Análisis The Park

Los “Walking Simulator” están muy de moda últimamente y The Park es otro título que entraría en ese subgénero, mostrándonos un aventura de terror psicológico donde encarnamos a una madre que busca a su hijo en un parque de atracciones abandonado. ¿Os gustan los sustos y los “Walking Sim”?

The Park

Lorraine y su hijo Callum han pasado el día en el parque de atracciones Atlantic Island Park pero en el coche el niño se da cuenta de que ha perdido su peluche en el parque y la madre decide ir buscarlo dejando al crío en el coche. El parque ha cerrado pero el de seguridad le abre la puerta para que lo busque, sin embargo, durante esa pequeña charla, Callum se cuela dentro y echa a correr, al ir tras él la realidad se trasforma y el parque pasa a ser un lugar abandonado y decrépito. En su búsqueda, Lorraine descubrirá el pasado oscuro de Atlantic Island Park y el de su propia persona.

Como todo Walking Simulator, tenemos que avanzar a través de atracciones como la noria, los coches de choque o la montaña rusa, las cuales, a pesar del abandono, aún se pueden usar y guardan un secreto sobre los sucesos del parque y de la protagonista. La acción de gritar Callum y la respuesta del niño nos mostrará el camino para seguir la historia que tomará tintes de terror psicológico a medida que nos acercamos al final. El juego tiene preparados algunos sustos y una buena dosis de tensión durante el recorrido, que se representan en pantalla con la visión nublada del personaje y una música estridente, sin embargo, podéis estar tranquilos, no se puede morir. Todo y eso hay que decir que The Park tiene una curiosa mezcla de recuerdos tiernos, enajenación mental e imágenes tétricas, pero los desarrolladores han sido benévolos en cuanto al grado de terror porque os aseguro que podrían haberse cebado y provocar infartos. Pero, ¡ojo! voces y textos en inglés.

The Park

La jugabilidad de The Park es escasa, tan solo avanzar y interactuar con algunos objetos de trama. Sin embargo, se agradece que esté la opción de andar rápido para no sufrir la lentitud que caracteriza a este subgénero. Si optamos por andar deprisa, el juego acorta su duración, ya que es bastante lineal y “pasillero”. No hay ningún puzle para resolver, tan solo tenemos que disfrutar de una historia entretenida con algún que otro sobresalto que nos espera en las diferentes atracciones que visitaremos, además, daremos con información de los sucesos allí acontecidos a través de notas, informes policiales y recuerdos de Lorraine. A diferencia de otros juegos, será difícil dejarse sin descubrir algún documento, ya que se indicará en pantalla tan solo con mirar en esa dirección aún estando un poco alejados.

The Park

En el apartado visual, las localizaciones se ven realistas y los efectos de luz ayudan sin duda a entrar en esa atmósfera tensa, sin embargo, el diseño de los personajes rompe el conjunto con unos modelos bastante pobres y unas animaciones robóticas, por suerte hay pocas cinemáticas para apreciar estas carencias técnicas. La atmósfera que se respira en Atlantic Island Park es sin duda terrorífica: atracciones que se caen a pedazos, ruidos irreconocibles y oscuridad, combinación perfecta para presagiar los peores miedos. Y por si eso fuera poco, la mascota del parque, una ardilla llamada Chad, tendrá un protagonismo nada agradable. En cuanto al sonido, va muy ligado a la ambientación y los desarrolladores recomiendan jugar con auriculares para apreciar bien los matices sonoros que harán que pegues algún que otro salto del asiento. También hay que destacar el doblaje, las voces de Lorraine y Callum son bastante buenas y ayudan a comprender la desesperación de la madre y sus demonios del pasado.

The Park es un “Walking Simulator” de menos de dos horas de duración donde podremos disfrutar de una entretenida historia de misterio con una atmósfera muy lograda que nos hará sufrir hasta el final. Ya disponible en PC, PS4 y One.

Arashi
Sígueme en

Arashi

Aparte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.
Arashi
Sígueme en
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas: