estarán de acuerdo con tus decisiones y puede incluso que te traicionen o se larguen. Uno de los primeros que conocerás será Alistair, un guarda gris de buen corazón; más tarde encontrarás a Morrigan, una enigmática maga del bosque con una personalidad un tanto oscura; y Leliana, una bardo con muchos pájaros en la cabeza, entre muchos otros que irás conociendo. Solo está permitido llevar a 4, así que cada vez que quieras cambiar el grupo tendrás que ir al campamento, que también irá bien para curar las heridas que afectan a la eficacia en combate.
Morrigan, Alistair y Leliana

Gráficos y Sonido

El duro trabajo de crear el gran universo de Dragon Age: Origins llevó 5 años de desarrollo y eso hizo que se quedara un poco por detrás de otros juegos del 2009. Aún así, los personajes están bien detallados y su expresividad es correcta, aunque pecan de estáticos. Los escenarios son detallistas y hermosos, pero con nula interactividad, sin embargo el conjunto es notable y resalta la calidad de cada historia que se nos muestra. En cuanto a la interfaz, es prácticamente idéntica a la de otros juegos de renombre de Bioware como el gran Baldur’s Gate, Icewind dale o Neverwinter Night: en la parte superior encontramos el mapa, a un lateral los retratos de los personajes con las barras de vida y maná/vigor, abajo las acciones rápidas, y cuando corresponda, información de cambios producidos (subida de nivel, puntos de afinidad, objetos recibidos, etc.)

En lo que respecta al sonido, la mejor palabra que lo define es bello, escucharemos frecuentemente cánticos de dulces bardos sin menospreciar las frenéticas melodías del fulgor de la batalla o los sonidos de la naturaleza. Cabría comentar que se echa de menos el fantástico doblaje en español que tuvo Baldur’s Gate pero el elenco de voz en inglés es de alta calidad y disfrutaremos escuchándoles en cada diálogo.
Versión Xbox 360

Dificultad y duración

Este uno de los aspectos que más me gustan de los juegos de Bioware. En cuanto a la dificultad, se puede cambiar en todo momento. Yo comencé Dragon Age Origins en Normal, pero un enemigo se me resistía, así que para tal ocasión no tuve más remedio que ponerlo en Fácil y una vez liquidado volvió a Normal. Probablemente, si no hubiera podido realizar el cambio, hubiera abandonado el juego y no estaría aquí escribiendo el análisis más largo de mi historia bloggera.
Sobre la duración, tengo que deciros que si os gustan los juego de un porrón de horas, ¡estáis de enhorabuena! Dragon Age Origins es vuestro juego. Yo he realizado TODAS las misiones y me ha dado una media de 55 horas en total. Nada mal, ¿no?
Versión PC

Los DLCs

Vamos a hablar de algo que me indigna: los DLCs de Dragon Age Origins, o lo que es lo mismo, el mal de la nueva generación de videojuegos. Estoy totalmente en contra de este nuevo sistema, me parece una estafa muy bien llevada, y ciertamente siendo el distribuidor EA no me sorprende. A lo largo del juego, veremos algunos personajes que nos ofrecen hacer nuevas misiones, pero cuando aceptamos aparece “descargar contenido adicional“, es decir, PAGAR, y después de desembolsar casi 70€ por un juego es una broma de mal gusto. Luego hay un DLC muy divertido (por decir algo) que te facilita un baúl para guarda objetos, y si tenemos en cuenta que cada enemigo caído deja cosas, más las que te encuentras en cofres por ahí, se necesita un amplio espacio que no cubre las limitadas mochilas, así que tendremos que vender o destruir muchos objetos útiles. Por suerte, algunos mercaderes venden mochilas que ampliarán un poco más el espacio, así que no os dejéis estafar, queridos.

Dejando de lado los DLCs de escasas horas, hay una expansión que salió también en formato físico y que realmente vale la pena: Dragon Age: El despertar. Este contenido empieza justamente después del final y añade unas 20 horas extra, muy recomendable.
Dragon Age: Origins

 Conclusión

Si te gustan los juegos de rol, y además recuerdas y veneras el mítico Baldur’s Gate tanto como yo, este es su digno sucesor, si no te va este género, dale una oportunidad, este juego merece que sea degustado por todo tipo de gamers, no en vano ha recibido muchos galardones, entre ellos el de mejor juego del 2009. Dragon Age Origins destila historias épicas y a la vez dramáticas, mazmorras sorprendentes y variopintos pueblos y bosques que te harán sentirte como un auténtico Guarda Gris en busca de la salvación. Llevaba muy tiempo esperando un juego así. Me quito el sombrero -o el yelmo- ante tal obra de arte.

For the Grey Wardens!

 

PUNTUACIÓN GLOBAL: 9,5

Arashi
Sígueme en

Arashi

Aparte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.
Arashi
Sígueme en

Latest posts by Arashi (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • uffff

    Compre el DA:O por que me pico la curiosidad, y me gaste sus 70 euritos…
    a las pocas horas, quede impresionado con lo que habia comprado.

    es un juego tan magico, con tantos momentos unicos, es una pena no poderlo comentar aqui para no hacer Spoilers.. ains.

    Me encantaria saber que hiciste en ciertos puntos, o como fue el final de tu partida para ver

  • Darien

    Ahora es cuando te pones a jugar a la segunda parte y te desgarras las vestiduras xD

  • AlexanMagus

    Tanto Dragon age o como dragon age 2 me parecioron dos juegos de rol occidental muy buenos , complejos , con buenos graficos y complejos ,( tan solo mejorarioa la banda sonora) esta claro que en el genero bioware con sus dragon age y mass efect lidera. Enhorabuena por el articulo me a parecido muy bueno

  • Pues a mi el primero me gusto, pero el DA2 es una castaña bastante aburrida…

  • Pues si que tiene mala fama la segunda parte! :s Casi que me puedo esperar a la tercera que está en desarrollo y dice que traerá lo mejor de los 2 juegos 🙂

  • Me ha gustado la entrada. No soy muy fan del rol occidental, pero el que conquistó mi corazón no fue exactamente Baldur's gate… Fue Planescape Torment. Qué JUEGAZO. Le tengo muchas ganas a este, cuando tenga un PC más decente me lo pillo seguro.

  • Anonymous

    Gracias a juegos como BG, han conseguido crear numerosas secuelas de juegos que han tomado la misma fórmula y el modo de time-RPG como Icewind dale, NWN (neverwinter night) o el famosísimo KOTOR.

  • Anonymous

    Por lo que tengo entendido existen como 7 DLC's del DA:O, y me han comentado que mejoran sustancialmente el nuevo sobre el anterior.
    Creo que uno de los puntos débiles que tiene este grandísimo juego es que no tiene modo Online.

    Recuerdo las maestrías que consiguieron hacer en Neverwinter Night con el modo de juego al puro estilo Rol in-vivo dentro de la pantalla del ordenador

  • Anonymous

    Compré este juego con dudas, pero vaya que me gustó mucho cuando lo empecé estaba acostumbrado a juegos como Final Fantasy, pero este con tantas opciones y elecciones, historia, gráficos, realmente terminó por ser mi juego favorito. La 2da parte la verdad deja mucho que desear su sistema de batalla era mejor en ese sentido, pero en historia nada que ver con el primero, pero aún así me gustó,

    • Yo también tuve mis dudas cuando comencé, pero enseguida noté el regustillo a baldurs gate y me encantó! Los FF son grandes juegos de rol también, al menos desde el 9 hacia atrás 🙂

      Todos esperamos mucho de Dragon Age 3, espero que no nos decepcionen!

    • Anonymous

      Así es, se han demorado bastante, así mejor hacen un mejor trabajo jaja 🙂