Análisis Tomb Raider

Hype en vena tenían algunos, otros han sido más cautos a la espera de otro intento de devolver Tomb Raider a una nueva época dorada. En realidad todos rezábamos porque esta vez saliera bien, y que Lara Croft volviera a nuestras máquinas de la mejor forma. Y es que no escarmentamos, todo este hype después de ver como una y otra vez resucitaban a Lara de una forma más bien discreta, e incluso probando nuevas fórmulas con vista isómetrica. Algunos de ellos, cuidado, han sido buenos juegos, pero este quiere ser diferente. Un AAA. Un “Reboot” de Tomb Raider con fuerzas renovadas e intentando devolver lo mejor de la saga a un primer plano. ¿Pero es esto Tomb Raider?

Retrospectiva

Hace un rato me he puesto unos minutos del primer Tomb Raider, el original, que tengo junto a toda la colección en Steam de uno de sus famosos packs en oferta. Al instalarlo saltó el DOSBox, y eso me recordó lo antiguo que es. Recuerdo probar la demo de Tomb Raider con mi 486 y jugar a 0,5 FPS alucinando con ese mundo 3D lleno de puzzles y animalejos. La demo me funcionaba (Bueno, mucho decir es que funcionase), pero no lo hacía el juego entero, caprichos de mis 12Mb de RAM, usando siempre la función “Memmaker” e iniciando directamente en MS-DOS para que Windows no se llevara parte de la RAM al traste. Eso es lo máximo que jugué al primer Tomb Raider, pero siempre llevándome de el una imagen excelente.

Después probé Tomb Raider Anniversary, el remake de Tomb Raider que salió ya hace unos 6 años. Añadiendo algunos detalles e interludios, el juego seguía conservando esa sensación de explorar algo que nadie ha visto en millones de años. Eso era un remake, y hoy estamos ante el reinicio. Crystal Dinamics sabía que no podía hacer el mismo juego otra vez y tenían que reinventarse, para actualizar la saga Tomb Raider a los nuevos tiempos y comenzar una nueva época fructífera.

Historia

En esta nueva “primera” aventura de Tomb Raider, Lara Croft se enfrasca en la búsqueda de Himiko, una antigua reina asiática de la que hay varias muestras de su existencia pero nadie sabe donde encontrar. Muy al estilo “Lost” (Perdidos), Lara y sus compañeros de viaje tienen un accidente en su viaje y terminan en una misteriosa isla, donde se desarrolla toda la aventura. Como véis una historia bastante típica, pero también con alma aventurera y exploradora que es lo que nos interesa en este tipo de juegos.

 

Jugabilidad

Como sabéis, siempre se ha considerado a Tomb Raider la saga madre de Uncharted, la trilogía nacida en PS3 de la mano de Naughty Dog. Y ante la salida de este reinicio de Tomb Raider todos hemos dicho bien alto, que en realidad viene a hacer lo contrario y parece inspirarse demasiado en Uncharted. Es algo que no tiene nada de mentira, pero tampoco toda la verdad, porque a mi, personalmente, me parecen diferentes y permitidme decir, que sale mejor parado este nuevo Tomb Raider.

Para mí, Uncharted, siempre ha pecado de ser un juego (un gran juego) de acción, con algunos saltos, y unas cuantas huídas de algo que se derrumba en nuestro camino. Tomb Raider, toma algo de eso, es innegable, pero también nos da un poco más de libertad en nuestros movimientos, un mejor control, una mayor sensación de exploración, y algunas otras mejoras que sin ser innovador, hace más gracia en general.

Una de esas mejoras son las habilidades. Lara Croft va ganando nuevos movimientos para pelear con los enemigos según avanza en la aventura. Muy típico y además la mayoría son movimientos que no son necesarios. Muy propio de la generación, ir añadiéndote como premio a tu avance, nuevos movimientos, cuando en realidad lo bueno sería poder tenerlos desde el principio y poder disfrutarlos más. Más interesante en esta evolución de habilidad del personaje son las herramientas, que si nos servirán para algo más que adornar. Algo al estilo “Batman Arkham Asylum” y su segunda parte, donde conseguir nuevos “gadgets” te daba la opción de volver a ciertos puntos en el camino ya recorrido para descubrir nuevos secretos. Eso en Tomb Raider está presente, y aunque podría haber estado más potenciado, si nos da cierta variedad de la que Uncharted, lamentando caer de nuevo en la imprudente comparativa, carece. El arco que tendremos desde el principio del juego va a ser la herramienta más valiosa, e irá evolucionando con  nosotros extendiendo sus formas de uso. Por ejemplo, al principio solo nos servirá para disparar a enemigos o ir de caza, pero más adelante, mediante una cuerda debidamente atada, lo usaremos para poder pasar de un lado a otro de un barranco, o para tirar de algún objeto hacia nostros y así abrirnos el camino.
La libertad para volver atrás de forma instántanea a un lugar recorrido gracias a las hogueras (puntos de control y evolución de habilidades), sin tener que repetir la misión de “A a B” como si fuera un capítulo de una película se agradece muchísimo. Imagínalo así, un mundo “abierto” pero físicamente algo lineal, que podremos recorrer de una punta a otra cuando queramos (salvando puntos que el entorno o nuestras habilidades no nos lo permitan)
Por otro lado los puzzles continuan vigentes en este reinicio de la saga Tomb Raider, aunque ciertamente podían haber sido más abundantes. Es interesante que durante nuestro avance, podamos explorar y encontremos una cueva para no simplemente encontrarnos con uno de los objetos escondidos a coleccionar, si no tener que resolver un puzzle a la antigua usanza para llevarnos el premio. No son muy variados pero si recuerdan a los de la antigua Lara Croft. Por suerte con eso no me refiero a volver a mover cajas de un lado a otro, mas bien es la forma de usar nuestras herramientas, como el arco y las expansiones de este, para, por ejemplo, jugar con las físicas y balancear cajas atadas en el techo o usar el fuego para quemar una zona “inflamable” y abrir el camino por el que continuar.
Os aviso, en primera instancia da sensación de que la supervivencia y exploración va a primar en la aventura, pero hacia el final se mete demasiado en la acción, que aunque está bastante bien resuelta, los enemigos tienen algunos vacíos en su IA bastante absurdos. Además es relativamente sencillo acabar con ellos de forma sigilosa si simplemente esperas a que dejen de hablar entre ellos, ya que parece que todos quieran darte la espalda para que les des un poco de lo suyo. Tomb Raider es uno de esos juegos en el que los programadores te lo ponen mascadito para que tires hacia adelante y no sufras mucho, ya que la mayor o menor dificultad solo se base en que los enemigos hacen más pupita, cuando lo interesante sería la mayor dificultad en los puzzles, cosa que por otro lado sabemos que sería más costoso realizar.
Me ha gustado mucho la forma de resolver los tiempos de carga. Digamoslo así, hay muy pocos que vayamos a notar, porque los importantes, los llevan a cabo cuando pasamos de una zona a otra a través de una pequeña cueva, un estrecho o algún tipo de agujero por donde debamos pasar agazapados. En esos momentos nuestro control sobre Lara es poco más que ir hacia adelante de forma cautelosa, normalmente a oscuras y antorcha en mano, para salir de nuevo hacia otro apoteósico y geográficamente accidentado pedazo de isla .
Desgraciadamente el juego tampoco explota debidamente una de las insignias de sus primeras partes: los animales. Aparecen muchos durante la aventura, pero casi todos son benignos, recién salidos del mundo Disney, y no como en los primeros Tomb Raider donde daba la sensación de que se sentían atacados por nuestra presencia y se defendían de nuestra intrusión. Vista la ambientación podían haber guiñado (todavía más) a “Perdidos” y que apareciera un oso polar.
Se puede decir que se ha hecho un gran trabajo en el terreno jugable, Tomb Raider carece de defectos en el control, que es estupendo, y la cámara, que ama a Lara y la sigue perfectamente allí donde la metamos.

 

Apartado técnico

Habiéndolo jugado en PC, solo puedo decir cosas buenas del apartado técnico. Los personajes están realmente bien hechos, los escenarios dan sensación de vida, la iluminación es excelente y el agua y el fuego son casi totalmente realistas. Hay varios puntos en el juego en los que vemos la próxima generación tocando nuestras retinas, y luego algún detalle de charcos interiores que no se han tratado con el mismo mimo. La sobrada del movimiento del pelo de Lara Croft está tan, pero tan exagerado, que al final más que realista parece una forma de publicitar el juego, después de lo que se ha hablado de ello.
Hablando del apartado sonoro, el juego se deja escuchar y que no destaque quiere decir que cumple perfectamente su función, sin dar ningún atisbo de flaqueza. En cuanto a las voces, Tomb Raider ha sido totalmente traducido y doblado al castellano. El doblaje es bastante bueno, y solo sobran bastante los constantes gemidos y quejidos de Lara Croft, que a veces da más sensación de ser más tontita que heroína.

 

Conclusión

En mi opinión, el reinicio de Tomb Raider se ha reinventado de muy sana manera. Lara Croft es mucho más modosita, pero eso se transmite más en las cinemáticas y la voz que en lo jugable, donde nosotros seremos la auténtica Lara Croft de siempre. Aunque la acción está presente, no logra ensuciar lo que para mi es el alma de Tomb Raider, el plataformeo, la exploración y los puzzles, adornado todo con habilidades bastante originales que dan ganas de más. El apartado multijugador (Que ni tan siquiera menciono), es algo metido con calzador que logra ser entretenido, pero clónico al de Uncharted. Lo único que me sorprende de Tomb Raider, es que Lara no acabe en silla de ruedas después de todos los golpetazos que se pega durante la aventura. Por lo demás, un gran juego que esperemos se vaya depurando por parte de Crystal Dinamics en las, seguras, próximas aventuras de la nueva Lara Croft
Tomb Raider está disponible para PC, Xbox 360 y PS3, y la verdad, habiendo salido hace dos semanas es genial poder decirte que ya puedes conseguir en oferta al mejor precio Tomb Raider por solo 35€ y totalmente en castellano a través de este enlace.
Nota: 8,5
Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora, y desde 2011, intento transcribir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. Además de este mundillo también amo el de la tecnología, seguidme en Twitter y sabréis de que hablo.
Sígueme en

Latest posts by Museboy (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Mucho mejor que los últimos! aunque se haya inspirado en Uncharted no creo que le haya sentado nada mal. Espero que hagan más aventuras de Lara de jovencita!

  • Me leí el artículo para conocer más puntos de vista sobre la gente que lo ha probado.

    Sigue sin convencerme. Aunque la jugabilidad esté bien para la gente (por lo que vi en varios gameplays, solo tiene de Tomb Raider un 50% de la jugabilidad), a mí no me van a vender la moto. No me convence.

    Los gráficos se ven bonitos, sí… El juego se lo habrán currado mucho. Claro, eso

    • Primero de todo, gracias por tu comentario!

      Mi concepto sobre este nuevo Tomb Raider no lo he planteado como una comparación con la antigua Lara Croft, y te digo porqué. Si hicieran un Tomb Raider como el de hace 10 años quedaría demasiado simple, porque sí, eran los inicios de los juegos en tres dimensiones, y aunque tengamos un grato recuerdo y el juego nos guste, el videojuego tiene

    • Basándonos en que el videojuego tiene que evolucionar y que no podemos basarnos en una idea primitiva; empezaremos por el hecho de que existen muchos juegos desarrollados recientemente, en los cuales la mecánica se basa en los juegos de 16 bits, e incluso los de 8 bits. Los hay a patadas, no sé si es por la moda retro por parte de unos, y nostálgicos indies con ideas frescas por parte de otros.<