Análisis Outlast 2

El género de terror ha cobrado fuerza estos últimos años con títulos donde los sustos y la angustia son el pan de cada día, Outlast ha tenido un papel importante dentro del resurgimiento de este género y como no podía ser de otra forma Outlast 2 ha llegado con ganas de hacernos saltar de la silla. El juego parte de la base de su predecesor y trae consigo varias mejoras y nuevas mecánicas que pese a ser muy interesantes, no funcionan tan bien como cabría esperar, aunque su punto fuerte, la agonía constante, no ha perdido fuerza.

La atmósfera de Outlast 2 es sin ninguna duda su punto más fuerte, los desarrolladores han querido que el jugador se mantenga en una tensión casi constante y que no se sienta a salvo en ningún momento, y vaya si lo han conseguido, no solo por el hecho de que sigue siendo tan brutal y perturbador como el primero, si no que han ido un poco más allá, el juego no tiene pudor alguno en tocar temas delicados de forma muy gráfica.

El juego nos pone en la piel de Blake Langermann que junto con su mujer, Lynn, se irán a las zonas rurales de Arizona a investigar el caso de una mujer embarazada que fue encontrada muerta en extrañas circunstancias, durante el trayecto las cosas no acaban como habían planeado y quedan aislados en mitad de las montañas.

A partir de aquí la historia se desarrolla de dos maneras diferentes, por un lado tendremos que reunirnos con Lynn y sobrevivir como bien podamos a la par que investigamos sobre lo que está sucediendo en este pintoresco lugar, y por el otro se nos cuenta, mediante inoportunos flashbacks, un trauma del pasado de Blake que a pesar de darle mayor profundidad a la historia nos saca por completo del presente haciendo que perdamos el hilo en más de una ocasión.

No es que Outlast 2 vaya a destacar por su historia, pero el hecho de tener que haber jugado al primero, a su DLC y haber leído los comics que Red Barrels ha publicado en su web para comprenderla le quita gran parte del atractivo y se queda en un plano muy secundario.

LAS GRANDES MONTAÑAS DE ARIZONA

A diferencia de lo que vimos en el anterior título, Outlast 2 tiene unos escenarios mucho más amplios y complejos en los cuales tendremos más de una opción de completar el recorrido, para que el mapa no se sienta muy vacío han añadido una gran cantidad de enemigos por zona para que el reto a la hora de moverse sea mayor. Todos los escenarios tienen una gran cantidad de elementos en los que poder escondernos, e incluso podremos atrancar las puertas mediante pestillos y así evitar que cualquier indeseable nos pueda atrapar, aunque hay que mencionar que en la mayoría de sitios donde hay una puerta con pestillo hay una o dos ventanas, por lo que nunca llegaremos a estar aislados del todo.

Otra de las nuevas mecánicas de este título es que la vida ya no se regenera con el tiempo, en vez de eso necesitaremos usar unas vendas para curarnos del todo, aunque haciendo honor a la verdad es poco frecuente que nuestro personaje aguante más de uno o dos golpes, por lo que no es algo que afecte en gran medida a la jugabilidad.

Aquí tengo que añadir un pequeño apunte al hecho de que la IA de los enemigos no es que sea una maravilla, casi todos los enemigos se mueven siguiendo un patrón fijo y esto hace que moverse no sea muy complicado cuando hay pocos enemigos, lo complicado muchas veces es no encontrar a 2 o 3 deambulando por la misma zona y que te acaben pillando si o si ya que el campo de visión es bastante amplio, esto le da una cualidad de ensayo y error que no le hace mucho bien al juego, tanto es así que correr es más útil que andar escondiéndose, ya que si te encuentran agazapado te matan a la primera mientras que corriendo existe la posibilidad de que el golpe no te dé, y esto rompe parte de la atmosfera del juego.

Por suerte, o por desgracia, no tenemos un único tipo de enemigo, existen unos cuantos seres que actúan y funcionan de maneras muy distintas para darle más variedad a los escenarios y que no se haga excesivamente repetitivo el hecho de esquivar enemigos, además, tal y como pasaba en el anterior título, habrá monstruos que actúan como “jefes” y que nos pondrán las cosas muy difíciles en determinados momentos.

LA CÁMARA, NUESTRA MEJOR ALIADA

Nuestra única herramienta de supervivencia será la cámara que lleva Blake consigo, gracias a ella podremos ver en la oscuridad, sacar fotos de documentos y lugares de interés, que más adelante nos pueden servir, o incluso grabar varias escenas, mayormente grotescas, para su posterior visionado.

Tal y como pasaba en su precuela, Outlast 2 juega mucho con las luces y las sombras para crear ambiente, y dado que intentamos ser discretos lo mejor es usar la sutil visión de infrarrojos de la cámara a una cantosa linterna, los niveles están diseñados de tal forma que nunca vamos a estar en total oscuridad ni claridad, salvo en algunos momentos puntuales, por lo que no tendremos una visión perfecta usemos el medio que usemos, algo que te ayuda a meterte en tensión.

Uno de los añadidos más interesantes que tiene la cámara es el nuevo micrófono que tiene incorporado, gracias a él seremos capaces de oír a los enemigos y poder evitarlos a pesar de no verlos a simple vista, algo especialmente útil cuando estamos escondidos en un lugar con visibilidad cero como un barril o un armario y no sabemos si es seguro salir o no.

Aunque hay algo que a mí personalmente me pone muy nervioso, la poca duración de las baterías, sé que esto está diseñado para que el jugador no abuse de la cámara y se mueva de forma más realista por los escenarios, pero no han sido pocas las veces que me he quedado sin baterías en la bolsa y haya tenido que ir a oscuras tanteando el terreno esperando no toparme de frente con nadie, aunque esto es algo más personal que otra cosa, ya que en niveles de dificultad bajos hay baterías para dar y tomar, pero conviene administrarlas ya que pueden ser vitales conforme avanza el juego.

CONCLUSIÓN

Outlast 2 trae consigo nuevas mecánicas y nuevos escenarios que a pesar de que suenen muy interesantes a priori no acaban de cuajar del todo, como juego de miedo está muy bien, la atmósfera está muy lograda y hay una gran cantidad de sustos, por no hablar de que las fases de esconderse o morir te ponen en mucha tensión, estaría bien que estas sensaciones fueran las que marcaran el hilo del juego, pero no siempre es así, el hecho de que correr sea más efectivo que esconderse rompe un poco con todo y personalmente pienso que sin ese sentimiento de tensión el juego no destaca.

Sí que es cierto que juegan mucho con el morbo del jugador y de los fans de este género para potencias el terror mostrándote muchas escenas grotescas e incluso ofensivas, y dado que no están en primer plano esto te incita a moverte por muchos más caminos que el que has de seguir para ver que son esos gritos o que está pasando y con esto amplían la experiencia de forma más contemplativa que otra cosa.

En términos generales es un juego recomendado para fans del género que solo quieran las sensaciones que este género trae consigo, el juego se disfruta mucho exceptuando un par de pequeños detalles que pueden ser más personales que de diseño, la ambientación es realmente increíble y te asegura que vas a pesar miedo, además hay que añadir que ha salido muy bien de precio junto con el primero y su DLC, y la saga en conjunto merece muchísimo la pena.

Oplatan

Oplatan

Amante de los videojuegos desde que tengo memoria, que nunca le dice que no a un cooperativo, muy fan de los survival horror y de los juegos de rol y policonsolero a jornada completa ya que no me gusta privarme de ningún exclusivo. Entusiasta del cine y de la pintura desde que tengo uso de razón.
Oplatan

Latest posts by Oplatan (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas: