Análisis Catherine (Xbox 360, PS3)

Media hora llevo buscando una imagen que defina mejor “Catherine” que la típica en paños menores o de forma lasciva. Y no ha sido fácil, ya que esa ha sido la forma de publicitar este juego de aventuras y puzzles. Cuando salió este juego pensé eso, que era un juego para adolescentes y había mucho hype por ser una japonesada de aventura conversacional a occidente. Muchos se equivocaron comprando el juego con esa creencia, y yo me equivoqué retratando el juego de esa forma sin probarlo.
Ya véis, al final la imagen me la he cocinado yo para dar protagonismo a todo en general, y todavía se hace difícil decir que Catherine es un juego de puzzles, usando una alocada historia para integrar los puzzles en su interior como solo a los japoneses de Atlus se les podía haber ocurrido.
Nuestro protagonista, Vincent, entra en una etapa de “sentar la cabeza” de la cual parece tener muchas dudas. Su novia, Katherine, muestra ganas de madurar la relación, pero Vincent parece no tenerlo claro. En ese enclave de la relación, aparece Catherine en su vida, una angelical joven ligera de ropa que pretenderá a nuestro protagonista con todas sus fuerzas. De esta forma “Catherine” nos absorbe con una disparatada historia que plantea la fidelidad en una pareja y la fuerza de voluntad en momentos flacos de una relación. 
Con esa historia parece que estemos jugando a un juego de citas japonés, como decía al principio, pero nada más allá de la realidad. Vincent comienza a tener unas extrañas pesadillas, en las cuáles debemos escalar hasta lo más alto de una montaña de cubos si queremos volver a despertar la mañana siguiente. No puede evitar entrar en el juego, y por mucho que intente resistir, se ve atrapado en estas pesadillas, y ahí empieza el auténtico mejunje jugable. Estos cubos escalables son el juego, son el puzzle, son la diversión, lo son todo.
Los puzzles consisten en mover los cubos empujando, tirando, o utilizando las propiedades únicas de algunos de ellos o los ítems, para escalar y llegar a la cima. No serán esos los únicos problemas, ya que aparecerán otras ovejas, otras personas que están metidas en estas pesadillas, que también querrán llegar a la cima para salvarse, y cuando cruces con ellos, no deberás tener piedad si no quieres que te empujen al vacío, el cuál es nuestro principal enemigo. Si caes GAME OVER. Tampoco faltarán los mayores temores de Vincent, que se mostrarán en nuestras pesadillas para hacernos la puñeta destruyendo cubos y intentando acabar con nosotros antes de tiempo.

Todo el juego son esos puzzles, y enlazan de una forma maravillosa con la historia para no saturarnos de escalar y “cubear”. Hay otros dos puntos jugables que se repiten en la aventura, los “descansillos” que hay entra escalada y escalada, en los que podremos hablar con otras ovejas, muchas de las cuáles reconoceremos de la vida real, aprender técnicas para mover los cubos de forma inteligente, etc. Además también nos irán haciendo una especie de encuesta, en las que será vital contestar para terminar la aventura de la forma “buena” o “mala”.

El otro punto jugable en “Catherine” es la vida real. En ésta podremos mover a nuestro personaje en el bar donde vamos siempre después de trabajar y hasta la hora de dormir. Ahí nos encontramos a nuestros amigos con los que charlamos y confesamos nuestros males, además de otros clientes habituales y no habituales del bar que nos irán contando también algo de su historia. 
Otro detalle divertido que aporta variedad e inmersión a la aventura es que, mientras estamos en la vida real, vamos recibiendo mensajes de texto e imágenes de Catherine (Que nos enviará algunas fotos sexys que solo nos atreveremos a abrirlas en el lavabo) y Katherine a la que podremos contestar eligiendo la forma más inteligente respecto a nuestro comportamiento en la situación (contestar de malas, o contestar de buenas). 
A nivel técnico, las secuencias animadas son excelentes, y el juego cumple sin destacar especialmente y sin pretensiones. Por parte del sonido, me encanta que suenen remixes de temazos de música clásica durante los puzzles, le da un toque muy épico y hará hervir nuestra sangre continuamente. El doblaje de “Catherine” está en inglés, eso sí, subtitulado en Castellano
En conclusión, una historia que entra de lleno en nuestro corazón, y una jugabilidad que aceptará de buena gana nuestro paladar. Un juego único, que no se promociona como puzzle porque tiene algo más, pero al fin y al cabo es eso, un divertido y enganchante puzzle que recomiendo al 100%. Compra Catherine de oferta por 15€ en OfertasJuegos.com.
Nota: 7,5
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+2Pin on Pinterest0Email this to someone
Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora, y desde hace tres años, intento transcribir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. Además de este mundillo también amo el de la tecnología, seguidme en Twitter y sabréis de que hablo.
Sígueme en

Entradas relacionadas:

  • http://www.blogger.com/profile/12159879730406643309 NeoJin

    Voy a dejar de leer ya análisis y cosas de Catherine porque no hago más que torturarme por no poder jugarlo :(

    • http://www.blogger.com/profile/05642345311033509001 Guybrush

      ¿Y porque no puedes jugarlo? Ya has visto que está baratísimo! No hay excusas