Análisis Los Pilares de la Tierra

Ken Follet ha sabido exprimir el éxito de Los Pilares de la Tierra de un modo muy lucrativo. Su trilogía más conocida ha sido adaptada a la televisión, los juegos de mesa e incluso musicales, llegando hoy a los videojuegos. Los videojuegos y en particular las aventuras gráficas siempre han visto en la literatura un referente muy fuerte en el que inspirarse. Recordaremos títulos tan añejos como La Abadía del Crimen, el cual comparte con Los Pilares de La Tierra un origen literario y un escenario histórico similar. Pero hay más ejemplos, Monkey Island está parcialmente inspirado en “En costas extrañas” de Tim Powers, así como en la atracción de Disneyland Pirates of the Caribbean. También existen adaptaciones, como la saga MundoDisco, así como batiburrillos de diferentes historias y personajes de libros infantiles, véase gran parte de la saga King’s Quest.

Esta relación no es baladí, la aventura gráfica nació como evolución a un género de videojuegos muy relacionado a la literatura: las aventuras conversacionales. A nadie debe sorprender pues, que ya en plena era moderna y con un estigma cada vez menor, autores de la talla de Ken Follet se animen a prestar su apoyo para crear un título basado en un superventas.

¿Quién podría pues llevar a cabo tal desarrollo? Daedalic es sin duda una de las mejores candidatas, quizá a la par que TellTale, para realizar un trabajo así. Daedalic es una empresa alemana dedicada casi exclusivamente a la producción de aventuras gráficas, algunas de ellas de una calidad muy elevada, y en ellos, Ken Follet ha depositado su confianza.

Los Pilares de la Tierra está ambientada en el siglo XII en la ficticia ciudad de Kingsbridge, el juego relata la historia de la construcción de una catedral y las aventuras de sus protagonistas: Philip, un monje que se convierte en Prior de Kingsbridge; Tom, un ambicioso arquitecto que hará todo lo que esté en su mano para construir una catedral; y Jack, hijo de una familia proscrita que busca un futuro más alentador.

El juego consta de 21 capítulos divididos en 3 libros. Solo el primer libro se encuentra por ahora disponible, estando el segundo y tercer libro todavía en desarrollo. Daedalic define Los Pilares de la Tierra como una novela interactiva, algo que deberán tener en cuenta los jugadores a la hora de aproximarse a este título. La historia es fiel al libro, siendo decisión del jugador si desea reproducir las mismas decisiones o por el contrario tomar otras distintas. Ken Follet ha estado involucrado en la redacción de la aventura, algo que se nota y seguro tranquilizará a más de uno.

“Novela interactiva” es lo que podemos leer en la nota de prensa y eso ya tendría que ponernos en alerta. Cuando leo esas palabras dos conceptos vienen a mi mente y no necesito a ningún Doctor Watson que me ayude a forjar la relación. Esos conceptos son: corto y fácil. Pero, ¿es malo que un juego sea corto y fácil? ¡Depende! Puede ser también aburrido, estar lleno de errores, tener una historia pésima o todo lo anterior a la vez. Por fortuna éste no es el caso de Los Pilares de la Tierra y veremos que sus aciertos superan con creces sus errores.

El juego sostiene una interfaz muy simple, similar a las que hemos visto en otras aventuras. Ésta consiste en un pequeño inventario en la parte inferior de la pantalla donde los conceptos se apilarán a la derecha, y los objetos a la izquierda. Nuestros protagonistas irán recogiendo objetos y pistas que podrán usar para interactuar con elementos del escenario o personajes. También dispondremos una pequeña ayuda en la parte superior izquierda de la pantalla que nos indicará la localización y objetivo actuales. Hay que dar gracias a alguna alma caritativa que pensó que ese diseño quizá era demasiado intrusivo y la ayuda extra se puede desactivar desde el menú de ajustes, dejando más espacio para disfrutar de los bellos escenarios que ofrece la aventura.

Todas las acciones se realizan con el ratón, usando el botón derecho para observar un elemento (se puede apretar varias veces para obtener más texto) y el izquierdo para las acciones generales: recoger, hablar, usar, caminar.

El diseño de los puzles es muy sencillo, resultando en un título apto para jugadores menos experimentados. Los objetos que vayamos necesitando estarán siempre a una o dos pantallas de distancia y al utilizarlos desaparecerán de nuestro inventario. Por la misma naturaleza de la historia, el número de escenarios disponibles a la vez es muy reducido, resultando en un avance continuo que no produce bloqueos. Como compensación, la aventura ofrece otros componentes interesantes como los objetivos opcionales que enriquecen la experiencia de juego y que ofrecerán un reto algo más desafiante para aventureros más exigentes. Algo muy reprochable es el uso de minijuegos para completar ciertas tareas. Estos minijuegos quieren integrar al jugador en la aventura pero resultan toscos y poco creíbles. Su dificultad es muy baja, pulsando el ratón en el momento adecuado resultará en éxito. Aún así no entiendo la decisión de añadir este tipo de interacciones que entorpecen y no mejoran el desarrollo. Es como si los autores dudaron de que una aventura gráfica es suficientemente entretenida de por sí y añadieron estos elementos arcade para producir una sensación de falsa variedad.

Los gráficos de Los Pilares de la Tierra son una maravilla para la vista, ya desde la introducción comprobaremos la atención al detalle que Daedalic ha puesto en la obra. Lejos de unos diseños 3D ultra realistas, se apuesta por un cuidado 2D con fondos de ricos colores y bellas animaciones como si de una película se tratase. Las animaciones recuerdan a las ya vistas en Deponia, donde los primeros planos de los personajes son numerosos y de alta calidad, llegando a reproducir emociones y gestos faciales.

Los Pilares de la Tierra avanza a ritmo rápido, casi demasiado rápido en algunos momentos (quizá tenga que ver que intenta resumir un libro consta de 1200 páginas) pero atrapa desde el primer instante. Tom es el primero en entrar en escena. Él verá cómo su vida y al de su familia corre un grave peligro y nosotros estaremos allí para dirigir sus pasos. Todo sucederá en un instante y tendremos que tomar decisiones muy rápido, decisiones que quedarán escritas y determinarán futuros eventos en la aventura. Así iremos intercalando personajes e historias, aprendiendo sobre ellos a la vez que les ayudamos a resolver sus problemas.

En definitiva Los Pilares de la Tierra es un título de una calidad altísima con una narración muy profunda donde se nota la mano del autor del libro, Ken Follet, que ha colaborado en el juego desarrollando la historia y también doblando a uno de los personajes. Jugadores que busquen un reto mayor no verán satisfechos sus deseos aquí, aunque les recomiendo la experiencia si les interesa la novela histórica o son admiradores de la literatura de dicho autor. El juego nos deja con muchas ganas de continuar la historia aunque lamentablemente no tenemos fecha de salida para los dos próximos libros. La rejugabilidad de la aventura juega mucho en su favor ya que podremos experimentar con diferentes decisiones y ver cómo afectan éstas el futuro de los personajes. Los diseñadores han cuidado mucho este aspecto, permitiendo un gran número de casillas de salvado que permiten viajar hacia atrás y tomar caminos distintos.

Los Pilares de la Tierra está disponible con textos traducidos al castellano y voces en inglés. Para realizar este análisis he usado la versión de PC de Los Pilares de La Tierra, un teclado y un ratón. La duración aproximada de la partida ha sido de unas 5 horas, teniendo en cuenta que sólo hay disponible el primero de los 3 libros que componen el juego.

Madned

Madned

Hay dos cosas en mi vida que amo con locura: las aventuras gráficas y Nintendo. Sin perder la esperanza de ver algún día un Monkey Island protagonizado por Mario, los ratos libres los dedico a programar y jugar al indie del momento. También soy ex redactor de 'La Aventura es la aventura' y férreo lector de novela gráfica.
Madned

Latest posts by Madned (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas: