Análisis Dark Souls 2

Dark Souls 2 era uno de los grandes títulos que esperaba este año después del soberbio Dark Souls y el impactante Demon’s Souls, los cuales fueron un soplo de aire fresco ante tanto juego “casualizado”. Dado el particular san benito de juego difícil que le puso la prensa y los jugadores impacientes y comodones, desde From Software alertaron que Dark Souls 2 sería más accesible y, además, la historia sería narrada de forma más comprensible. ¿Habrán afectado los cambios a la esencia de la saga? Vamos a verlo.

dark-souls-II

La maldición de los No Muertos

Nada más aterrizar en el mundo de Dark Souls 2, parece que nada ha cambiado, aún se puede sentir el desasosiego de un mundo caótico, donde los huecos y los seres atormentados rondan a sus anchas. A través de un portal, ponemos un pie en este nuevo mundo y nos encontramos con las guardianas del fuego, quienes nos ponen en antecedentes de la maldición que sufrimos. Al seguir adelante, podemos adentrarnos en una mazmorra tutorial o avanzar y dejar atrás la oscuridad para dar paso a la luz de sol en un paraje bañado por el mar y donde el silencio se rompe en detrimento de una melancólica melodía. Delante de nosotros se encuentra Majula, los restos de una pequeña ciudad, y ahora campamento de algunos desdichados, quienes relatan a modo de historia diversos aspectos del juego para jugadores novatos. Una extraña mujer es nuestra guía espiritual en Majula y nos cuenta que la única manera de romper con la maldición de los No Muertos es recoger almas, en especial las cuatro grandes almas que se encuentran en las diferentes zonas de este nuevo mundo llamado Drangleic.

dark-souls-2_1

Servidora en Majula

Como veis, la historia es similar a la de Dark Souls, y da la sensación que el mundo de Drangleic se ha creado bajo los cimientos de Lordran. La historia de Dark Souls 2 fusiona elementos exclusivos de juegos anteriores. De Demon’s Souls, tenemos la figura de la mujer heraldo, que sube los stats del jugador, y, por otro lado, vuelve la disminución de la barra de vida cada vez que morimos. De Dark Souls hereda prácticamente todo, desde los pactos (aquí llamados juramentos), a las mazmorras con jefes opcionales y obligatorios.

¿Qué ha cambiado?

Si comparamos Dark Souls 2 con los anteriores títulos de From Software, bajo mi opinión, sale perdiendo. Para empezar,  las mazmorras carecen de personalidad, sin grandes misterios, y con falta de monstruos curiosos o diseños peculiares. Se ven vacías y simples. Se ha incrementado el número de niveles y jefes, pero acortando su duración, es decir, pasas dos pasillos y ya se puede ver la neblina de la puerta del boss. Frecuentemente, encontraremos más de uno, sin embargo, dada su corta duración, tendremos un jefe tras otro, esto también provocará que de una hoguera a otra hayan centímetros de distancia.

Lo que más disfruté de Dark Souls y Demon’s Souls fue el recorrido por sus largos y originales niveles llenos de trampas, monstruos infernales y pasillos oscuros que no acababan nunca. Quién puede olvidar La Fortaleza de Sen, La Ciudad Infestada, La Torre de Latria o la majestuosa Anor Londo. Las mazmorras de Dark Souls 2 no son ni un reflejo de éstas, tan solo hay un par memorables, las otras son recicladas de los títulos anteriores con más pena que gloria. También cabe destacar que a los jefes les falta personalidad, la mayoría son soldados enormes o bichos sin ninguna peculiaridad especial en escenarios llanos.

dark-souls-2_5

Echando una mano contra El Podrido, uno de los jefes que más me gustaron

Hablemos ahora de los NPC’s. En anteriores títulos, teníamos pocos personajes pero con un carisma especial, a muchos nos los encontrábamos a medida que avanzábamos en el juego y nos podían echar una mano contra jefes. El más famoso sin duda es el gran Solaire de Astora, un curioso guerrero que buscaba incesantemente la luz del sol, o también el mago Logan, que los hechiceros lo pasábamos canutas en Dark Souls hasta dar con él. Llegamos a Dark Souls 2 y encontramos un sinfín de NPC’s: herreros, mercaderes, hechiceros de todo tipo, clérigos, guerreros… Todos ellos nos relatan su pequeña historia, y después del primer encuentro, algunos se trasladan a Majula, y a otros los vamos viendo a lo largo de nuestro viaje. La intención de darle un trasfondo a la historia con más NPC’s es buena, pero la falta de carisma de la mayoría hace mella y los encuentros carecen de interés.

dark-souls-2_3

Un NPC random más

Tendremos muchos más items, tanto para personalizar nuestro equipo como para hacer más cómoda nuestra existencia por Drangleic. Otra gran novedad es el teletransporte entre hogueras, lo que facilitará el viaje entre las numerosas mazmorras. Sin embargo, el cambio más positivo es la posibilidad de continuar una vez finalicemos el juego. Me llevé una desagradable sorpresa al acabar Dark Souls y que me mandara directamente a NG+ (New game plus, es decir, nueva partida con más dificultad pero conservando nuestros stats y equipo) eliminando la posibilidad de continuar explorando o ayudando a los pobres infelices con el jefe final. En Dark Souls 2 han reparado el error y podremos terminar las tareas pendientes y decidir desde la hoguera de Majula cuándo deseamos comenzamos de nuevo.

dark-souls-2_6

Vuelve el sistema de mensajes con nuevas combinaciones y palabras, aquí me hallo escribiendo un mensaje esclarecedor

Hay más PvP pero menos invasiones. Los jugadores pueden dejar su marca de invasor para ser conjurados y batirse en un duelo de mutuo acuerdo, además, hay juramentos destinados a ello. Por otro lado, vuelven los juramentos que te meten de lleno en un PvP no deseando, como el de la campana, donde aterrizan en nuestro mundo numerosos jugadores invasores que tendrán que defender su juramento, similar al pacto de defensores del bosque de Dark Souls. En el segundo caso, con el del rey rata, viajaremos como espectro gris al mundo del que hizo el juramento y deberemos vencerlo para regresar sanos y salvos. Esto fue un quebradero de cabeza en determinadas zonas, donde prácticamente es un PvP constante, pero aún así aguanté y no sucumbí al modo offline. Referente a las invasiones normales, podrán invadirnos tanto en estado vivo como en no muerto, algo que me pilló por sorpresa en un principio pero no tiene la menor importancia, ya que el número de invasores oscuros está muy por debajo de los anteriores títulos. Aún recuerdo cuánto sufría en estado vivo, pero aquí toda esa preocupación se esfumó, y me he pasado prácticamente todo el juego viva y puedo contar el número de invasiones con una mano.

Por último, y no por ello menos importante, los cadáveres de los monstruos que dejamos a nuestro paso ya no se pueden patear, ni se nos enganchan a los pies. Eran míticos esos fiambres que desafiaban las leyes de la física, parecían que estaban llenos de helio.

Más accesible

No he querido nombrar anteriormente nada sobre la dificultad para explayarme en este apartado. Como ya he comentado, desde From Software alertaron que Dark Souls 2 iba a ser más accesible para todos, ya que estamos en una generación donde los jugadores no buscan grandes retos, sino juegos sencillos y rápidos, que hasta el más inexperto llegue al final, y así pasar rápidamente a otro. Hay dos nuevos objetos que hacen mucho más sencilla la experiencia: las gemas de vida, que se unen a la recuperación de vida con el frasco estus, y los anillos de vida, que complementan a las efigies (humanidades en Dark Souls) y se pueden reparar por unas cuantas almas para asegurarnos el no morir jamás.

dark-souls-2_7

Objetos para dar y vender

Hay muchas más mazmorras, pero son extremadamente cortas y prácticamente ningún monstruo nos dará problemas, además, cuando son derrotados varias veces desaparecen. También se pueden evitar corriendo y esquivándolos, y en menos de un par de pasillos, llegar al boss de zona. Hay un incremento significativo en el número de jefes pero hasta bien llegados al final no nos supondrán ningún desafío. Sin embargo, es de agradecer que con varios jefes prueben nuestra valía, uno porque es prácticamente el boss opcional más difícil que ha creado From Sofware, y, en cuanto a los otros, porque no se permite invocar aliados.

Con todo esto no estoy diciendo que Dark Souls 2 sea un camino de rosas, pero quien haya jugado a los títulos anteriores notará que es bastante más sencillo. Para satisfacer en este aspecto a jugadores más exigentes, han creado varios elementos para aumentar la dificultad: la piedra del vencedor, un juramento que aumenta la dificultad del juego haciendo a los enemigos más duros y eliminado las invocaciones de aliados, y el ascua de la adversidad, objeto que se quema en la hoguera para que los enemigos reaparezcan más fortalecidos.

Gráficos y sonido

Cuando fue lanzado Dark Souls 2 saltó la noticia del Downgrade, es decir, la bajada de potencia gráfica del juego. Esto ha acarreado que durante nuestro recorrido por tierras inhóspitas hayan bajadas de framerate, algo que resulta letal en este juego. Me he encontrado con varias ralentizaciones en el menú y en los diálogos con los NPC. Otro hecho negativo es que las animaciones son muy primitivas, para que os hagáis una idea, los NPC no abren la boca ni gesticulan apenas cuando hablan, vamos, que parecen estatuas. Sin duda todo esto desluce la experiencia. A nivel visual, Dark Souls 2 es prácticamente igual que su predecesor, la mejoría es mínima, y aunque en este tipo de juegos lo que prima no es la calidad gráfica, sino la jugabilidad, no hay que olvidar que es un juego de 2014 y gráficamente se esperaba mucho más de él en este sentido. En cuestión de sonido, poco puedo destacar, salvo que he notado una disminución en cuanto a OST, no sé si vosotros habréis percibido lo mismo.

dark-souls-2_8

¿Anor Londo 2? ¡Bendito sea el sol!

Conclusión

Cuando ayer terminé Dark Souls 2, me quedé con un sabor agridulce. Realmente me gustó, he pasado buenos momentos por Drangleic y he disfrutado en general, pero el recuerdo de Boletaria y Lordran es muy profundo y por ello esperaba mucho más, o al menos que se aproximara la experiencia. Al final solo podía pensar en las ganas que tenía de rejugar Dark Souls o Demon’s Souls, y no esta entrega.

Aconsejaría a From Software que en su próximo RPG se alejara de elementos comunes de estos juegos, que desarrolle algo totalmente nuevo, con los mismos retos y jugabilidad pero con diferente historia, mecánica y estructura. Porque al fin y al cabo, Dark Souls 2 es como una reinterpretación de la primera parte o incluso un DLC.

En definitiva, Dark Souls 2 es un juego ideal para recién llegados que buscan un titulo con una dificultad por encima de la media pero sin demasiados dolores de cabeza. Si estos valientes salen victoriosos por Drangleic, quizá se atrevan a pisar otros mundos y den una oportunidad a Demon’s Souls y Dark Souls, y así quizás comprendan el placer de la derrota.

oferta-dark-souls-2

Compra Dark Souls 2 al mejor precio aquí

Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+5Pin on Pinterest0Email this to someone
Sígueme en

Arashi

A parte de patear traseros de piratas como gobernadora en Mêlée, soy una fanática de los videojuegos desde que de pequeña me regalaron la Atari 2600. Adoro las aventuras gráficas y los RPG, pero no le hago ascos al resto. Otra de mis pasiones es todo lo relacionado con Japón.
Sígueme en

Latest posts by Arashi (see all)

Entradas relacionadas: