Análisis Skyrim: Dragonborn DLC

Ya hacía un buen tiempo que dejé ‘The Elder Scrolls V: Skyrim‘ apartado porque simplemente no me dejaba tiempo para los demás juegos que tenía pendientes, juegos y juegos que se acumulaban hasta que por fin di por finalizada mi gran aventura. Al cabo de un tiempo llegaron algunos DLC para retomarlo aunque sin mucho éxito. Pero llega Dragonborn y señores estamos ante una ampliación en toda regla para seguir explorando el mundo en Skyrim.

Estamos ante una expansión que llega primero a Xbox 360,  sin embargo lo tendremos en PC y PS3 a lo largo del año que viene. Muchos sabemos que el negocio de los DLC puede ser algo alarmante, pero si estas descargas fueran como lo que ha hecho Bethesda seguramente no habría tanta polémica de precios altos. Un mundo nuevo, toda una zona para explorar, misiones y submisiones para no acabártelas y una historia para acabar de confirmar que nosotros somos el elegido Sangre de Dragón. Esto y muchó más será lo que encontraremos en este DLC, pero vamos al explicarlo con más detalle.

En esta ocasión nos desplazaremos hasta Solstheim, una zona lejos de Skyrim, concretamente en Morrowind, que está bastante desolada. Aunque forme parte del mismo juego que conocemos, notaremos claramente que estamos en un mundo nuevo, arquitecturas muy diferentes, elfos oscuros por todos lados y un tipo de ambientación en los bosques muy diferente, ya sea por nuevas especies o enemigos como plantas que nos darán ingredientes nuevos. No vamos a desvelar mucho de la historia principal, pero para entrar en boca hay que decir que empezaremos por saber que un tal Maarik nos quiere matar. Y además la gente en Solstheim conoce ese nombre pero tienen un recuerdo algo borroso. Así que no tenemos más que ir a averiguar cual es ese gran secreto y por qué nos acusan de ser unos farsantes.

Como gran añadido de Dragonborn, y el que a muchos les llamará la atención, es la posibilidad de cabalgar sobre dragones. Algo que todos quisimos hacer y aquí por fin se hace realidad. Notaremos que la gente de Bethesda le ha puesto ganas a sentir que llevamos a un grandioso animal volador. Pero todo tiene sus pegas, y es que la poca precisión en el momento de atacar o detenernos en el aire no ayudará mucho. Aún así disfrutaremos del vuelo y de poder tener el control de uno de los dragones de Skyrim.


Sobre la historia principal de Dragonborn hay que decir que tirará mucho de nosotros y que está muy bien ligada, pero en este DLC no sólo han creado una misión extra. Por una parte tenemos una trama secundaria referente a los elfos Oscuros y por otro lado estarán las misiones secundarias o recados que nos irán dando los mismos aldeanos. Así que tendremos juego para mucho rato si no queremos dejarnos ni un solo detalle. En la parte de jugabilidad no ha variado mucho más, pero si que veremos nuevos añadidos en herrería o pociones nuevas gracias a ingredientes de la zona.
Como curiosidades hay que añadir que encontraremos a personajes con los que interaccionaremos según nuestras decisiones del pasado en cuanto a pertenecer, por ejemplo, al gremio de ladrones o no. Aunque estemos en un mundo nuevo no hay que olvidar que pertenecemos a alguno de los grupos de Skyrim (o no…)

Con el apartado gráfico de Dragonborn no he notado mucha diferencia, pero estamos acostumbrados a las actualizaciones y a las mejoras de rendimiento y fluidez que aquí no han faltado. Donde sentiremos mejoría es en texturas, concretamente me he fijado en las de los dragones. Imagino que al tenerlos tan de cerca pensaron que sería una buena opción centrarse a mejorar ese aspecto. Y aunque estemos en una zona totalmente nueva no desentonará con el apartado gráfico visto en la zona de Skyrim.
Habrán muchas minas y templos para explorar, cabañas repartidas por el mundo, draugr insaciables por todos lados, oro en muchísimas urnas y zonas nuevas en un mapa de extensión aceptable para ser una expansión. Se trata de la esencia del mismo juego pero ampliada para saciar nuestras ansias de explorador. Una perfecta combinación para los que necesitaban un poco más de Skyrim. 

¿Es un DLC? Sí, pero podríamos llamarlo ¡EXPANSIÓN! Según algunos sitios este juego dura unas 10 horas, yo llevo más que eso y aún me queda mucho terreno por explorar y misiones para cumplir. Si te quedaste con ganas de más, esta es una expansión que acabará de saciar tus ganas.


Skyrim: Dragonborn ya está disponible en Xbox 360 a través de Xbox Live por esos 1600MP bien ganados. Si posees PS3 o PC deberás esperar al lanzamiento de Dragonborn para primeros del 2013.

LeChuck

LeChuck

Desde las profundidades del Caribe vigilo los mares.
LeChuck
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Anonymous

    Sabemos si para la ps3 va a seguir manteniendo los fallos de tiempos de carga??

    • Si anuncian alguna actualización antes de la salida seguramente esté solucionado el problema.

  • Yo tengo ganas de que llegue para PC! Lo de cabalgar sobre un dragón me flipa!

  • Vaya, es la primera vez que me paro a leer sobre la expansión. La había visto unas cuantas veces, pero como también había abandonado el juego porque me quitaba demasiado tiempo invertible en otras cosas (que me atraían más, todo sea dicho) no me preocupé en leer.

    Me alegro de que sea una buena expansión y no como lo que sacaron anteriormente… aunque no lo vaya a jugar a estas alturas

  • Primero que nada, el enemigo no es Maarik, es Miraak.

    Segundo, la isla de Solstheim ya no pertenece a la provincia de Morrowind, después de la invasión argoniana y la erupción del Volcán Rojo, quedo aislada.

    Tercero, montar un dragón apesta, se mueve solo, no puedes controlar nada, solo el despegar y aterrizar

    Encuentro bueno te review, pero primero deberías