Análisis Fable 3, (Análisis) una aventura en un albion industrializado

Fable 3 es otro de los juegos donde me aventuro a pesar de las críticas recibidas, sin embargo esta vez sabía que todas esas quejas no iban a enturbiar mi diversión. Y es que hay elementos que diferencian la saga Fable de otros juegos de aventuras/rol similares, y ese humor socarrón que impregna todos los rincones de Albión cortesía de Molyneux (lo admito, soy su fangirl nº1) que le dan un sentido único. Tan solo basta ver la intro del juego con una gallina huyendo de cientos de peligros para saber que… ¡esto tiene pinta de ser la leche!.

Hace ya unos 3 años que disfruté de Fable 2, aunque creo que la palabra disfrutar se queda corta porque estuve incomunicada varios días (Guybrush puede dar fe) hasta que me lo pasé. Así que podéis haceros una idea del efecto que tuvo en mi esta aventura tan refrescantemente disparatada. Pues Fable III mantiene muchas similitudes con su predecesor. Afortunadamente, esos conceptos familiares han aumentado con características nuevas e innovadoras, y aunque en algunos apartados no son del todo satisfactorios, el conjunto es impresionante.
El apartado artístico es inmejorable

La historia 

Fable III comienza cincuenta años después de los sucesos de Fable II. En esta ocasión tomaremos el control de un nuevo héroe, el hijo o la hija del protagonista de Fable II, en un Albión que está en plena revolución industrial. Mientras que la magia y la esgrima están todavía en uso, la introducción de la pólvora y la máquina de vapor ha convertido el mundo en un lugar mucho más avanzado. Sin embargo, este mundo está dirigido por un rey tiránico, nuestro hermano, que permite a su gente morir de hambre, el trabajo infantil en las fábricas, y mata a los sujetos inocentes con impunidad. Ante sus alarmantes actos, la misión de nuestro héroe es clara: reunir un ejército entre los distintos grupos afectados por todo Albión y derrocarlo.
Hacia la segunda mitad del juego, deberemos gestionar el dinero del reino, tratando de equilibrar la opinión pública y las promesas hechas a sus aliados con la necesidad de llenar las arcas militares en previsión de la próxima batalla. Esta es sin duda una parte interesante que puede variar de un forma u otra el final de la aventura. 

El tirano, nuestro hermano Logan

El camino hacia la liberación de Albión está marcado por batallas, toma de decisiones, amistad, y la exploración. A través de nuestras acciones podemos ser un nuevo tirano o el salvador de Albión, sabremos inmediatamente el camino que hemos elegido si somos digno de elogios o abucheos por parte de los ciudadanos cuando nos acerquemos a los pueblos.
Misiones secundarias
Por supuesto, esto es un Fable, así que la exploración está fuertemente recompensada y las misiones secundarias son abundantes. No sólo se pueden realizar favores para cualquier ciudadano del reino, también lidiaremos con otro tipo de problemas, desde graves (rescate de una niña atrapada en el bosque) o disparatados (ayudar a tres magos/frikis roleros a completar su juego de rol). 
¿Un juego de rol dentro de otro juego de rol? En Fable 3 todo es posible!

Para exploradores avanzados, a lo largo de todo Albión hay repartidos diferentes cofres con contenido variado, y unas llaves de plata muy bien escondidas que abren algunos de ellos, y en un menor número tendremos unas llaves de oro que abren puertas secretas. No faltarán las ya conocidas puertas demoníacas y el regreso de Cofri!! (si, el cofre parlanchín y asesino!). Descubiremos algunas misteriosas áreas como Sunset House, ingeniosamente ideadas, con muchos detalles y secretos escondidos que hacen darte cuenta de la grandeza del título. También hay un montón de casas y tiendas para comprar, gente a la que conocer, ligarse, sexo (con y sin protección) para todo tipo de orientaciones sexuales, y familias con muchos hijos para formar (o abandonar). Y hacia la mitad del juego lidiaremos con unos gnomos impertinentes repartidos por todo Albión. Todos estos elementos parecen funcionar mejor que lo hicieron en el juego anterior.

Los originales menús

Casi todo lo que el héroe hace, ya sea derrotando a los enemigos, conquistando a ciudadanos, o encontrando cofres, nos proporciona sellos del gremio. Estos sellos se utilizan para abrir nuevas misiones de la historia principal y para avanzar a través de un nuevo sistema llamado Camino al reinado. Este sistema transporta al jugador a un camino largo que representa su crecimiento como un héroe. En este lugar estaremos guiados por Theresa, la vidente/bruja ya conocida en la saga Fable. A lo largo del camino habrán cofres que requieren cantidades específicas de sellos para desbloquear nuevas habilidades y mejorar otras. Un sistema interesante y original para aumentar nuestro poder.
El largo camino al reinado
El otro nuevo sistema es El Refugio. En esencia, El Refugio es la pantalla de pausa, en sustitución de los menús torpes y frustrantes de Fable 2. Este menú se manifiesta como un castillo con habitaciones, que contienen las áreas de navegación: vestuario, armas, logros y juego online, además de la sala central con un enorme mapa que ofrece un montón de información sobre los edificios y las misiones, sin embargo no está a escala y es difícil a la hora de navegar a un punto específico. Dentro de la sala contamos con la compañía de nuestro fiel sirviente Jasper, para informarnos de todo lo necesario y anunciarnos las últimas novedades.

El refugio

Armas/Combates

Lucharemos contra criaturas fantásticas y criminales infames con una combinación de armas cuerpo a cuerpo, hechizos mágicos y armas de fuego. Al comienzo, el héroe recibe un conjunto de armas que pertenecieron a su padre, y a medida que avanzamos, estas armas se potenciarán. Se han incluido ataques especiales con cada una si se mantiene pulsado el botón acción, por lo que el combate se vuelve especialmente excitante con florituras a todos los niveles.
Los guanteletes mágicos pueden ser mezclados y sincronizados para crear poderosos hechizos, podremos lanzar tornados de fuego o explosiones heladas, esto añade otro nivel de personalización.
En Fable III dispone de un modo cooperativo, y permite a los héroes unirse directamente a las demás partidas y viajar a cualquier lugar que deseen. Se pueden realizar misiones conjuntamente, además de poder tener amoríos, sexo, casarse e hijos. Jugar con un amigo será indispensable para realizar ciertas misiones secundarias y desbloquear algunos logros.
Gráficos

En el apartado gráfico, si Fable II adoptó un tono visual agradable, Fable III mejora notablemente en calidad gráfica. Se nos presenta un mundo vasto de exuberantes bosques, desiertos desolados y oníricos (me pareció mágica especialmente esta zona), pantanos oscuros y mercados bulliciosos que invocan elementos de la fantasía de Tolkien, y otros nos adentran en la estética steampunk. Podremos pasear con bastante libertad a lo largo y ancho, acompañados por nuestro fiel perro, mientras suenan las cautivadoras melodías que ponen la guinda a estos majestuosos parajes. 

Fable 3: Aurora Concep Art
Los efectos visuales mejorados tienen un precio alto, ya que en determinadas ocasiones el juego se ralentiza mucho y puede acabar con nuestra paciencia. Es una verdadera lástima que estos errores técnicos rompan con el hechizo de inmersión tan hábilmente realizado en estos magníficos entornos y narración brillante. 
Millfields, otro de mis escenarios favoritos

Más humor

La serie Fable es bien conocida por su humor y estupendo doblaje, pues Fable III se supera en estos apartados. Considerando que Fable II tendía a ocultar el humor más negro, Fable III no se corta lo más mínimo, ni en las consecuencias más aciagas para Albión. Las misiones secundarias a menudo son ridículas de principio a fin pero no podremos evitar esbozar una sonrisa, un ejemplo es la del hombre que suelta unos peligrosos gnomos de jardín o una puerta demoniaca que exige ver al jugador gordo y tan mal vestido como sea posible. Otro detalle son los carteles absurdos que cuelgan por todas las paredes de Albion o aparecen durante las pantallas de carga. Geniales.
Algunos de los carteles de Fable 3

El excelente guion de Fable III se complementa con un cuidado doblaje en castellano que se aproxima fielmente al original inglés, con un gran reparto de actores de voz que hacen disfrutar más esta nueva fábula de Albión.

Conclusión

Fable III mantiene todo el encanto, estilo y humor, claramente británico, de sus predecesores, y en muchos casos, mejora en los pequeños detalles y las innovaciones que hacen que el juego sea más accesible e inmersivo con una gran cantidad de decisiones con consecuencias importantes que nos llevarán hacia la oscuridad o la luz. No debemos permitir que los problemas técnicos comentados arriba estropeen la experiencia. Es un juego fascinante y actualmente con un precio muy asequible al alcance de todos. 

Nota: 7,5

Arashi
Sígueme en

Arashi

Aparte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.
Arashi
Sígueme en
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Jose A

    Reconozcamos que no fue el juego del año, pero esta muy bien para pasar un buen rato. Los diseños de personajes regordetes y narizudos es genial.