Análisis Call of Duty Advanced Warfare

analisis call of duty advanced warfare

Nos estamos acostumbrando a recibir una nueva entrega cada año de muchas de las sagas consagradas en esta generación pasada, y parece que Activision va a continuar con esa idea con la saga bélica por antonomasia (Con permiso de Battlefield). Aún teniendo en cuenta esa poca evolución año tras año, los Call of Duty llevan un desarrollo bastante largo, por lo que se dividen entre varios grupos como Infinity Ward, Treyarch y Sledgehammer Games, la cuál debuta en la saga con Call of Duty Advanced Warfare inyectando algo de sabia fresca que no le ha venido nada mal.

Historia

ATLAS es una megacorporación donde lo importante es tener el armamento más avanzado y sotisficado, mostrándose como una empresa privada que alquila su ejército tecnológicamente avanzado para su uso a Estados Unidos. Nuestra misión, jugando como Mitchell, un antiguo soldado que perdió el brazo durante la guerra, será la de seguir las órdenes de Jonathan Irons para llevar ATLAS a lo más alto, gracias a tu nuevo brazo implantado con la tecnología militar más sofisticada. Pero eso no va a ser nada fácil, y la ambición de Irons te llevará a tomar duras decisiones junto a tu equipo.

Jugabilidad

Si hay algo de lo que puede presumir la saga Call of Duty es de su jugabilidad, que goza de una gran solidez y se muestra como uno de los más populares en el género de los FPS de los últimos años, cautivando a miles de fans y nuevos usuarios. Desgraciadamente ya eran varios títulos de la saga que repetían demasiado la mecánica y que parecía mostrar síntomas de agotamiento, por lo que la “generación Call of Duty” parecía echarse hacia atrás con cada nueva entrega desde su cúlmen de ventas con Call of Duty Black Ops.

Por ello, estamos de enhorabuena, Sledgehammer Games ha sabido leer la tónica algo más fresca de lo que vienen siendo otros FPS populares y le ha dado un mayor dinamismo a su jugabilidad, con unas nuevas mecánicas basadas en la verticalidad -gracias a los impulsores que nos otorgan de un “doble salto” de gran altura- y en las posibilidades, con algunas habilidades como la invisibilidad o el propio uso de ese Jetpack para impulsarse hacia los lados, adelante y hacia atrás. Os lo podéis imaginar, si creíais que los últimos Call of Duty son alocados, súmale a esa velocidad la verticalidad buscada y obtienes una mezcla entre los propios Call of Duty, Crysis (MUCHO DE ESTO) y Titanfall (Menos de lo que parece a primera vista).

Con estas novedades, vemos una campaña igual de peliculera que siempre (cosa nada negativa), que estrecha cada día más el mundo del cine y los videojuegos con actores haciendo de personajes como Kevin Spacey  y con algunas ideas muy majas, que quizás darían para un mayor disfrute en el completísimo -como siempre- multijugador, pero en esta nueva entrega tiraremos las palomitas al aire durante algunos momentos de la aventura, ya que pese a su diseño “encarrilado”, sigue imperando la acción, las emociones fuertes, y ojo que la adicción y la diversión que muestra no es para tomársela a broma, ya que según la misión nos activan una característica u otra de nuestro exo-esqueleto para tener unas habilidades u otras, dependiendo de si necesitamos escalar, necesitamos mayor potencia de disparo o por el contrario usar el sigilo.

call of duty advanced warfare

Como decía, será en el multijugador donde le saquemos más el jugo a todas las novedades, y según vayamos jugando, como es habitual en la saga, iremos desbloqueando toda las capacidades del exo-esqueleto, que otorgan un nuevo nivel de locura (y de vicio) al de por sí consagrado modo que se encarga de vender la mayoría de unidades del juego por sí solo. Además, gracias al “Jetpack” de doble salto, podemos alcanzar nuevas zonas, dejando de ser ese juego “plano” de anteriores COD en algo con muchísima más movilidad (y dificultad).

Apartado técnico

En Call of Duty Ghosts no pudimos todavía ver un nuevo motor gráfico que propusiera algo más que los cuatro o cinco anteriores Call of Duty, incluso en la nueva generación. Esta vez, y sin sacar todavía todo el provecho de la nueva generación, está más que claro que sí han cambiado el motor que mueve el juego, además del desarrollo inequívoco por parte de Sledgehammer Games para la nueva generación y PC (Dejando a Highmoon Studios el port a Xbox 360 y PS3). El número de polígonos, los efectos de chispas, explosiones, humo, los personajes, las expresiones faciales, los escenarios… Nada esta vez desentona ante las posibilidades técnicas que brindan las nuevas máquinas ante un desarrollo lineal que  muestra al jugador en todo momento lo que va a poder recorrer quitando mucho trabajo respecto a otros juegos más abiertos. Se nota para bien y no se le puede poner ninguna pega, es espectacular.

Dentro del apartado técnico, también se puede destacar el sonido. Los efectos son una auténtica pasada, y jugar con auriculares te mete de lleno en la acción gracias a unos realistas sonidos provenientes de todo lo que hagamos en el juego, incluidas las armas que sonarán más ensordecedoras que nunca. Activision también cumple con el doblaje, cuidado al máximo detalle como si de una película se tratara, y como parece que últimamente hacer bien el trabajo es noticia en esto de los juegos, chapó.

call of duty advanced warfare 2

Conclusión

Call of Duty Advanced Warfare no es distinto a los Call of Duty anteriores más inmediatos pero su más acicalado aspecto técnico (más parecido a algo “de nueva generación”) y sus grandes novedades jugables (de verdad, la “tontería” del exo-esqueleto da muchísimo juego) junto a una campaña 100% cinematográfica (¿Vemos Interstellar o nos metemos un vicio a la campaña de Call of Duty Advanced Warfare?) harán gozar a los fans de la saga, que notarán un soplo de aire fresco bastante notorio respecto a lo que viene siendo COD sin por ello cargarse esa “varita mágica” de crear adicción. Se le puede reprochar a Activision muchas cosas, como que “agote” en cierto modo la saga Call of Duty, pero oye, al menos parece que ellos lo sacan realmente acabado, pues no hemos tenido ningún problema de bugs ni cosas raras. Un juego 100% disfrutable y trabajado por fuera y por dentro.

Sígueme en

Museboy

Como la mayoría de vosotros, crecí jugando a videojuegos y ahora, y desde 2011, intento transcribir toda la pasión por este mundo en La Fortaleza de LeChuck. Además de este mundillo también amo el de la tecnología, seguidme en Twitter y sabréis de que hablo.
Sígueme en
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Entradas relacionadas: