Análisis Rayman Origins

Nuestro héroe semi-invisible vuelve a las consolas con su última entrega, a la que Ubisoft ha llamado Rayman Origins. En esta ocasión tendremos la oportunidad de manejar a Rayman en varias plataformas tales como Xbox 360, PC, PS3, Wii, 3DS y Vita. Como novedad principal a las anteriores entregas, en esta podremos jugar con hasta cuatro amigos a la vez.

Ya hace años que se esperaba un Rayman de esta calidad. Desde la aparición de Rayman 2: The Great Escape creo que no había un videojuego de esta saga que tuviera un buen nivel.

El juego, en esta ocasión, se encuentra dividido por mundos, y cada uno de ellos está compuesto de una serie de fases que se nos irán desbloqueando según avancemos en el juego. La secuencia temporal en la que se desarrolla la historia es lineal, es decir, siempre iremos avanzando en una única dirección, hacia adelante, de forma que la historia del juego se nos revelará al mismo tiempo que desbloqueemos una fase en concreto. De esta misma forma desbloquearemos las habilidades de nuestros personajes, ya que según vayamos avanzando en el juego tendremos un amplio abanico de movimientos tanto en Rayman como en el resto de personajes.

Hablando de personajes, en esta entrega contaremos con un Rayman adolescente, a su mejor e íntimo amigo Globox, dos Diminutos y el anciano Creador de Sueños. Todos ellos con una calidad visual increíble y con detalles inverosímiles, cosa que viene siendo la tónica general del juego.

Nuestros cuatro héroes  haciendo de las suyas
 
Ir superando los niveles es algo relativamente sencillo, especialmente si decidimos ir avanzando sin más, sin pararnos en los detalles. Pero si lo que queremos es superar el juego en su totalidad la cosa ya se complica, y es que en ese caso vamos a sudar la gota gorda para completarlo. Gran parte de la culpa lo tienen los desafíos que aparecerán durante el juego y que, generalmente, consistirán en liberar Elecktoons, tarea sencilla a priori que se complicará por la elevada dificultad y la habilidad que necesitaremos para lograrlo.
Para terminar un nivel tendremos que liberar a varios Elecktoons que se encuentran presos en una jaula. Siempre habrá una jaula al final de cada fase, pero en la mayoría de los niveles también hay una o dos cajas más escondidas que deberemos liberar para completar más logros e ir completando el juego. Para ello tendremos que ir tomando rutas alternativas, que a veces están bastante ocultas, pero una vez encontradas dichas rutas accederemos a zonas secretas. 
En todos los niveles tendremos que ir cogiendo cierto número de Lums, estos se pueden equiparar a las monedas de Mario o las anillas de Sonic. Algo que realmente mola en este juego es que una vez superado cada nivel se nos retará a superar la fase con un límite de tiempo, de tal forma que podamos conseguir trofeos y desbloquear distintas apariencias para cambiar las vestimentas de cada personaje. Si tenemos la habilidad de conseguir estos logros se desbloqueará un nivel extra que pondrá a prueba nuestra habilidad, ya que tendremos que ir a toda pastilla tras una caja que esconde un preciado tesoro.

Rayman y Globox posando para una foto tras terminar una fase
 
Hablar de Rayman Origins es hablar de una jugabilidad que roza la perfección. En todo momento tanto Rayman, como su inseparable y divertido amigo Globox, y los dos Diminutos, tiene una física de movimientos perfecta, respondiendo en todo momento a aquello que queremos hacer de verdad. Debemos mencionar que a pesar de que todos los personajes tienen sus particulares habilidades su manejo es idéntico, y nos bastará con “reventar” el botón de acción o de ataque para derrotar a nuestros rivales. 
En esta entrega tendremos las típicas carreras subidos a lomo de mosquitos, en las que nos moveremos de forma horizontal y tendremos que ir derribando y evitando los distintos objetos e ítems que nos vayan apareciendo en la pantalla. Todos estos detalles hacen que este gran juego no sea para nada rutinario y que incluso se nos haga corto debido a lo bien que está hecho y a la variedad que concentra.
Como novedades en Ubisoft debemos destacar su motor gráfico UbiArt. Este motor gráfico le da al juego una vistosidad genuina y lo convierte en un excelente juego que “a pesar” de volver al 2D se merece estar entre los juegos más llamativos y cuidados del año.
Pero si hay que ponerle un pero el juego es sin duda que no cuente con un modo multijugador on-line, ya que cuando lo pruebs con algún amigo la diversión asciende vertiginosamente, y comprobaremos que el aspecto on-line se echa de menos.Os dejo con el tráiler para que vayáis abriendo boca:

NOTA: 8,5/10
LeChuck

LeChuck

Desde las profundidades del Caribe vigilo los mares.
LeChuck
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Joder, qué ganas le tengo a este juego.

  • Anonymous

    He parado de leer cuando has insinuado que Rayman 3 no tenía un buen nivel.

    • Hola, no digo que no tenga un buen nivel, pero si que pienso que el 2 es bastante superior. La historia y la jugabilidad creo que están algo más trabajadas. Solo es una opinión 😉