Deus Ex Human Revolution… ¡Tienes que probarlo!

En el año 2000 salió al mercado Deus Ex, un juego legendario de culto desarrollado por Ion Storm, con Warren Spector a la cabeza. Un juego de esos especiales que salen muy de tanto en tanto, elegido para la gloria, y que marcan un antes y un después en la historia de los videojuegos, como los afortunados que lo jugaron en su día pudieron apreciar. En un mundo dominado por los shooters “dispara primero, remata después” en primera persona como Doom o Quake, Deus Ex te ofrecía una entramada experiencia ciberpunk, en la cual la acción directa era sólo una más, y no la mejor, de las múltiples formas de jugar que se ofrecían. 11 años despues los chicos de  Eidos Montreal asumen el reto de hacer justicia a su ilustre predecesor con una precuela que sucede 25 años antes del primer Deus Ex. Es evidente que Human Revolution tiene que lidiar con un pesado lastre, ¿estará a la altura del desafío?

deus-ex-human-revolution

Lo primero que recomendaría para jugar a Deus Ex: HM es librarnos previamente de ese recuerdo del primer Deus Ex, en caso de haberlo jugado, y dejarnos envolver por su ambientación futurista, uno de los puntos fuertes del juego. Además al ser una precuela de trama independiente no es necesario haber jugado a las dos entregas anteriores (o posteriores en el tiempo): Deus Ex y Deus Ex: Invisible War. Aunque es verdad que si las hemos jugado podremos reconocer guiños a personas, lugares y grandes corporaciones que serán muy importantes en el futuro…

Uno de los aciertos para olvidarnos de tramas anteriores (o posteriores, me estoy haciendo un lío que ni Doc explicando las lineas temporales en Regreso al Futuro), es la ausencia de los protagonistas de los Deus Ex originales. Así pues, no veremos por ninguna parte a J.C. Denton, pero en cambio tendremos a un personaje tan versátil y carismático como es Adam Jensen. Eso sí, es muy de agradecer el profundo respeto que han tenido con el resto de la saga, y lo cierto es que este título recuerda y rescata el espíritu de sus predecesores, aunque no se queda ahí e intenta darle un toque propio a la historia.

La evolución gráfica de la saga. Arriba, año 2000: JC Denton. Abajo, 2011: Adam Jensen

Deus Ex Human Revolution nos sitúa en el año 2027 en un futuro agitado, dominado por grandes corporaciones farmaceuticas y armamentísticas y con el mundo al borde de una revolución social a gran escala. Las insurrecciones y reyertas se suceden en las ciudades día sí, día también, y francamente da miedo darse cuenta que realmente no parece tan descabellado. En una era en la que se ha avanzado muchísimo en la investigación médica y sobretodo en las neuroprótesis, unos implantes que permiten realizar tareas sobrehumanas a quienes pueden permitirse someterse quirúrgicamente para ser aumentados. Y es que poder permitírselo ha generado un conflicto entre clases, y un odio generalizado de los no-aumentados hacia ellos. Y es que esta biomecánica no solo fomenta la separación entre clases, sino que también tiene en contra un movimiento importante activista que considera estos implantes una aberración hacia la naturaleza. Esto unido a que los que experimentaron con aumentos necesitan una droga de diseño para superar el rechazo provocado por las operaciones completa el caos de esta sociedad al filo de la navaja. Y aquí entra la ética del jugador. Y es que en este juego nuestra ética (o falta de ella) sí que será realmente importante. Nuestras decisiones y la forma de tomarlas, a diferencia de otros juegos que se vanaglorian de ello, sí van a ser totalmente importantes y van a influir visiblemente en la trama.

Así pues, encarnaremos a Adam Jensen, jefe de seguridad al cargo de una de estas corporaciones, Sarif Industries. Adam es un reputado ex-policia que se vio envuelto en un suceso muy turbio (suceso que algunos personajes estan deseando echarnos en cara) y por el cual dejó el cuerpo para dedicarse al ramo de la seguridad privada. Adam es reticente al uso de esta nueva tecnología, pero quien paga manda… sin embargo tras el prólogo del juego en el que nuestro edificio es atacado por unos misteriosos mercenarios, veremos como Jensen sufre un “accidente” que le deja moribundo y la única alternativa para salvarlo será aplicarle extremidades nuevas, unos cuantos

implantes y algunos extras que, ya que estamos, hacía falta experimentar. Él no lo pidió…

Tras recuperarnos y asimilar nuestro nuevo cuerpo nuestra motivación será averiguar la verdad tras ese ataque, quién se encuentra detrás de ese misterioso operativo, y sobretodo rescatar y averiguar por qué raptaron a nuestra chica, una eminente doctora que estaba a punto de revelar un gran descubrimiento en el campo de la genética. Por el camino nos toparemos con macro-conspiraciones globales y hasta tendremos la responsabilidad poco menos que de influir en el destino de la humanidad. Tela.
¿¿ Serán capaces en el 2027 de ir por Final Fantasy 27 ??

Este juego bebe sus fuentes de varias obras cyberpunk, como podemos adivinar. La ambientación muchas veces parece sacada de Blade Runner o de cualquiera de las novelas de Philip K. Dick, e incluso hay un par de guiños a la película Robocop que me hicieron soltar la carcajada (lo cual no deja de tener su coña, cuando somos un agente de la ley mejorado robóticamente).

Y la verdad es que el apartado artístico de Deus Ex Human Revolution es soberbio, la ambientación, marcadamente japonesa, se adapta perfectamente al mundo futurista en el que estamos. En rendimiento es bastante correcto aunque debo decir que lo he jugado en PC y parece ser que en 360 y PS3 puede sufrir alguna bajada esporádica de bitrates, pero la verdad es que con un compatible normalito no he tenido ningún problema apreciable. Técnicamente se queda atrás comparado con los demás grandes del mismo año, aunque yo se lo perdonaría, teniendo en cuenta que es un juego pretendidamente ambicioso, amplio y lleno de posibilidades. Gráficamente uno esperaba quizás algo más, sobretodo después de los vídeos que enseñaron en el E3 de 2010, con algunas cinemáticas (y eso lo explica un poco) obra de la gente de Square-Enix, y no de Eidos. De todas maneras, aunque flojee un poco, nos acostumbraremos rápido al nivel gráfico y al tono amarillento que le han dado a la iluminación del juego.
deus-ex-human-revolution2
Estéticamente ofrece momentos impresionantes de verdad…

Lo que de verdad hace único a Human Revolution, y lo que nos puede impulsar a rejugarlo, son las diferentes maneras que ofrece para resolver una situación. Este juego puede jugarse como un shooter en primera persona, entrando a matar por cada sala que vayamos. Pero como se disfruta más este juego no es tanto por la vía agresiva (aunque si queremos podremos hacer uso de ella), si no más bien por la de un Metal Gear… Ser sigiloso, además, nos recompensará con más experiencia que simplemente ir pegando tiros a lo loco. Y en este juego la experiencia es muy importante, porque con ella podremos mejorar y adquirir nuevas habilidades que nos harán la vida más sencilla. Y el juego es lo suficientemente complicado para necesitarlas, a no ser que juguemos en fácil.

 Por ejemplo, entre otras variopintas mejoras, además de hacernos más resistentes y tener más energía (necesaria porque toda acción especial nos costará una barra de energía, y no iremos sobrados precisamente), podremos mejorarnos para caer desde grandes alturas sin hacernos daño y sin hacer ruido, hacernos invisibles durante un breve periodo de tiempo, ver a los enemigos a través de las paredes, mejorar nuestras dotes de hacker y piratilla para reventar fácilmente la seguridad de los sitios donde nos infiltramos, mover objetos muy pesados, realizar un espectacular ataque en 360º que matará a cualquiera que esté demasiado cerca o incluso hacer uso de feromonas para intentar influir y convencer a la gente, en plan Jedi.

Así pues, podemos elegir e ir variando entre varias maneras de afrontar una incursión, concentradas sobre todo en tres: Por las bravas, como un fantasma o diplomáticamente. Ya os digo que el juego premia y da más experiencia por la segunda opción. Además podemos optar por ser letales o no letales a la hora de atacar, y desde luego es todo un reto acabar el juego con el logro “Pacificista” (sin matar a nadie, salvo a los jefes finales).

deus-ex-human-revolution3

Sin embargo el gran punto negro de Human Revolution es que cuenta con momentos muy irregulares, o directamente que no pegan para nada con la acción del juego. Lo que más se ha criticado, y con razón, son sus enemigos finales. Es increíble como un juego que se caracteriza por ofrecer un abanico amplio de posibilidades te encierra de repente en una sala con una bestia parda a la que has de eliminar por fuerza. A mí me pasó que llegué al primer jefe final y solo llevaba armas de infiltración no-letales y un par de tristes granadas de gas, que solo me servían para que tosiera un poco mientras me acribillaba… No había manera de pasar sin matarlo, así que tuve que cargar desde una partida anterior y desde entonces llevar algún arma potente letal y minas de fragmentación conmigo para el resto de enfrentamientos obligatorios… En el Deus Ex original también habían batallas con jefes, pero que yo recuerde se podían evitar casi todas si hacía falta. Más tarde se desveló que estas batallas no fueron desarrolladas por Eidos, sino por una compañía externa especializada en shooters y que no conocía detalles del resto del juego… Increible.

Mención especial merece la excelente banda sonora con tintes épicos que nos acompañará a lo largo del mundo de Human Revolution, obra del compositor Michael McCann. Otra vez más vamos a ver la inspiración de Blade Runner y Vangelis en este caso, aunque recuerda también muchísimo a la saga Mass Effect (de la que también coge más inspiraciones aparte de la música).

En conclusión, Deus Ex Human Revolution es un juego al que si eres capaz de perdonar sus pequeños defectos te va a ofrecer una historia apasionante, profunda, densa… y una experiencia que se estila poco en un mundillo en el que la vista en primera persona se usa prácticamente solo para disparar primero y preguntar después. Es una aventura muy cinematográfica, y ahí reside gran parte de su encanto. Además tiene una duración muy ajustada, no se nos hará corto, aunque a veces sea a costa de revisitar lugares en los que ya hemos estado. Eso sí, las ciudades que visitemos serán lo suficientemente amplias como para perdernos buscando secretillos y resolviendo misiones secundarias. Por cierto este juego da una gran lección sobre como se deben introducir fluidamente misiones secundarias al jugador mientras avanzamos por la trama, y más de una compañía debería tomar nota… Jugando sin prisas, investigando y llevando a cabo secundarias podemos superar tranquilamente las 40 horas de juego.
deus-ex-human-revolution4
Deus Ex Human Revolution es un juego muy interesante, que además ahora podemos encontrar por todas partes rebajado de precio, lo que lo hace aún más interesante. Ha pasado injustamente de puntillas por las listas de los mejores juegos del año, en las que merecía estar al menos mencionado, aunque la verdad es que este año la competencia ha sido dura y sus irregularidades han pesado demasiado. No es el gran hito en la historia de los videojuegos que fue el primero de la saga, pero sí es un videojuego con mucho carácter y carisma, como su protagonista Adam Jensen. En todo caso jugarlo sirve incluso de excusa para ponernos en situación y jugar luego el primer y mítico Deus Ex, aunque hay que reconocer que los años no han pasado en balde por él…
Deus Ex Human Revolution ofrece una gran ambientación, un futuro inquietantemente creíble, y un buen sabor de boca en un final filosófico en el que tendremos una decisión moral importante que tomar. Tú decides.

Si quieres hacer enemigos, intenta cambiar algo. Es el año 2027…

Lo mejor:

– El apartado artístico del juego
– Gran variedad y libertad de actuación, las decisiones suelen tener repercusiones.
– Historia profunda, con intriga y que queda al final bien atada
– Digno sucesor de la saga

Lo peor:

– Técnicamente a veces peca de irregular, da la sensación que le falta un hervor y no será por el tiempo que llevaba en desarrollo…
– Los enfrentamientos con los jefes, en particular un par de ellos. No pegan con el resto del juego y pueden llegar a ser desesperantes.

Nota: 8,5

Heko
Sígueme en

Heko

Se peleó de pequeño por hacer funcionar un ZX Spectrum, lo cuál no presagiaba nada bueno a largo plazo, aunque curiosamente él lo recuerda con cariño. Ya de mayor, sufrió un terrible accidente al retirar un USB de su puerto sin esperar a qué fuera seguro quitarlo. La catástrofe asoló medio continente, aunque la radiación le concedió el superpoder mutante de escribir sobre todo lo que a él le apasiona. Entre otras cosas, por supuesto, sobre “eso de los marcianitos”.
Heko
Sígueme en

Latest posts by Heko (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Anonymous

    Me quedo con el primero porque este esta bastante bien pero el falta chispa

  • Está claro anónimo, pero no por ello éste es mal juego, de hecho lo califico de bastante recomendable… además sé por experiencia que a mucha gente "nueva" le tira para atras el aspecto gráfico del original (muy mal, no todo son gráficos en la vida!) xD

  • Anonymous

    De los mejores juegos de la generacion, jugabilidad, ambientacion, musica, posibilidades, todo a un nivel soberbio. Muy buen analisis.