Análisis Tyranny, el placer de ser malvado

Desde que Kickstarter irrumpió en la industria hace unos años, hemos recuperado viejos géneros olvidados de la mano de compañías formadas por veteranos que querían rescatar la jugabilidad de antaño. Obsidian hizo un trabajo maravilloso con Pillars of Eternity, y ahora, con Tyranny, nos demuestra que los RPGs isométricos no han perdido la magia. ¿Estás preparado para sembrar el terror, Forjadestinos?

tyranny-rpg-obsidian

Estamos ante uno de los mejores momentos de la industria. Las plataformas de financiación y la accesibilidad permiten a las compañías lanzar juegos para todo tipo de públicos. Especialmente, podríamos decir que estamos viviendo el resurgir de los CRPG con títulos espectaculares que demuestran que se pueden hacer juegos como los antes adaptados a los nuevos tiempos. Obsidian quería llevar el legado de Baldur’s Gate y otros grandes juegos del motor Infinity a la nueva era, y aunque parecía algo que iba a funcionar a base de nostalgia, desmontó todas las previsiones con un apoyo unánime y consiguió un hito dentro de Kickstarter con casi 4 millones de dólares recaudados. Años después lanzó el juego prometido llamado Pillars of Eternity, y no decepcionó. Pillars of Eternity fue un juego increíble que entusiasmó a roleros de ayer y hoy. Después de la estupenda expansión The White March, la compañía se puso manos a la obra con otro RPG aún más profundo donde el jugador iba a estar en el bando de los malos. Y tal día llegó, hoy ha aterrizado Tyranny, y podríamos decir que Obsidian se ha vuelto a superar.

Pasos previos

¡Alto ahí, viajero! Antes de empezar, convendría que le echaras un ojo a las opciones del juego. En el menú, tenemos dos apartados interesantes: Dificultad y Pausa. En el primero se nos muestran varias casillas de verificación importantes, en especial destaca la opción de morir permanentemente cuando la salud llega 0, o revelar las defensas de los enemigos. Por otro lado, tenemos la pausa, donde podemos configurar cómo y cuándo queremos que se active. Vale la pena dedicar unos minutos a esta configuración para no frustrarnos dentro del juego. Ya lo hemos puesto todo a nuestro gusto, así que es el momento de hacer clic sobre “Nueva Partida”. Una vez elegido el nivel de dificultad, el juego comienza con un prólogo donde se relata la gran victoria de las fuerzas del mal lideradas por el Señor Supremo Kyros. Los ejércitos de Kyros dominan el mundo desde tiempos inmemoriales y sus habitantes deben adaptarse a sus leyes, o por el contrario morir. Los Arcontes, seres de increíble poder, son los que someten a los nuevos territorios en una lucha que parece no llegar a su fin. Tú, un joven “Forjadestinos”, debes hacer cumplir la palabra del Todo Poderoso y en tus manos se halla el destino de miles de personas.

tyranny-rpg

Después del breve relato, da inicio la ficha de personaje. Tenemos una serie de sencillas opciones estéticas para nuestro Forjadestinos que pasan por su físico, ropas y estandarte. Sin embargo, lo más importante es escoger una de las 8 historias que relatan como terminamos siendo parte de las fuerzas de Kyros y que representarán la clase. Le sigue la experiencia principal y la secundaria: a dos manos manos, hechizos, espada y escudo… A continuación, tendremos que establecer varios puntos de atributos, pero para hacerlo más sencillo, el juego te recomienda cual se adapta a tu clase. Para terminar de definir nuestro personaje, gastaremos puntos en las habilidades referentes a nuestra clase. El último paso antes de empezar es muy interesante: el juego te da la posibilidad vivir un prólogo que determina qué papel jugó nuestro personaje en la conquista de las Cotas, nuestro hogar. Personalmente no quería perderme ese momento, así que elegí jugar “Conquista”, pero si se opta por “Inicio rápido” aparecerán varias plantillas para escoger el desenlace. En Conquista, tuve que hacer frente a un puñado de decisiones que marcarían el destino de la invasión; a quién sacrificar y salvar, cómo se desarrollaron las contiendas y a qué ejército de Kyros apoyé. Todo ello fue narrado sobre un mapa que mostraba el avance de los hechos como si de un juego de tablero se tratara. Todas las decisiones tomadas en “Conquista” influirán en el desarrollo de Tyranny.

El camino del Forjadestinos

Una vez finiquitada la Conquista de las Cotas, la historia nos sitúa en Pozo de Vendrien, el último baluarte rebelde donde el Forjadestinos tendrá que derrotar al enemigo dirigiendo los dos ejércitos de Kyros: los Agraviados y el Cántico Escarlata, cuyos métodos en batalla difieren, por lo que recaerá en el jugador decidir cómo se hacen las cosas. Esto provocará que tengamos que posicionarnos en muchas ocasiones, haciendo que suba la ira de uno de los bandos y de los compañeros que son afines a él. Sin embargo, el Forjadestinos tiene el objetivo de activar el edicto, un poderoso hechizo sellado en un pergamino que es capaz de arrasar pueblos enteros, pero las cosas toman un giro inesperado: una guerra civil se vislumbra en el horizonte y con ella el resurgir de un misterio en unas ruinas olvidadas.

tyranny-rpg2

Dos ejércitos, dos formas de luchar. ¿Por cuál te decantarás?

La reputación será una pieza clave para la evolución del conflicto y la de nuestro propio futuro. Tú, como elegido, harás de mediador y tu palabra será la representación del Tunon, el respetado arconte de la justicia. Dentro de la pestaña reputación veremos el grado de favor e ira de las facciones, compañeros y arcontes, entre otros. Pero, además, la reputación también sirve para desbloquear habilidades. No obstante, aunque en el juego seamos un fiel servidor de Kyros, el Todo Poderoso que lleva siglos expandiendo su poder y reprimiendo cualquier fuerza que no esté de su parte, puedes promover la benevolencia y perdonar la vida a inocentes, o incluso a los sublevados, aunque eso traerá discordancias a la larga. Yo no podía evitar hacer el bien y dejar escapar a los rebeldes, o intentar ser lo más neutral posible y disolver pacíficamente disputas entre los dos ejércitos afines al Todo Poderoso. En otros juegos, mi bondad sería alabada, pero en Tyranny es recriminada y solo sirve para subir los niveles de odio dentro de la reputación, además de crear una seria desconfianza hacia mi persona.

Juez y verdugo

Es realmente interesante cómo Tyranny ofrece una visión más abierta del bien y el mal y pone continuamente a prueba nuestro deber y moralidad mediante las diferentes misiones -principales, secundarias y eventos-, ofreciendo al jugador varias posibilidades para que actúe como crea conveniente. En nuestra mano está cómo impartir justicia, ya sea haciendo “el bien” o dando rienda suelta a nuestra “maldad” y cortando las cabezas de los que se oponen al Todo Poderoso. Aunque servidora lo más malvado que he hecho ha sido darle un bofetón a un soldado del Cántico que me estaba mirando por encima del hombro, y lo disfruté, vaya si lo disfruté. La cantidad de decisiones y consecuencias hacen que la partida vaya por caminos inesperados, por lo que es un juego altamente rejugable.

Tyranny RPG

Viviremos momentos memorables

El lineas generales, el juego sigue la estela de Pillars of Eternity, y podríamos considerarlo una evolución jugable de éste. Sin embargo, Tyranny es mucho más dinámico y espectacular en su conjunto, con un buen ritmo desde el minuto uno y una emocionante narrativa que te golpea continuamente. Estamos ante un título menos lineal y más complejo dadas sus numerosas alternativas, ofreciendo al jugador cientos de opciones para ajustar el juego a sus necesidades. Por otro lado, es más accesible para todo tipo de jugadores, mostrando prácticos y sencillos tutoriales con imágenes que aparecen a medida que se avanza. Asimismo, se agradece que se hayan mantenido las utilidades de resaltar objetos y la velocidad x 2, además de incluir el demandado mini mapa en pantalla. En definitiva, Tyranny, jugablemente, es una experiencia más completa y elaborada.

tyranny-rpg4

El juego tiene una cantidad insana de líneas de texto repartidas por los relatos de nuestras andanzas como Forjadestinos y los diálogos que mantendremos con los habitantes del mundo de Terratus. Como ya sucedía en Pillars of Eternity, en los diálogos se hace especial énfasis en describir la situación y el comportamiento de los interlocutores, con numerosas preguntas para conocer mejor la situación de la misión y al personaje, o para sacarlo de sus casillas. En determinados momentos se nos plantearán dilemas en los que tendremos que ejercer de juez y decidir quién tiene razón o a quién salvar, pero no será tan sencillo, ya que siempre tendremos presiones externas, por ejemplo, un comerciante que robó mercancías al ejército pero nos suplica piedad porque lo necesitaba para no perder el negocio…¿qué harás? Si le perdonas la vida posiblemente pensarán que eres un blandengue; si lo matas, te ganarás la enemistad de los insurrectos y quizá de alguna de las facciones que querían utilizar al pobre hombre para sus fines. Esta y otras tantas decisiones perseguirán al personaje y determinarán cómo nos tratarán los demás durante la aventura. Una forma rápida de saber nuestra reputación con los personajes destacados, es pasar el ratón por encima y así observar su estandarte y el nivel de favor y odio hacia nuestra persona. Las habilidades, historial y género influirán en el diálogo, permitiendo de esta manera resolver situaciones mediante el uso de la dialéctica.

Una de las novedades en los diálogos es que ahora aparece en un lado el retrato del personaje y sus gestos; otra es el uso de palabras destacadas, las cuales abren una ventana con información si pasamos el ratón por encima, evitando tener que entrar en el aparatado “Enciclopedia”. Sin duda una forma cómoda para embadurnarlos del lore del juego, ¿verdad?

tyranny-rpg5

Los personajes que nos acompañan en nuestra aventura reaccionan a determinados hechos y harán comentarios al respecto. Además, en ocasiones se activará el icono de conversación en su retrato por si deseamos obtener una explicación más detallada. No obstante, podremos charlar con los compañeros cuando deseemos, de esta manera nos contarán sus orígenes y experiencia en batalla, y se desbloquearán habilidades conjuntas y nuevas misiones. Solo está permitido llevar junto a nosotros a tres compañeros más, por lo que a veces será realmente difícil prescindir de alguno de ellos debido a su utilidad o carácter. Yo no podía desprenderme de Rima, la sanguinaria y bromista guerrera del Cántico Escarlata que despertaba en mí una rara simpatía a pesar de tener que escuchar sus historias sobre despedazar gente y lanzarla al río. Conoceremos a muchos futuros colegas en nuestro viaje, así que intentad no matar a todo bicho viviente.

Para cambiar de personaje y contratar mercenarios tenemos La Aguja, lo que sería el baluarte de Pillars of Eternity, un remanso de paz en medio de la guerra donde se pueden hacer mejoras y estudiar nuestros siguientes movimientos.

tyranny-rpg6

Sistema de combate más espectacular

Tyranny es un RPG en tiempo real con pausa. Pausar el juego es totalmente optativo, pero hace que el combate sea más estratégico y meditado. Una vez que pausamos el juego, ordenamos a los personajes a quién a atacar y cómo. Si activamos la “IA”, podremos hacer una serie de configuraciones para que el juego actúe sacando el máximo provecho de cada personaje hasta que intervengamos. Si desactivamos la opción, los personajes atacarán de forma automática sin habilidades. A diferencia de Pillars of Eternity, la mayoría de las habilidades y hechizos se recargan, ya no hay número de usos, cosa que se agradece, ya que en PoE había que estar continuamente descansando. Sin embargo, algunas habilidades conjuntas y otras especiales funcionan por encuentro o descanso. Otra novedad respecto a los compañeros es que pueden entrenarte (y entrenarse) en diferentes artes, o pagar a expertos para mejorar.

tyranny-rpg7

El combate el Tyranny es verdaderamente espectacular. Observaremos como el enemigo sufre cuando lo rociamos con llamas mientras grita de dolor, o recibe los brutales combos que ejecutan dos compañeros. Las habilidades conjuntas se consiguen mediante el aumento del nivel de afinidad positiva y/o negativa, es decir, llenando las barras de lealtad y miedo de los compañeros dentro del menú reputación. Mi personaje y Rima tenían varios combos que me dejaban con la boca abierta, por ejemplo, en uno yo le lanzaba un hechizo de fuego a Rima y envuelta en llamas destrozaba al enemigo; en otro Rima ejecutaba una fuerte zancadilla que lanzaba al enemigo al suelo y mi maga lo machacaba ahí. Estas habilidades solo se activan por encuentro o descanso y son extensibles a otros compañeros, así que no dudéis en fomentar el diálogo hasta que seáis un grupo letal. Por cierto, el enemigo no se quedará de brazos cruzados y también posee habilidades especiales que no dudará en usar.

Volverán los árboles de talentos que ya vimos en el anterior juego de la compañía pero totalmente renovados. Dispondremos de varias clases para decidir qué tipo de especialidad se ajusta a nuestro Forjadestinos. Por otro lado, volverá el crafteo, pero como novedad, podremos craftear hechizos mediante los sellos mágicos que descubriremos en la aventura.

Solo puedo alabar los cambios en el sistema de combate que ha hecho Obsidian, aportando mediante talentos y habilidades conjuntas una inyección de potencia que hace que cada combate sea épico e irrepetible.

Apartado visual renovado

Tyranny ha mejorado notablemente con un apartado visual más limpio y llamativo. Destacan sus animaciones en combate y los diferentes efectos de luz cuando se lanzan poderosos ataques. También me gusta el minimalismo de sus menús e inventario, con líneas elegantes que ayudan a localizar fácilmente aquello que buscamos. La interfaz también ha sufrido una reestructuración para hacerla más eficiente respecto a Pillars of Eternity, mostrando más elementos útiles en pantalla como las habilidades o el mini mapa. El apartado sonoro sigue la pista de su predecesor, con melodías que nos acompañan en los conflictos y nos introducen en la atmósfera oscura del juego.

tyranny-rpg8

Conclusión

Tyranny abandona los viejos relatos de dioses de su predecesor y nos adentra en una aventura de conquista desde el punto de vista de los invasores, donde el jugador de primera mano ejecuta las sentencias y ejerce el mal a su gusto. El juego toma prestados elementos de Pillars of Eternity y les da un impulso, ofreciendo un mejor ritmo y buscando el impacto inmediato sin perder calidad narrativa. El resultado es simplemente soberbio y, sin ninguna duda, estamos ante uno de los mejores RPGs del año.

Gracias a juegos como Tyranny, el recuerdo de aquellos viejos juegos de rol para PC nunca desaparecerá. Siempre encontrarán nuevas ideas, historias y fórmulas para que vuelvan rejuvenecidos, y así tanto veteranos como nuevos jugadores descubrirán la magia que albergan.

Meridiem Games distribuye la edición física de Tyranny en nuestro país e incluye libro de arte y muchos extras, así que no dudes en hacerte con ella y apoyar así la distribución física.

Arashi
Sígueme en

Arashi

Aparte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.
Arashi
Sígueme en

Latest posts by Arashi (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Jose Pino

    Leer el artículo me impulsó a comprar el juego, lo empecé ayer y no me arrepiento. Un saludo.

    • Me alegro. Es un juego muy rejugable y hacer el mal de vez en cuando es divertido 🙂