Análisis The Elder Scrolls Online

A más de uno le extrañó el no hallar ninguna opción multijugador o componente cooperativo en el ya clásico The Elder Scrolls V: Skyrim, pues se prestaba a ello, y parecía una inclusión tan lógica, que resultaba hasta absurdo el no poder pasear con tus colegas por las tierras de Tamriel. Pero uno supone que esta ausencia fue totalmente deliberada, pues a los pocos meses de la salida del quinto capítulo de la saga, se anunció el título que nos ocupa entre manos: The Elder Scrolls Online. ¿Representa este juego una respuesta a los deseos y súplicas de los fans? ¿Es un digno candidato de la saga a la que pertenece? ¿Cuan distinto es este MMORPG de los otros miles que pululan por ahí? Vamos a verlo.

the-elder-scrolls

Antes que nada, y como imaginaréis, un MMORPG necesita meses para poder disfrutar al 100% de sus contenidos, por lo que este primer análisis es susceptible de ser ampliado en un futuro. Dicho esto, prosigamos.

Lo primero que nos encontramos, como ya viene siendo habitual, es la clásica pantalla de creación y configuración del personaje. Ahí nos encontraremos con el primer detalle agradable y a tener en cuenta, el creador de personajes de The Elder Scrolls Online permite personalizar hasta el más mínimo detalle del que será nuestro avatar, desde el grosor de la nariz hasta el tamaño de pies y manos, por lo que será difícil llegar a ver clones exactos de nuestro PJ. En esta misma sección destaca una de las “novedades” que se irán introduciendo en el juego. Desde el principio se nos insta a decantarnos por una de las tres facciones en disputa: The Daggerfall Covenant, The Aldmieri Dominion y The Ebonheart Pact; lo que a su vez nos lleva a seleccionar una de las tres razas disponibles en esa facción: Bretón, Orco ó Guardia Rojo para la primera; Alto Elfo, Elfo del Bosque ó Khajitt para la segunda; Argoniano, Elfo Oscuro ó Nórdico en la tercera y última facción. Esta elección, a parte de meras cuestiones estéticas y de tipo de personaje, marcará las misiones y el desarrollo de la historia de manera permanente, pues no se sabe si existe la opción de cambiar de bando a media partida.

the-elder-scrolls-2

El inevitable trámite del tutorial en The Elder Scrolls Online hace acto de presencia nada más empezar la partida, pues se entremezcla un motín en la cárcel donde se encuentra nuestro personaje en el inicio de la historia para irnos enseñando todos los conceptos básicos (léase pelear, equipar objetos, desplazarse con sigilo…) . Poco después y una vez huidos de la prisión, nos encontraremos con la primera zona abierta disponible, donde por fin podremos sentirnos en control de la acción y empezar a movernos. Pese a este inicio clásico pero emocionante, nos encontramos ante una cuestión algo desalentadora, la libertad de movimiento que tanto ha caracterizado la saga se ha visto mermada, limitando nuestro camino a un desarrollo lineal amparado en el nivel de nuestro personaje, algo que se encuentra en prácticamente todos los MMORPG de la actualidad. Esto le resta bastantes puntos a ESO, pues es donde más podía destacar y aportar en el género y supone una especie de “ZAS en toda la boca” a los fans de Elder Scrolls.

El desarrollo argumental de The Elder Scrolls Online se basa en tres tipos de misiones, las principales, las de zona y las secundarias. Las primeras son las que aportan mayor diversión y situaciones variadas, pero desgraciadamente son muy escasas y espaciadas entre si, por que cuando nos toque una habrá que disfrutarla conscientemente. Las de zona serán la justificación para explorar el inmenso mapeado, llevándonos de una punta a otra mientras solventamos problemas y encontramos otros, es decir, las susodichas misiones secundarias, simples tareas que irán surgiendo y que poco o nada aportan a la trama. A destacar también los portales, lo que vendrían a ser eventos públicos donde se invita a los jugadores a participar y a colaborar entre si para llegar a cerrarlos, pese a ello, esto no aporta nada más que una elevación puntual de la dificultad, nada nuevo.

the-elder-scrolls-3

A parte de lo ya comentado en esta sección, hay que resaltar un punto bastante crítico y que a algunos puede provocarles cierto rechazo, y es que cada región del mapa está distanciada, dividiendo el mundo en varios sectores con pantallas de carga de por medio, influyendo esto, a su vez, en comportamiento de enemigos, NPCs, etc., por lo que se perderá esa sensación de incertidumbre y aventura tan típicas de la saga.  Por otro lado, son de agradecer la inclusión de algunos elementos de puzle (extremadamente sencillos) y el otorgarnos capacidad de decisión en algunas misiones, hecho que modificará el devenir de la historia, pudiendo alterar permanentemente ciudades y distintos emplazamientos en función de las opciones que tomemos.

El sistema de combate de The Elder Scrolls Online también ha salido perjudicado en esta entrega pese haber profundizado bastante en él. Viene a ser lo ya visto en Skyrim pero con añadidos como el poder asignar distintas habilidades (hasta cinco) y una técnica definitiva, dando algo de variedad y estrategia. Aún así, lo sencillo de este sistema juega en su contra, nos acabará resultando monótono y repetitivo al poco, más aún cuando nos demos cuenta de lo repetitivos que son los enemigos y lo fáciles que son de contrarrestar sus mecánicas de ataque. Otro punto flaco y bastante carente de sentido en cuanto a diseño ha sido la aplicación de los dos modos de vista que nos propone el juego, en primera y en tercera persona. Si sois fans acérrimos a la saga quizá ni os planteéis el escoger la tercera persona como opción, pero al poco os daréis cuenta de que la primera persona no ha sido bien implementada y no es más que un intento de meter con calzador detalles característicos de Elder Scrolls. Me explico, mis intentonas iniciales de realizar un combate en primera persona fueron algo frustrantes, pues los enemigos hacen uso de ataques de área que son marcados con indicadores en el suelo, resultando muy difíciles de ver a no ser que utilices el modo en tercera persona.

the-elder-scrolls-5

A nivel gráfico Elder Scrolls Online no supone ningún gran salto desde lo ya visto en Skyrim, modelados más que correctos, escenarios amplios y con detalle, un buen uso de la iluminación y unas texturas que resaltan. El dato negativo en este apartado se lo llevan las animaciones in-game algo ortopédicas, que resultan ridículas para el año en que estamos. Por suerte esto no exigirá una configuración de PC excesiva, además de que el propio juego incluye una gran variedad de opciones de vídeo. En cuanto al sonido nos encontramos lo que cabría esperar de una producción de Bethesda, conservando ese toque de orquesta que oscila entre el sonido ambiental y algunas composiciones de corte épico, reforzando en todo momento lo que vemos en pantalla y ayudando a transmitir la tensión de los combates.

the-elder-scrolls-4

The Elders Scrolls Online llega hoy (Lo puedes comprar al mejor precio aquí) de la mano de Bethesda y Zenimax Online, dando su propia versión del los MMORPG. Albergo ciertas dudas sobre el posible éxito del juego, pues el evidente intento de mezclar MMO con las mecánicas de Elder Scrolls no consigue dejar contento del todo a nadie. Pero aún le queda un gran trecho por delante para demostrar su valía y el justificar una cuota mensual, más aún para establecerse como uno de los grandes en un género más que saturado y en cierto declive. Al final perdurará si consiguen reunir una comunidad de usuarios leal (cosa fácil si tenemos en cuenta que hablamos de la saga Elder Scrolls) y mantener un buen balance entre innovaciones y mejoras en los puntos ya mencionados en el análisis.

Daiichi

Daiichi

Gamer, cinéfilo y rockabilly hasta la médula, con ciertos dejes nintenderos pero en el fondo buena persona.
Daiichi

Latest posts by Daiichi (see all)

Share on Facebook6Tweet about this on TwitterShare on Google+6Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • DemonKrake

    Yo lo tengo y me encanta!

  • AnyKiller

    Yo sinceramente dudo que tenga éxito, sobre todo por el tema de la cuota mensual (algo ya impensable hoy día). Lo más probable, si no tienen éxito, es que acabarán convirtiéndolo en un F2P.

    Intentaron justificar las cuotas mensuales con un “queremos ir añadiendo contenido continuamente, no como otros”… pues en Guild Wars 2 siempre están metiendo nuevos contenidos y no cobran cuota mensual alguna, se sostienen con micropagos. Deberían haber estudiado mejor la situación del mercado antes de decidir poner cuotas mensuales, es en mi opinión lo que más les va a lastrar y lo que puede (recalco el “puede”, lo mismo me equivoco) causar que sea el mayor fracaso de este año

  • OscarGeek

    Yo jugué a los últimos pases de beta y lo estuve evaluando. El juego está bien pero tiene un par de fallos por los que yo personalmente creo que no va a funcionar.

    El primero son las cuotas. Yo he sido jugador de WOW durante aproximadamente siete años y he pagado muchas cuotas, no me importa, sigo pagando spotify, totalchannel y servicios que me interesan. El hecho no es que me importe pagar pero si recivo algo a cambio. Hoy en dia la oferta de videojuegos es tán amplia que pagar cuota en inviable. ¿Para que voy a gastarme 12-13€ al mes si el plus de playstation vale 5€ y me da mucho más?

    El segundo punto es la localización. Hoy en dia ¿como puedes sacar un juego en europa y america sin traducir el juego al español? Segundo idioma más hablado del mundo!!! pero eso si, traducelo al alemán no vaya a ser que un vikingo se quede sin enterarse de la historia. Simplemente me parece un insulto. En su dia yo jugué al wow en inglés y no pasaba nada, pero porque era el único idioma que habia.

    Aparte de esto quiero recalcar que si habeis probado el neverwinter online yo creo que no tiene nada que envidiarle al TESO, es gratuito y tiene un montón de contenido. Pues allí está, muriendose de asco porque la gente no lo juega.

  • dani garcía

    El tema de la traducción es un tema de leyes. Países como Francia y Alemania obligan que los juegos comercializados en su territorio estén traducidos a su idioma. En España esto no pasa. Si no fuera por esas leyes, los desarrolladores de vídeo juegos no traducirían hasta pasado un tiempo y comprobado que el nivel de servidores es rentable. Yo aún lloro desconsoladamente por SWTOR.