Análisis de Fire Emblem: Awakening

Hay juegos, o incluso sagas, que a simple vista no llaman mi atención, ya sea por el género o modo de juego concreto. Esto es un poco lo que me pasó con la saga Fire Emblem. Sin embargo, un día Nintendo decidió regalar Fire Emblem: The Sacred Stones de GBA con el Programa Embajadores de 3DS, y lo que empezó como una prueba sin el mayor interés, acabó sorprendiéndome, y porque no decirlo, me enganchó. Hace unos meses, después de jugar a la demo Fire Emblem: Awakening, sabía que quería formar parte de esa historia.
Recuerdo mi primer juego de rol táctico, fue Final Fantasy Tactics. El título presentaba unos simpáticos personajes en un escenario con forma de juego de tablero reticular y con la limitación de avance a un número determinado de casillas. Me resultó muy extraño y lento, además, creo recordar que estaba en inglés, razón de más para no dedicarle mucho más de media hora. Cuando pensaba que no volvería a ese tipo de juegos, llegó a mí Fire Emblem de GBA. Ese dichoso título tenía algo que me atrajo desde el primer momento: carismáticos personajes y diálogos entretenidos que me empujaban a avanzar en la historia. Fire Emblem Awakening repite la misma fórmula, ofreciendo una historia de fantasía heroica compuesta por un soberbio elenco de personajes y un atractivo diseño anime, que seguro que hará las delicias de los otakus. Servidora tiene una carpeta de imágenes envidiable, ejem.

Historia

La historia comienza con lo que parece ser un flashforward de nuestro personaje y Chrom, el príncipe de Ylisse, quien nos acompaña a través de un castillo tenebroso donde terminamos enfrentándonos a ser maligno con fatales resultados. La imagen se traslada a un campo verde, donde despertamos con una terrible amnesia. Allí está Chrom y varios de los custodios (sus fieles soldados) quienes sospechan de nosotros y nos detienen para llevarnos a palacio. De repente, un pueblo cercano es atacado por bandidos de Plegia, una nación que se ha levantado en guerra contra Ylisse, y los resurrectos, unos monstruos que parecen ser fieles a las fuerzas Plegianas. En medio de graves apuros, del cielo desciende un misterioso espadachín que se hace llamar Marth, quien parece tener conocimiento de hechos futuros. Es así como comienza nuestra aventura en una época turbulenta, donde la guerra amenaza el continente y los rumores sobre el despertar del dios dragón suenan con mucha fuerza.
A través de 26 episodios, recorreremos diferentes parajes de los continentes de Archanea y Valm, y tendremos la posibilidad de influir en el devenir de la historia con nuestras decisiones en momentos cruciales. Los diferentes giros argumentales nos mantendrán en vilo hasta el final de la aventura.

Personajes y dificultad

Antes de empezar, elegiremos la dificultad de los combates: normal, difícil o lunático. También podremos escoger entre dos modos de juego: Novato o Clásico. En el primero, los personajes que mueran volverán en la siguiente batalla, mientras que el segundo está pensando para los jugadores más osados y fieles de la saga, por lo que los personajes que caigan en combate no volverán.

Pero sin duda lo mejor de Fire Emblem Awakening son los personajes. Para empezar, crearemos el nuestro eligiendo la clase y apariencia entre varios diseños. Cabe decir que el sexo también puede cambiar los hechos de la historia.

Incluyendo nuestro personaje, y sin contar los de los DLD’s, hay disponibles 43 personajes jugables con distintas clases y habilidades especiales. Cada uno tiene un carácter único, divertido y memorable, y su personalidad quedará reflejada en cada diálogo. Frederick, el honorable caballero, severo y demasiado sobre protector, Kellam, una enorme unidad acorazada, un tanto tímido y que pasa totalmente desapercibido para sus compañeros. También tenemos a la maga oscura Tharja, que tiene como hobby lanzar maleficios al grupo, o Lucina, mi personaje favorito, una valerosa heroína con un gran corazón. Todos y cada uno aportan su granito de arena para hacer de este juego algo grande e increíblemente mágico.
¿Con cuál te quedas?

Los personajes de nuestro grupo provendrán de los capítulos principales, opcionales y descendencia. Es decir, si en las batallas nuestros personajes luchan frecuentemente en casillas cercanas, pueden llegar a un nivel de afinidad alto, y si son de sexos opuestos, enamorarse y casarse. De esa unión “nacerá” un hijo que se unirá a nuestro grupo. Si se quiere conseguir el número total de personajes deberemos crear parejas. Cuando nuestros personajes estrechan lazos entre sí, podremos disfrutar de divertidas conversaciones en el campamento y desconectaremos de tanta batalla.

Gaius y Tharja (me gusta hacer parejas raras)
Sin contar otros tantos diálogos que se suceden durante el juego. Otro ejemplo:
No podía seguir sin fotografiar este momento.
Hay tantos personajes adorables que será una ardua tarea decantarse por cuál utilizar en cada batalla sin descuidar al resto. Por suerte, dispondremos de escaramuzas con monstruos aleatorios en el mapa que nos ayudarán tanto a subir de nivel como a crear vínculos en nuestro grupo.

Gráficos y sonido

Visualmente el juego es absolutamente precioso. Fondos tridimensionales y figuras 2D más expresivas que articularán sonidos y palabras sueltas. Los personajes fluyen a través de sus animaciones 3D de batalla de forma espectacular: Piruetas, ataques combinados, críticos demoledores, etc nos deleitarán en cada trifulca. Una rareza con la que nos toparemos es que ninguno de los personajes tienen pies, el desarrollador dijo que era para reducir costes de animación, algo extraño en un primer momento pero que a los minutos carece de importancia.

Por otro lado nos encontramos con la experiencia de sonido, la música de Fire Emblem: Awakening es maravillosa. Legendarias melodías que se adaptan a la atmósfera del juego y que coincide con los momentos divertidos, tensos, dramáticos y románticos en que nos adentra la historia. Se agradece la posibilidad de escoger el doblaje entre inglés y japonés, otorgando este último toda la intensidad a las espectaculares cinemáticas que no nos cansaremos de revisionar.

Sistema de combate

Fire Emblem Awakening, como ya he mencionado, es un RPG táctico y las unidades se mueven a través de un mapa-tablero, al igual que el enemigo. Para los no habituados como yo a este tipo de juegos, toma muy poco tiempo coger la mecánica, ya que la sencilla y visual interfaz ayuda en gran medida a familiarizarnos con las múltiples opciones. También dispondremos de un rápido tutorial en los primeros enfrentamientos.
Cada personaje tiene un número variable de casillas
El apoyo juega un papel muy importante. Si dos unidades están situadas la una al lado de la otra, subirá el ataque y la defensa, y veremos como luchan codo con codo contra un enemigo. Cuanto más luchen juntas más poderoso es el apoyo, y por lo tanto, más crece el vínculo afectivo. También se puede combinar dos personajes en una sola unidad para el fortalecimiento de las estadísticas de la principal, sin embargo, la unidad posterior no gana puntos de experiencia. Con los personajes cercanos también podremos intercambiar objetos, algo útil dada la corta durabilidad de las armas, no obstante, podremos aumentar su uso y poder mediante los mercaderes.
Una vez ataquemos dispondremos de unas opciones de cámara
A medida que las unidades suban de nivel, aprenden nuevas habilidades. También se puede utilizar objetos especiales para cambiar de clase e incluso evolucionar a una versión más fuerte de sus clases base.

Conclusión

Sinceramente no tengo ninguna pega para Fire Emblem Awakening, y puedo decir sin temor que es el mejor juego que tiene actualmente Nintendo 3DS. Cuando me acercaba inevitablemente al final hice todo lo que estuvo en mi mano para retrasar ese momento, no quería que las aventuras con mis estimados compañeros de fatigas terminaran ahí. Y creedme, no es algo que me pase muy a menudo.

Resulta curioso como Nintendo no tenía demasiadas esperanzas en esta franquicia que, como muchas otras, nació en NES y siempre se ha considerado una menor. Tampoco confiaba en el éxito de esta entrega, por lo que si no superaba las 250.000 unidades enterrarían la saga para siempre. Como os podéis imaginar, Fire Emblem Awakening fue todo un éxito, superando el millón de unidades vendidas.

Este juego ha sido una experiencia maravillosa de principio a fin y no veo el momento para rejugarlo y así explotar todas las posibilidades que ofrece. Tan solo me queda aconsejaros Fire Emblem Awakening si disponéis de una 3DS, si no es así, este es un juego lo suficientemente apasionante como para adquirirla.
Nota: 9
Arashi
Sígueme en

Arashi

Aparte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.
Arashi
Sígueme en

Latest posts by Arashi (see all)

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas:

  • Darien

    La verdad es que estoy esperando que baje un poco para comprarlo >_<

    • No sé si bajará mucho, así que creo que tendrás que esperar bastante! Son unos 35€ muy bien invertidos.

    • Darien

      Igual tengo suficientes puntos en la mail para descuento …
      Creo que lo miraré mañana!
      Yo jugué a alguno de GBA creo que era y me gustaron bastante ^^

  • Anonymous

    Totalmente de acuerdo con lo indicado en este análisis. Ha sido mi primer Fire emblem y me ha encantado. Lo único que lamento, es que tengo la versión digital que me cogí con la promoción que regalaba Nintendo comprando 3 juegos, me hubiera gustado tenerlo físico. Saludos!

    • Bueno, no te lamentes por eso, la ilustración de la caja no es muy allá y tampoco incluye dentro ninguna ilustración. El CD de la OST es una preciosidad que incluye bastantes ilustraciones, por si te animas ^^