Análisis The Cave

Ron Gilbert se traía algo entre manos con Double Fine antes de aquella famosa Kickstarter, y este no era otro que The Cave, la aventura que nos acontece. The Cave es un juego sin pretensiones que trae de una forma muy espontánea los guiños de las aventuras gráficas antiguas, rebozados con algo de plataformeo. No le faltan ingredientes ni fórmula para ser un gran juego ¿Pero lo consigue?

Y es que ya lo decía Ron Gilbert en su Twitter, a su manera, que un juego de aventura (gráfica)no tenía porque ser un Point and Click al uso, sino que la idea se podía llevar más allá, como demuestra The Cave. Tampoco se puede decir que sea una idea excesivamente original ya que aúna ideas de su Maniac Mansion (Con la elección de varios personajes con distinta personalidad y habilidades), junto a la combinación en tiempo real de tus personajes para mover palancas, etc, muy al estilo “The Lost Vikings”. En todo caso, combinar los puzzles con las plataformas ha sido una buena idea.
The Cave basa su jugabilidad basicamente en los puzzles, ya que el plataformeo solo se utiliza para explorar la cueva de forma bidimensional. La primera prueba de ello es que nuestros personajes no mueren al caer por un precipicio si no que son inmediatamente resucitados para encarar el juego a lo que importa. Para avanzar en el juego, deberemos combinar las habilidades únicas de cada uno de los 7 carismáticos personajes que podemos escoger para recorrer “The Cave”. Mientras que los personajes no expresan ni una sola palabra, será la propia cueva la que, con mucho humor, narre la historia de nuestros personajes y vaya comentando nuestros movimientos o torpezas.
Como comento, cada personaje tiene su propia habilidad y también su propia historia, y esta se va desbloqueando a lo largo de “La Cueva” gracias a recolección de “graffittis” que se reparten por los sitios más recónditos del escenario. Los niveles que jugamos durante The Cave se ambientan en la historia de los personajes escogidos, aunque también hay zonas, digamos “universales” que tendrán puzzles que se resolverán según las habilidades que podamos utilizar con nuestro equipo. Teniendo en cuenta lo primero, el juego se asegura una buena rejugabilidad pese a su corta duración, ya que al poder escoger un equipo de solo tres personajes, tendrás que rejugar para ver la historia y los niveles de cada uno de los 7 iniciales. Además de eso, podemos jugar a The Cave en cooperativo local tres personas manejando cada uno un personaje e intercambiando ¡Así no se hace tan “tostón” ir recogiendo a tu personaje que se ha quedado más rezagado!
Al no poder combinar objetos ni poseer un inventario (Simplemente cada personaje puede llevar un objeto en sus manos), en principio los puzzles pintan más sencillos que en las clásicas aventuras gráficas, pero, como en cualquier aventura, tocará dar unas cuantas vueltas hasta hallar donde debes de utilizar el objeto que acabas de encontrar en la zona y seguramente te atasques alguna vez que otra, pero basta con guardar partida y volver con la cabeza más fresca para dar con la clave para continuar.
No todo en The Cave es una cueva oscura y rocosa, encontraremos una gran variedad de escenarios y ambientaciones dentro de ellas (Sin ir más lejos, las que he comentado para cada personaje que hayamos elegido). También nos encontraremos a terceras personas a lo largo de la aventura, que nos darán pistas, nos pedirán que les llevemos objetos para abrirnos la puerta y continuar… Algo que nos empuja a explorar todos los rincones de la cueva.
Aunque sin muchas pretensiones, técnicamente el juego se defiende muy bien. Los personajes y escenarios están bien definidos y su estilo “Cartoon” a lo “Psychonauts” queda genial en este tipo de juego. Además, los efectos de sonido son aceptables, el doblaje original en inglés perfecto, y la traducción de los textos al castellano va más allá de los subtítulos en diálogos, llegando a los muchos carteles y detalles que veremos durante el juego.
The Cave no es un juego que vaya a pasar a la historia como otros juegos de Ron Gilbert, pero te lo recomiendo como una aventura entretenida, sin grandes alardes ni pretensiones, pero si con mucho humor y algunos destellos de genialidad. Lo puedes conseguir por 14,99€ en Xbox Live, PSN, eShop de Wii U, PC, Mac y Linux (Steam).
Nota: 7,5
Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora, y desde 2011, intento transcribir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. Además de este mundillo también amo el de la tecnología, seguidme en Twitter y sabréis de que hablo.
Sígueme en
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Darien

    Pues yo he jugado a la demo en Wii U y me ha gustado. Sólo tengo que decidir si comprarlo en PC o en WiiU.
    Pero vamos el precio es estupendo si lo comparas con auténticas bazofias que salen a precio mucho mas alto y aún así se venden como churros.
    Se vende mucho mas el pim pam pum ostia va que un juego en el que hay que pensar.

    • He leído que los controles para PC son un desastre. Este análisis es de la versión de PS3 y la verdad que es muy cómodo. Quizá en Wii U también se juegue muy bien.
      Y el precio es lo mejor, no son unos saca cuartos! Yo desearía una edición física algún día…

  • Llego un poco tarde para comentar pero es que no me lo jugué hasta ayer.
    No me ha gustado.
    Igual la culpa la tengo yo porque pensaba que iba a jugar una aventura de las tradicionales y se me atragantó un poco el aspecto plataformero. O igual es que me estoy haciendo mayor para los juegos.
    El caso es que en unas dos o tres horas me lo pasé y ya no quedaban ganas para pasármelo con