Análisis Divinity Original Sin

Los amantes de los RPGs de corte clásico estamos de enhorabuena con la oleada de títulos isométricos para PC que están llegando los últimos años. Nuevas sagas nacen y otras continúan con nuevas entregas, como es el caso de Divinity Original Sin, el cual rescata la popular serie tras varios años en el olvido convirtiéndose en uno de los lanzamientos más importantes de 2014. Y ahora, cazadores primordiales, desenvainad vuestras armas y preparaos para los oscuros peligros que acechan Rivellon.

divinity-original-sin

Hagamos un breve repaso para aquellos que desconozcan la saga. La franquicia de Larian Studios nació en 2002 con Divine Divinity, un RPG muy estilo Diablo que hizo las delicias de los aficionados. Dos años más tarde, el buen hacer de la compañía continuó con Beyond Divinity, un título continuista pero con la novedad de controlar a dos personajes; y poco después se sumaría Dragon Commander y Divinity II, títulos que se desmarcaron de los anteriores a nivel de jugabilidad. Pasó el tiempo y la plataforma Kickstarter empezó a ganar popularidad, una oportunidad perfecta para utilizarla de trampolín y construir algo incluso mayor. El crowdfunding salió a las mil maravillas y el estudió comenzó a desarrollar una precuela llamada Divinity Original Sin. Su último trabajo supone un salto enorme con nuevas características y opciones multijugador que hacen que se sienta como el inicio de una saga completamente nueva.

Historia

Hace muchos años, el mundo estaba sumido en el caos por culpa de los Primordialistas, unos magos lunáticos con una poderosa magia destructora. Ha pasado el tiempo, pero la amenaza primordial no descansa y la gente teme que Rivellon vuelva a ser sacudida por la desgracia. Para acabar con este poder, existen los cazadores primordiales, expertos combatientes que son los únicos capaces de plantar cara a los magos. Nuestros cazadores desembarcarán en Cyseal para investigar el misterioso asesinato del consejero Jake, pero descubrirán que lo que parecía un simple homicidio esconde terribles secretos. Pero aquí no terminan los problemas, ya que la región está infestada de muertos vivientes y orcos que están diezmando las tropas.

divinity-original-sin-2

El animado mercado de Cyseal

Los que nunca se han adentrado en la saga, pueden estar tranquilos, Divinity Original Sin ofrece una historia totalmente nueva y un sistema de combate diferente. Estamos ante un juego que bebe de títulos como Baldur’s Gate o Fallout, es decir, vista isométrica, trueque, muchas líneas de texto, incontables misiones, personajes para dar y vender, grandes mapas por descubrir y mucha exploración. Esto puede llegar a abrumar a los novatos, pero vale la pena dedicarle tiempo y paciencia, que será premiada con una historia profunda, misiones secundarias la mar de entretenidas y localizaciones que son un deleite para aventureros y aquellos que aman los RPG occidentales.

La historia de Divinity Original Sin se irá desgranando a través de la exploración, y aunque para avanzar en la trama solo son necesarias las misiones del apartado cazador, hay otras secundarias que se entremezclan con la principal y aportan más profundidad a esta, por lo tanto, haciendo las misiones secundarias, entenderemos las motivaciones de los involucrados, sus objetivos y su pasado. Esto se complementa con los diarios y pergaminos de los personajes, y los libros que relatan la mitología repartidos por diferentes localizaciones. No pueden faltar las misiones desenfadadas protagonizadas por los individuos, objetos y animales más curiosos, como la del gato de la taberna que quiere ligarse a la gata presumida del alcalde, o la del fantasma que quiere recuperar su cabeza. También hay un sinfín de misiones secundarias de buen samaritano para ayudar a toda esa gente en apuros. Los grandes mapas albergan todas las misiones, en ellos iremos descubriendo pueblos, asentamientos, lugares abandonados y mazmorras. Para hacer más cómoda la experiencia, se han dispuesto portales para realizar viajes rápidos entre varios puntos, pero de todas formas vale la pena desbloquear todo el mapa porque si no nos perdernos secretos, anécdotas y no recibiremos puntos de experiencia por exploración. ¡Sí, amigos aventureros, explorar zonas remotas del mapa tiene premio!

divinity-original-sin-2

Las misiones se pueden resolver de diferentes maneras, así que no siempre será necesario destruir, en su lugar podemos hacer uso de nuestro carisma para salirnos con la nuestra. Lo mismo a la hora de superar obstáculos, como puertas: forzar, destruir o encontrar una llave, tú decides. No hace falta decir que podremos ponernos del lado del bien o del mal, lo cual tendrá consecuencias. Por cierto, hay un modo co-op para pasarte el juego junto a un amigo, ¡casi nada!

Antes de empezar el juego, debemos crear dos cazadores y para eso se ha dispuesto un completo editor de personaje. Se puede seleccionar un rostro, peinado, color de piel, clase de personaje, atributos, habilidades y talentos. Estas dos últimas categorías son las más importantes y merecen unos segundos de meditación, ya que en habilidades se incluyen aspectos tan importantes como el tipo de magia, estilo de combate a desarrollar o las habilidades artesanas para el crafteo. Por otro lado, en talentos, tenemos conocimientos extras que nos ayudarán en la aventura, como afinidad animal, que nos permite hablar con todos los animales y bestias que encontremos, y verdaderamente vale mucho la pena, ya que nos ofrecerán pistas, misiones y momentos divertidos. Como veis, en el editor hay muchísimo donde elegir y a medida que subamos de nivel podremos aprender más o mejorar lo que tenemos. Sin embargo, si no os va esto de los editores, hay personajes default para elegir.

divinity-original-sin-3

Diálogos y decisiones

El juego comienza con dos personajes, pero en nuestro viaje conoceremos a otros aventureros que desean unirse a nuestro grupo, alentados por nuestra reputación de cazadores primordiales. Hasta un máximo cuatro personajes jugables se permiten, pero podremos cambiar de compañero en cualquier momento para disfrutar de la compañía de los más variopintos individuos. Como sucede en otros juegos, nuestro grupo reacciona ante las situaciones que se presentan, y cada uno comentará su opinión y dialogarán entre ellos, sin embargo, sorprende especialmente las frecuentes conversaciones que mantendrán los protagonistas, que en ocasiones se pueden ampliar con un diálogo extra cuando aparece un interrogante sobre la cabeza. En estos diálogos podremos incrementar la rivalidad entre ellos o la amistad, por ejemplo, cuando acabamos con un enemigo, y uno de los dos ha recibido mucho daño en combate, el otro le puede recriminar que no ha dado pie con bola, entonces se puede elegir entre la respuesta agresiva o la humilde y entonar el mea culpa. Las personalidades tan dispares de los dos protagonistas harán que a veces no estén de acuerdo con la decisión que hemos tomado, entonces se batirán en un duelo de… ¡Piedra, Papel, Tijeras! Dependiendo del nivel de carisma, uno partirá con ventaja, y como el juego original, la suerte inclinará la balanza hacia el lado del encanto, la intimidación o la lógica. Estos duelos son más habituales con los NPCs, ya que veces no es necesaria la violencia, sino una buena mano con este minijuego.

divinity-original-sin-4

 

El paraíso del mangoneo

En los RPG soy una maga de bien pero me encanta saquear cadáveres y robar (¡nadie es perfecto!), por eso aprecio el buen loteo y la masiva sustracción de pertenencias en lugares públicos. En Divinity Original Sin han dispuesto todo para que me sienta a gusto, ¡es el paraíso de los jugadores que aprecian el arte del robo! Cada personaje tiene la opción de sigilo por defecto, que se puede mejorar gastando puntos de experiencia. Una vez que activamos el sigilo, nos transformamos en un objeto que se funde con el ambiente, y si nadie está observando en nuestra dirección, podremos arramplar con todo.

Las casas y mazmorras están decoradas hasta el mínimo detalle, por lo tanto todo es robable. Esto viene de perlas a la hora de conseguir monedas u objetos para intercambiar por otros, echando mano del trueque estilo Fallout, pero la diferencia es que aquí se puede negociar con casi todo npc andante. En cuanto al loteo, los enemigos dejan caer una cantidad escandalosa de objetos: pócimas, equipo, dinero, libros de mejora… Seguro que estáis pensando en: ¡pero si luego no cabe en el inventario! Pues sí, nuestros bolsillos tienen gran capacidad, así que a olvidarse de los desagradables problemas de falta de espacio de otros juegos. También es de agradecer que los desarrolladores hayan incluido la opción de resaltar todos los objetos, porque ni con el estupendo zoom que ofrece el juego se distingue algo en el escenario. Este loteo hace casi innecesario el crafteo, así que esos puntos se pueden invertir en algo más útil como en abrir cerraduras para seguir disfrutando de lo ajeno.

divinity-original-sin-7

A ver que me llevo hoy…

Quería destacar un ultimo detalle de los objetos, y es que se pueden lanzar por los aires. Esta experiencia de mueve-lanza objetos la experimenté por primera vez en los Ultima, y es agradable que RPG actuales como este lo permitan.

Sistema de combate

El sistema de combate en Divinity ha cambiado, ahora hemos pasado al RPG por turnos con puntos de acción, exactamente el mismo que comentaba en Wasteland 2. Esto no ha gustado a todos los seguidores de la saga pero a mí particularmente me encanta. El combate se vuelve mucho más estratégico, con tiempo para pensar el ataque perfecto sin desperdiciar muchos puntos de acción, y así salir mejor parado del combate. ¡Ojo! que las armas y armaduras tienen puntos de durabilidad que se van perdiendo con el combate, y cuando queden pocos aparecerá en pantalla la alerta para así repararlas o reemplazarlas.

divinity-original-sin-5

Gasta los puntos de acción sabiamente, así que piensa antes de actuar!

Cada clase de personaje tiene sus poderes acordes con su nivel, y para aprender más se necesitan libros específicos. Los libros no son baratos precisamente, así que cuando visitemos al mercader hay que valorar cuál es el más imprescindible para esa clase y sus habilidades. También se pueden fabricar libros y pergaminos si tenemos el nivel de artesanía adecuado.

Este tipo de sistema de combate en nivel normal se nos puede volver en ocasiones cuesta arriba, y a veces nos costará encontrar la estrategia perfecta cuando el enemigo nos supera en numero y nivel, por lo tanto es aconsejable intentarlo más tarde o bajar el nivel de dificultad para esa ocasión. Por suerte hay objetos que nos podrán las cosas más fáciles, como los pergaminos de revivir compañero o las camas para recuperar puntos de vida.

Ambientación

Sin duda una de las cosas más atractivas de Divinity Original Sin es su estupenda ambientación. Por allá donde nos llevan nuestros pasos vamos a disfrutar de parajes naturales con su flora y fauna en movimiento, sentir el fluir de un arroyo cuando nos aproximamos, observar su brillo y como las flores se mueven con la brisa. Disfrutar del ritmo frenético de las ciudades, con las casas de los altos mandatarios llenas de insignias de su ostentosidad y de las animadas tabernas con el ruido y las notas de los bardos de fondo. También destacar las mazmorras oscuras y laberínticas, con trampas, puzles y enemigos peligrosos que se esconden en su guarida secreta. En muchos juegos los escenarios se sienten vacíos, especialmente las casas, y me encantó ver como en este juego están decoradas con muchísimos objetos y se puede interactuar con ellos. Increíble.

divinity-original-sin-9

Indescriptibles sensaciones al pisar lugares como este

Detalles, muchos detalles

Puede resultar una tontería, pero me encanta la habilidad de afinidad animal. Pensé en un principio que no sería útil y no gasté ni un punto en el editor, pero para realizar la misión del perro de Jake era necesaria y decidí desbloquearla. Hablar con los animales y bestias es muy divertido, y absolutamente todos tienen algo que decir, sobre todo ratas, las reinas de las mazmorras. Las ratas tienen personalidad ¡e incluso nombre propio! y a veces ofrecen pistas y ayuda extra a la hora de comprender qué está pasando o qué debemos hacer. También hay animalitos que sufren la maldad del mundo y necesitan de nuestra ayuda.

divinity-original-sin-6

¡La de horas que vamos a pasar pateando! pero oye, ¿por qué no nos sentarnos un rato en la taberna? o en el banco del bosquecito que se está a gusto, o en la misma mazmorra que también apetece. ¡Dios mio, que nos podemos sentar! Eso pensé cuando hice click encima del banco de la primera mazmorra y vi como el personaje se sentaba. Luego comprobé que podía sentar a todo el grupo en cualquier banco, sillón o mueble fabricado para reposar las posaderas. ¡Pero eso no es todo! Los personajes mueven su cabeza, hacen gestos, tienen vida! Un bonito detalle, ideal para tomar instantáneas.

divinity-original-sin-8

De copichuelas

Conclusiones

Divinity Original Sin es uno de esos juegos que poco tienen que hacer para conquistar mi corazón, y el de los jugadores que adoran este tipo de juegos con aroma clásico. Como cosas negativas señalaría el mapa, no es demasiado práctico por mucho zoom que tenga, y las zonas aparecen borrosas y no hay opción para hacer que el grupo vaya automáticamente a un punto marcado. También se echa de menos una cámara que gire 180 grados y no tan solo 90, ya que a veces algunos objetos quedan solapados.

Divinity Original Sin ha sido lanzado en formato físico en nuestro país gracias al esfuerzo de Meridiem Games, los que nos trajeron Randal’s Monday, y es una edición estupenda con su manual de 55 páginas, así que a parte de ser muy recomendable estáis contribuyendo a que aparezcan más títulos físicos de estas características. Por otro lado, el juego fue traducido al castellano en un primer momento por la gente de Clandlan, la cual, como viene siendo habitual, hizo un maravilloso trabajo. Sin embargo, para su posterior distribución contó con un equipo profesional.

En definitiva, Divinity Original Sin es un RPG imprescindible nacido de la ilusión de los chicos de Larian Studios y de los jugadores que creyeron en ellos y apoyaron el Kickstarter, y seguramente estén muy felices de haber disfrutado de esta joya del género. Divinity Original Sin es un título que voy a recordar especialmente por el nivel de inmersión que provoca, que tan bien me ha ido estas últimas semanas y que vosotros, quienes me leéis, comprobareis al poner un pie en Rivellon.

Arashi
Sígueme en

Arashi

Aparte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.
Arashi
Sígueme en
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas: