Análisis Prey

Hace 11 años se lanzaba un juego al mercado que proponía varias mecánicas interesantes dentro del género de los shooters, pero a pesar de ello el juego no cosechó demasiado éxito, tras quitarle el polvo a la IP y hacer un reebot completamente nuevo, Prey vuelve a las tiendas de la mano de Arkane y Bethesda en lo que promete ser un juego digno de ocupar un espacio en nuestras estanterías.

La historia y la estética han cambiado de forma muy significativa, cuando oímos Prey ya no debemos pensar en aquel indio Cheroqui que se movía a través de portales, ahora debemos pensar en una estación espacial repleta de seres alienígenas que se transforman en cualquier cosa y en avances tecnológicos que nos permiten desafiar las leyes de la física a nuestro antojo.

La historia nos pone en la piel de Morgan Yu, quien podrá ser hombre o mujer, el cual está dentro de un programa de investigación sobre la extraña raza alienígena Los Tifón, tras varios sucesos muy interesantes nos damos cuenta de que estamos en una estación espacial varada que nos recuerda mucho al Rapture de Bioshock, y sí, esta no va a ser la única referencia que nos vayamos a encontrar ya que el juego coge muchas cosas de otros grandes títulos, como Metroid, Amnesia, Deus Ex o Dishonored, para crear un estilo de juego muy interesante.

El juego tiene muchos toques de suspense, la atmósfera es tal que hasta estar bien avanzados en el juego vamos a estar muy nerviosos y pendientes de cada esquina, esto es debido a los Mímicos, una variante de los Tifón que son capaces de replicar cualquier objeto del mapa, estos “adorables” seres son el enemigo más común del juego y nos obligan a estar muy atentos a nuestro entorno, no han sido pocas las veces que he pasado por un pasillo y al volver al rato me he encontrado una papelera de más o un sillón en mitad de una habitación que al final resultaba ser uno de estos amiguitos.

Esta mecánica es cuanto menos interesante, por un lado nos incita de manera muy sutil a revisar todos los rincones del mapa, cosa importantísima a la hora de tener recursos, y por otro le da ese toque tan fantástico a la atmósfera y le da sentido al medidor de miedo o terror que tiene nuestro personaje, este medidor nos da varios estados alterados que afectan a nuestra forma de luchar de formas no muy recomendables, pero dado que hay una gran cantidad de alimentos que reducen nuestros niveles de estrés y miedo todo se complementa de manera perfecta.

Aunque no solo hay estados alterados negativos, dado que durante nuestra aventura nos encontraremos una gran cantidad de sustancias y alimentos que podemos ingerir obtendremos bonificadores al daño, la velocidad e incluso alguna que otra habilidad pasajera, es otra forma de recuperar salud al margen de los escasos botiquines.

LA ESTACION ESPACIAL TALOS 1

Si tenemos que hablar de Prey hay que darle especial importancia al fantástico mapa que el equipo de Arkane ha creado, la estación espacial consta de varios sectores que se van abriendo conforme vamos avanzando en la historia, pero lo interesante es que todo el mapa funciona como un pequeño mundo abierto al más puro estilo Metroidvania donde volver a fases anteriores será necesario para descubrir todos sus secretos, además de las simples habitaciones y pasillos tendremos la oportunidad de jugar en zonas de gravedad 0 e incluso salir al espacio para coger un atajo o arreglar algo, estas secciones del mapa son muy entretenidas ya que las mecánicas de movimiento y disparo cambian totalmente. Arkane es el creador de Dishonored, un juego que se caracterizaba por su libertad de movimiento dentro de las fases de ambos juegos y de que siendo imaginativos podríamos llegar a cualquier parte de formas muy interesantes, pues bien, Prey adopta esta mecánica y no solo eso, si no que la mejora dándonos decenas de posibilidades para llegar a un mismo punto.

Las investigaciones serán otro de los puntos fuertes de Prey, desde el inicio del juego tendremos un traje especial que puede ser modificado a voluntad mediante chips u objetos para que este nos dé diferentes habilidades, muy útiles, a lo largo de nuestra travesía, aunque hay que andarse con ojo ya que el traje puede llegar a romperse si no tenemos cuidado, y a pesar de que haya bastantes kits de reparación, no conviene utilizarlos a la ligera.

Además del traje habrá decenas de máquinas diferentes que nos ayudarán de muchas formas diferentes, la más interesante a mi parecer es el reciclador de objetos en el cual podremos meter desde basura hasta comida o piezas mecánicas para convertirlas en cubitos de materia que pueden ser usador en los dispensadores de objetos para poder crear cualquier cosa que hayamos descubierto a lo largo de la historia, y cuando digo cualquier cosa es cualquier cosa, desde munición hasta objetos de curación, armas, mejoras y hasta un par de objetos interesantes que es mejor que descubráis vosotros mismos.

Este sistema de materiales puede llegar a ser un tanto abrumador al principio, pero resulta que es de lo más útil, es muy recomendable no cargarse de basura y objetos que no den una mejora instantánea hasta encontrar uno de estos, ya que la gestión del inventario es tan vital como apuntar bien, una vez tengamos una máquina de estas localizada lo mejor es darse una vuelta, después de limpiar la zona de enemigos, claro, y recoger todos los objetos convertibles que encontremos para poder transformarlos más adelante en algo útil que puede significar la diferencia entre pasarse una fase o no.

Otro de los aspectos más cuidados es su rama de habilidades, durante el juego nos iremos encontrando una especie de pistola ocular llamada neurochip que nos dará un punto de habilidad que podremos gastar en una de las diferentes ramas que tenemos disponibles, cada rama se especializa en una cosa distinta, podremos mejorar nuestras capacidades de combate, las tecnológicas, nuestro sistema de salud y gestión del traje, hay una gran cantidad de opciones entre las que elegir y con las que poder adaptar nuestra forma de jugar.

Muchas de estas habilidades se pueden replicar mediante ciertos objetos consumibles del juego para que no tengas que gastar puntos en habilidades que no te interesen y te centres solamente en las que consideras más útiles, además de que salvo que te explores el 100% del mapa y hagas todas las misiones secundarias no tienes suficientes para tenerlas todas, por lo que recomiendo que os centréis en el estilo de juego que os guste ya que no vais a tener ningún problema para completar el juego.

SISTEMA DE COMBATE

Como ya he dicho anteriormente, el juego nos da una grandísima cantidad de opciones para solucionar cada situación, dentro del sistema de combate tenemos un gran abanico de armas convencionales disponibles, pero lo interesante son las no tan convencionales, y es aquí donde el cañón GLOO tiene un papel protagonista, esta arma basa su efectividad en crear “cubos” de materia allá donde impacte, por un lado podemos paralizar a los enemigos unos valiosos instantes o incluso crear coberturas y atajos, esto mezclado con las habilidades propias del personaje nos permite hacer casi cualquier cosa si somos lo suficientemente imaginativos.

Por otro lado el escenario dispone de varios sistemas de seguridad y elementos “naturales” que podemos usar en nuestro favor, las torretas son unas aliadas perfectas si debemos defender un punto durante un tiempo o como medida de contención a la hora de explorar, por otro lado los escapes de gas, y otros elementos libres del escenario pueden ser usados como trampas para cargarse enemigos sin necesidad de gastar balas.

Los poderes mímicos son posiblemente la mecánica de combate más interesante de todo el juego, estos poderes simulan las habilidades de los Tifón entre las que se encuentran el hackeo, la posibilidad de reparar cosas, recuperar salud, teletransportarte, lanzar ondas de choque, jugar con la gravedad e incluso transformarse en cualquier objeto, hay una gran cantidad de poderes disponibles y a pesar de que algunos no son especialmente útiles, si sabemos combinarlos con el entorno y con las armas que tenemos podemos crear combinaciones realmente devastadoras.

El sistema de combate es muy amplio y nos ofrece un sinfín de posibilidades, pero a pesar de eso el juego a veces se hace un tanto confuso y errático ya que a la mínima podemos morir, y con según que enemigos vamos a pasar más tiempo preparando la ofensiva que atacando en sí de lo fuertes que son, no es hasta más de la mitad del juego donde tenemos todas estas herramientas y hasta entonces toca tirar más de botiquín que de cargador, no es que sea algo especialmente negativo pero en sesiones largas de juego llega a frustrar.

LIBERTAD TOTAL

Ya sé que me repito mucho a la hora de señalar que el juego ofrece muchas opciones y que hay múltiples herramientas, pero es que la sensación de libertad que tiene el juego es algo muy a tener en cuenta, así como pasa en los Dishonored o en los Deus Ex que el juego se adapta a nosotros y que tiene varios caminos para cada situación Prey lleva eso un poco más lejos, a mí personalmente siempre me ha gustado la libertad de acción ya que no soy muy fan de los mapas pasilleros, y las opciones que este juego me ha dado han sido casi infinitas, es por eso que hago hincapié en esta faceta ya que el juego te invita a jugar y sobre todo, no se hace pesado a la hora de repetir fases.

Además Prey dispone de una cantidad absurda de misiones secundarias, tanto es así que hay casi más contenido en secundarias que en la historia principal en sí misma, lo mejor es que estas misiones son totalmente opcionales, sí que es cierto que muchas nos darán más neurochips, armas u objetos especiales, pero no son vitales para completar el juego, algo que se agradece y que da pie a rejugar el juego sin tener la sensación de repetir lo mismo.

CONCLUSIONES

Prey ha sido sin ninguna duda una de las grandes sorpresas de este año, el juego se empapa de lo mejor de otros muchos grandes títulos que dan como resultado una jugabilidad sobresaliente, si que es cierto que el combate puede flaquear un poco si hablamos de combate directo, pero hay tantas armas y opciones que si algo no funciona es seguro que otra combinación lo hará. El mapa es lo que más me ha gustado, no solo es grande si no que hay fases muy diferentes y hay tantos caminos y secretos que he dedicado más horas a explorar que a la historia principal.

Aquí tengo que pararme un momento a hacer una pequeña reflexión sobre los juegos inacabados ya que yo he tenido muchos problemas con bugs y demás durante toda la historia, tal es el caso que mi primera partida se volvió injugable por una maldita puerta que no dejaba pasar y la experiencia no ha sido todo lo buena que debería por este motivo, no lo pongo como algo negativo dentro del propio análisis ya que estos bugs irán desapareciendo durante los próximos meses y posiblemente en medio año el juego esté plenamente disfrutable, pero no deja de ser frustrante como por una puerta de nada muchas horas de juego se vayan al garete, pero como digo, esto es solo temporal y no me parece que sea algo que tenga que quitarle valor al juego ya que tiene papeletas para ser uno de los grandes de este año.

Es un juego altamente recomendable para aquellos que les guste el combate imaginativo y explorar, aunque hay que matizar que dado que hay una atmósfera un tanto tétrica aquellos que no llevéis bien los sustos es mejor que os lo toméis con mucha calma, pero al margen de todo esto es seguro que vais a tener muchas horas de entretenimiento con este título.

Oplatan

Oplatan

Amante de los videojuegos desde que tengo memoria, que nunca le dice que no a un cooperativo, muy fan de los survival horror y de los juegos de rol y policonsolero a jornada completa ya que no me gusta privarme de ningún exclusivo. Entusiasta del cine y de la pintura desde que tengo uso de razón.
Oplatan

Latest posts by Oplatan (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas: